Jueves 22 de Agosto de 2019

Las relaciones con Brasil

Alberto Fernández trató a Bolsonaro de “misógino y violento”, pero el brasileño no retrucó

Miércoles 14 de Agosto de 2019
Jair Bolsonaro, presidente brasileño.
© Clarín

El candidato K replicó la advertencia sobre una “izquierdeada” que hizo el presidente de Brasil. Ahora Bolsonaro baja el tono.

Corresponsal en Brasilia

"El presidente declina hacer cualquier referencia”, respondió, lacónico, el portavoz del gobierno de Brasil, general Otavio Rego Barros, ante una consulta de Clarín sobre cómo Jair Bolsonaro recibió los comentarios de Alberto Fernández en los que el candidato del kirchnerismo calificó al jefe de Estado brasileño como “racista, misógino y violento”.

El candidato kirchnerista, súbitamente consagrado a los ojos del gobierno de Brasil como un inesperado favorito para ganar la presidencia argentina en octubre, dijo también en una entrevista que concedió a los periodistas María O'Donnell y Ernesto Tenembaum que “Bolsonaro es una coyuntura en la vida de Brasil como Macri es una coyuntura en la vida de Argentina”, que “no tiene problemas en tener problemas” con el mandatario brasileño y que “le pediría que deje libre” al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva. Pese a eso aseguró también que “con Brasil nos vamos a llevar espléndido. Brasil va a ser siempre nuestro principal socio”.

Además, Fernández fue crítico con el gobierno de Nicolás Maduro, resaltó su carácter autoritario y destacó el informe de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, la ex presidenta de Chile Michelle Bachelet, sobre las masivas torturas y ejecuciones extrajudiciales del régimen venezolano, al que repetidamente Bolsonaro ha asociado con la candidatura del ex jefe de Gabinete.

La situación de Argentina fue ampliamente debatida en una reunión del Consejo de Ministros de Brasil, el órgano que integran todos los miembros del gabinete de Bolsonaro. Allí, además del presidente brasileño, estuvieron el vicepresidente Hamilton Mourao y el ministro jefe del Gabinete de Seguridad Institucional, Augusto Heleno, dos generales favorables a una menor exposición en la campaña electoral argentina, a diferencia del explícito apoyo de Bolsonaro a la hoy considerada improbable reelección de Macri.

El respaldo de Bolsonaro al presidente argentino también tuvo un contrapunto de Rodrigo Maia, presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, quien criticó al jefe del Poder Ejecutivo por esa repetida interferencia.


“Deberíamos primero aguardar el resultado del proceso electoral para después tomar cualquier tipo de actitud. Eso es importante para que no parezca un intento de interferencia. No sé si ese intento es real o no. Pero si fuera, creo que tal vez le dé votos y hasta consolide votos para la fórmula de la ex presidente (Cristina) Kirchner. Creo que a nadie le gusta ver interferencia de un país en otro”, dijo Maia.

“No es porque el presidente Macri puede no perder la elección que la importancia del Mercosur se va a terminar. El Mercosur es mayor que los gobiernos. Creo que tenemos que estar convencidos que el bloque es relevante para el desarrollo de la región”, agregó, en un mensaje que, según la lectura de analistas en la capital brasileña, influyó para que Bolsonaro eligiera no responder a Alberto Fernández, cuya holgada victoria en las PASO del domingo dejó a Brasilia en estado de shock.

El comercio entre Brasil y Argentina, que alcanzó cerca de 26.000 millones de dólares el año pasado, es estratégico para los dos países: por el lado argentino, se exporta al vecino más que a Estados Unidos y China juntos, y del lado brasileño, la pauta exportadora hacia el tercer mayor mercado para sus embarques está compuesta en un 40% por productos de alto valor agregado como autos, autopartes, camiones y otros bienes manufacturados.

Bolsonaro, en la última declaración que dio sobre el tema, en la noche del lunes y antes de ser informado de los comentarios de Alberto Fernández, advirtió que “hay que ver cómo queda la situación (entre Brasil y Argentina). Nadie quiere… yo (no quiero) romper unilateralmente (la relación), pero él mismo, el candidato (Alberto Fernández), cuyo partido ganó las previas, dijo que quiere rever el Mercosur. La primera señal es que va a ser una situación bastante conflictiva”.

El mes pasado, en una entrevista con Clarín, Bolsonaro también se refirió a posibles roces con Argentina en caso de una victoria electoral de Fernández. “Tengo la convicción de que, por las declaraciones del candidato de Cristina Kirchner, de revisar el acuerdo Mercosur-Unión Europea y visitar aquí en Brasil un presidiario condenado por la justicia en tres instancias (por el ex presidente Lula), es una señal que podemos tener un roce con Argentina que no queremos tener”.


Fuente: Clarín
Más artículos