Domingo 17 de Noviembre de 2019

El país

El pañuelo que obliga a redoblar presencias

Viernes 8 de Noviembre de 2019
© Página12

Horacio González recibió la máxima distinción de las Madres de Plaza de Mayo

"Este pañuelo de los ausentes, obliga a doblegar nuestras presencias". La frase de un emocionado Horacio González, con Hebe de Bobafini también emocionada hasta las lágrimas a su lado, sintetizó el sentido y el efecto del reconocimiento que el sociólogo acababa de recibir. La Asociación Madres de Plaza de Mayo le entregó el Pañuelo, su máxima distinción, el jueves en su sede frente a la Plaza Congreso. Los acompañaron la cantante Liliana Herrero, esposa de González, y el historiador Ulises Gorini. También las Madres, sentadas en primera fila: Pina, Porota, Beba, Carmen, Visitación, Rosita, que bordó con sus manos el pañuelo. También gran cantidad de gente que llenó el auditorio Juana Azurduy de la Asociación, y que se sumó a lo que terminó siendo una celebración.

Dirigentes sociales y académicos, actrices y cantantes como Cristina Banegas, Lidia Borda y Luisa Kuliok, estuvieron entre la concurrencia. Se recordó que la entrega se estaba realizando un día jueves, y que "desde hace 2161 jueves las Madres de Plaza de Mayo marchan en su plaza". Como un amigo, un defensor de la historia de las Madres, uno de los más grandes intelectuales de la Argentina actual, fue definido el ex director de la Bilbioteca Nacional. También le cupo el adjetivo de "legendario", y aunque despertó risas y bromas entre la concurrencia, aludía a la gran obra de González en todos sus años como profesor, investigador y escritor.

Herrero contó entre risas sobre lo cotidiano, los olvidos de González, la ensalada de lechuga y huevo en el microondas. Pero lo ligò a "un horizonte existencial, político, de proyectos, de ideas de vida, que por ahora compartimos absolutamente". La versión de los nietos sobre su abuelo es, dijo entre risas pero sin ocultar cierto orgullo, la que más se ajusta a la definición del homenajeado. "Ellos dicen: el abuelo está escribiendo un libro eterno e infinito. Porque siempre lo ven en la computadora, entre sus papeles. Para ellos se trata de un único y definitivo libro, que así continuará. Y algo de eso hay. Me conmueve, porque esa es su decisión, su pensamiento y su pasión", reflexionó la cantante y filósofa.


"Hay pocos intelectuales que se juegan, y Horacio es uno de ellos. En momentos tan difíciles para el país, donde ganamos una elección, pero siguen tiempos bravísimos, son lso que necesitamos", lo presentó Hebe. "Para las Madres, el Pañuelo que nos ponemos, es como el abrazo del hijo. Y mal que le pese a algunos, es un símbolo nacional. Se lo damos a gente como Horacio para valorizarlo. Se lo damos a los mejores, y él es uno de los mejores", señaló. En referencia a los recientes ataques que el sociólogo sufrió, a raíz de una nota publicada en la Agencia Paco Urondo, Hebe prefirió tomarlo a broma: "Hay algunas críticas que son un premio. ¡Imaginate que Macri empiece a alabar tus textos!".

En un bellísimo texto sobre el Pañuelo de las Madres, González lo definió como "ese punto de resistencia ante las inclemencias de la historia, cuando todo parece derrumbarse". "Nos dirige al corazón de la resistencia activa a todas las injusticias del mundo", señaló.


Fuente: Página12