Jueves 21 de Marzo de 2019

El país

Extorsionados y ahora amenazados

© Página12

El hijo del empresario extorsionado por Marcelo D'Alessio denunció una serie de intimidaciones

Sábado 16 de Febrero de 2019

Un hijo de Pedro Etchebest, el empresario que denunció al operador Marcelo D'Alessio por pedirle 300 mil dólares en nombre del fiscal Carlos Stornelli para no imputarlo en la causa de los cuadernos, presentó hoy una denuncia penal para que se investiguen sugestivas visitas de desconocidos a su casa de Mar del Plata. Matías Etchebest aclaró que teme por su integridad y la de su familia porque ya recibió varias amenazas de muerte.

Etchebest padre, el presentar la denuncia que investiga el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, dejó constancia que una de sus principales preocupaciones pasaba por su hijos, Matías y Pedro Gastón. En uno de los audios que grabó y entregó a la justicia, D'Alessio le advierte que “no vas a tener ningún daño, salvo económico, porque Stornelli no es bueno”. Más adelante le sugiere potenciales daños alternativos: “El tipo podría te podría haber costado seis años de meterte adentro, terminar la vida por la puerta de atrás, cagar a tu hijo”.

Matías Etchebest, que tiene 41 años y ciudadanía estadounidense, se presentó hoy al mediodía en la comisaría 14ª de Mar del Plata para denunciar dos episodios ocurridos en los últimos cuatro días en su casa del barrio Sierra de los Padres. El primero ocurrió el miércoles alrededor de las cuatro de la tarde. Un hombre de unos 50 años que se movilizaba en un Renault Kangoo color gris bajó del auto frente a su casa. Cuando el vecino le dijo que Etchebest no estaba, se volvió a subir y se fue “sin mediar palabra alguna”.

Esta mañana, en tanto, al subir a la planta alta de la casa, Etchebest descubrió que de un pallet de ladrillos huecos que estaban ordenados en la planta baja, autores desconocidos habían separado unos veinte y los habían trasladado unos cinco metros y los habían “apoyado en fila”, hasta la pared de la escalera que da hacia su azotea. Ante las preguntas de los policías, que apuntaron los hechos en un castellano borrascoso, respondió que los anónimos visitantes estuvieron allí “unos cinco a diez minutos aproximadamente” y que el testigo también es su vecino.

El denunciante aclaró que en la zona no hay cámaras de seguridad, que no tiene alarma de monitoreo, y que no hay ninguna persona trabajando en su casa excepto un parquero que estuvo por última vez antes de los movimientos extraños, quien le informó que él no tocó los ladrillos. Agregó además que descubrió una teja rota en el techo.

El hijo del empresario que denunció la extorsión en nombre de Stornelli dejó constancia por escrito de que “teme por su integridad física y psicológica” y también por la de su familia, porque “este últimos mes tuvo amenazas varias, de muerte y daño, por vías telefónica”, que denunció con anterioridad.



Fuente: Página12
Más artículos