Viernes 23 de Agosto de 2019

política

En plena crisis y escondida tras la derrota, Vidal sigue asignando $27 diarios por alumno a comedores escolares

Miércoles 14 de Agosto de 2019
© Política Argentina

Mientras su núcleo duro culpa por la paliza al "voto castigo" a Macri, la gobernadora bonaerense evita la escena pública bajo el paraguas de su cobertura mediática, pero a pesar de la devaluación de más de 30% y la escalada de la inflación de la comida se conoció que su gestión destina menos de $ 30 por chico para que almuercen en las escuelas públicas. ¿Tiene algún plan?


Parece ser que en Juntos por el Cambio, la paliza electoral que recibieron por parte del Frente de Todos produjo diferentes estrategias de gestión y comunicacionales, de hecho cambiantes. Mauricio Macri pasó de la furia del lunes al pacifismo dialoguista de hoy. En la provincia de Buenos Aires, los signos vienen por otro lado: mientras su núcleo duro culpa por la contundente derrota ante Axel Kicillof al "voto castigo" al Presidente, María Eugenia Vidal se esconde de la escena pública y los sets de TV bajo el paraguas de su cobertura mediática.

No obstante, el interrogante más grave de la situación qué va a hacer la mandataria bonaerense con la crisis de los más pobres del distrito de gobierna, que en 48 horas se empobrecieron aún más: es que mientras después de las PASO se disparó una devaluación de más del 30% en dos días y los precios de los alimentos ya escalaron cerca de un 25%, se conoció que Vidal sigue asignando $27 diarios por alumno para que coman en los comedores escolares de las escuelas públicas.

Según publicó Noticias, el gobierno bonaernese asigna menos de 30 pesos diarios por chico para que almuercen en los colegios del distrito. Esta cifra representa un aumento de sólo un 12% con respecto a los $ 24,28 que se destinaban hasta mayo para cada estudiante que se alimenta en los comedores escolares bonaerenses.

“En las escuelas no está mal que se preparen guisos para que rindan los alimentos pero deberían tener carne, legumbres y verduras. Y a veces faltan, por lo que no se logra una buena nutrición que requiere altos índices de proteínas”, le dijo Rosa Labanca, ex directora de la carrera de Nutrición de la UCA y miembro de la comisión directiva de la Sociedad de Obesidad y Trastornos Alimentarios (Saota), a ese medio.

Es que, evidentemente, cuando el valor de tres cajas de leche de segunda o tercera marca cuestan -en mayoristas- casi $150, los $27 por chico no alcanzan de ningún modo para un almuerzo saludable.

Los valores establecidos se gestionan en el Sistema Alimentario Escolar (SAE). Según datos oficiales, el SAE alcanza a más de 1.800.000 chicos de la provincia. A partir de 2018, se universalizó para todos los alumnos el desayuno o una merienda complementaria (DMC) con una inversión adicional de $ 300 millones, a los $ 5.244 millones que contempla el programa. En este rubro se invierte $ 17,10 por alumno.

En distritos del conurbano, docentes o miembros del Consejo Escolar denuncian que la comida no alcanza, que hubo recorte de cupos y que este monto es insuficiente. “Hay un error en decir que el DMC está universalizado, tampoco lo está el comedor escolar que es sólo para escuelas primarias”, dijo a Noticias Fabiana Pérez, dirigente gremial de SUTEBA.

Y agregó: “En Quilmes, los cupos que envían equivalen a la mitad de la matrícula. Si vos tenés 570 alumnos, por ejemplo, el DMC alcanza a 430. En el caso de los almuerzos se ‘estira’ con el preparado de guisos, precarizando la calidad de los nutrientes. Quisieron mostrar que hicieron un ‘equilibrio nutricional’ y retiraron el pan del menú pero no fue reemplazado”.

El director Provincial de Consejos Escolares de la Dirección General de Cultura y Educación Provincial, del cual depende el SAE, está a cargo de Marcelo Di Mario. El Equipo de Investigación de Perfil Educación se contactó con la privada del funcionario para que explique la situación de los comedores escolares pero al cierre de esta nota no respondió los interrogantes. Tampoco quiso hacer declaraciones Gustavo Quian, director del SAE.

La alimentación de los niños en situación de vulnerabilidad es prioritaria en algunos distritos del conurbano bonaerense. Según un informe elaborado por Somos Barrios de Pie junto con un grupo de especialistas, el estado nutricional de 6.662 niños y adolescentes de 0 a 19 años es preocupante en La Matanza, donde el 43,59% de los registrados tiene alguna variante de mal nutrición como sobrepeso, obesidad o déficit alimentario. Estos datos no se alejan de los publicados por el INDEC, en marzo pasado, correspondiente al segundo semestre de 2018, basada en la Encuesta Permanente de Hogares, donde se observa que de 14.3 millones de personas pobres hay un 46,8% que son niñas y niños en la Argentina.


¿Y VIDAL?

El lunes, tras la derrota, la gobernadora dio una conferencia de prensa de un tono diferente al agresivo de Macri. "Por supuesto que estamos preocupados, y vamos a seguir acompañando a los bonaerenses (...) Está claro que la devaluación va a tener impacto y vamos a reforzar el trabajo que tenemos con todos los municipios, con todos los referentes sociales", afirmó.



Sin embargo, Vidal desapareció de los medios que recorría diariamente en la campaña y no hizo ni un solo anuncio aún. Según Letra P, desde el gobierno bonaerense hicieron correr que la gobernado mandó a sus ministros Hernán Lacunza y Santiago López Medrano a evaluar medidas económicas y sociales.

Según esa versión, se trataría de un aumento en los montos para planes sociales y a los irrisorios $ 27 para que coma cada chico a través del Servicio Alimentario Escolar.


Fuente: Política Argentina
Más artículos