Viernes 20 de Septiembre de 2019

El país

Cortina probará suerte con el PRO

Miércoles 12 de Junio de 2019
© Página12

El socialismo porteño se incorporó al espacio de Cambiemos en la Ciudad

El socialismo porteño acordó ir dentro del espacio que llevará como candidato a jefe de Gobierno a Horacio Rodríguez Larreta. Caída la posibilidad de ser candidato al mismo cargo por el espacio de Roberto Lavagna, Roy Cortina acordó formar parte de otro movimiento que unirá al PRO, a la Coalición Cívica y también a la UCR.

Cortina había explorado la posibilidad de ir a internas con Marco Lavagna y Matías Lammens, quien terminó negociando con sectores del peronismo y el kirchnerismo. Será la primera vez que el socialismo haga una alianza con el PRO (en Santa Fe lo enfrenta).

La noticia fue publicada por el sitio La Letra P, en donde Cortina justificó su decisión de acompañar a Larreta: "Aceptamos la invitación a un espacio plural en donde hay espacios con los que tenemos afinidad, como la Coalición Cívica y Evolución. Hemos decidido privilegiar la construcción política de la Ciudad. Nos parece que es el lugar adecuado nuestro", dijo en referencia a los partidos de Carrió y Martín Lousteau, con los que Cortina supo compartir un frente. Y también con quienes terminó rompiendo.

Con esta decisión, Larreta termina de fagocitar a todos los adversarios que alguna vez se unieron detrás de Lousteau y que estuvieron cerca de quitarle la jefatura de Gobierno en el ballotage del 2015. Antes, había conseguido incorporar a Graciela Ocaña y Carrió se había sumado a Cambiemos. Ahora por primera vez el socialismo se sumará a Vamos Juntos (que pasará a ser Juntos por el Cambio), en un acuerdo en el que también entraría el radicalismo porteño.


Según trascendió, el artífice del acuerdo con Cortina es uno de los más ágiles negociadores que tiene Larreta: su vicejefe de Gobierno, Diego Santilli. El peronista trabajó en un acercamiento con el dirigente socialista junto con el vicepresidente primero de la Legislatura, Francisco Quintana y con el legislador Agustín Forchieri.

El socialismo porteño había pasado por las experiencias de ECO y Evolución, que fueron quebrándose. Su última ruptura fue con Lousteau, que lo acusó de aceptar cargos en la Legislatura del macrismo. Este año, Cortina trabajó en armar un espacio porteño para Lavagna, que nunca llegó a cuajar y que se desarticuló cuando Lammens decidió negociar con otros sectores. Ahora probará suerte con el PRO.


Fuente: Página12