Sábado 24 de Agosto de 2019

Política

Efecto Bolsonaro: Olmedo hace campaña con “castrar violadores”

Jueves 3 de Enero de 2019
© Noticias

En una nueva muestra del oportunismo efectista del inefable diputado salteño, el ascenso de las posturas reaccionarias gana espacio en los medios.

El ascenso de Jair Bolsonaro en Brasil prendió una alarma en toda la región: el anunciado giro a la derecha del que se hablaba hace unos años puede haber crecido en velocidad. Ese fenómeno tiene su réplica en Argentina con la figura de Alfredo Olmedo, el diputado nacional por Salta

El hombre que se hizo famoso por estar en contra del matrimonio igualitario y pasearse por los estudios de televisión con su campera amarilla, sabe sumarse a las distintas modas que propone la derecha internacional. Sin ir más lejos, en el 2016 se anunciaba a sí mismo como el “Donald Trump argentino“, luego de que el empresario multimillonario sea electo presidente en Estados Unidos.

Sus polémicas declaraciones le hicieron una sospechosa fama, que entre otras cosas hizo que sea elegido como el peor político del año en una reciente encuesta de la revista NOTICIAS. Sin embargo, su presencia mide en términos de audiencia y los medios de televisión no le cierran las puertas, incluso aunque sus posturas muchas veces despierten polémica.

(Leer también: Olmedo en Brasil: festeja el triunfo de la “mano dura” y se siente el “Bolsonaro argentino”)

Durante el mediodía del miércoles, Olmedo visitó al programa “Nos vemos” que suele ir de lunes a viernes de 13 a 15hs por la pantalla de C5N. En ese lugar, el diputado salteño dio suelta a una serie de desafortunadas pero efectistas declaraciones en un contexto social donde las posturas reaccionarias ganan lugar.

“He planteado que el violador tenga cárcel perpetua, que pierda todos los bienes y que lo castren. Los psicólogos dicen que no es la solución pero no hay ninguno castrado así que no lo podemos saber”, comenzó argumentando en relación al aberrante caso ocurrido en Miramar, donde una menor de 14 años denunció ser violada en una carpa por cinco varones mayores de edad.

En ese mismo orden, agregó: “Hay que poner orden en el país: ¿qué hace una menor a las 5 de la mañana en un lugar donde no tenía que estar? Yo plateé que castren al padre Grassi”. Es curioso que Olmedo vuelva a utilizar la vieja fórmula de responsabilizar a las víctimas, justo un día después de que el sitio web de Clarín tuviera que modificar una nota que planteaba un interrogante similar.


(Leer también: Moda mano dura: los referentes del bolsonarismo en Argentina)

También resulta llamativo que el diputado salteño y aspirante a presidente no mencionara al patriarcado ni a la sociedad machista como causa de estos hechos, sino que plantea a los casos de violencia de género como un problema político y vinculado a las drogas. “Por qué tenemos que mantener a los presos. Muchas veces, detrás de un delincuente hay un político o un policía que lo protege“, enfatizó tratando de seducir a los sectores más conservadores e indignados.

Ola Bolsonaro. Para que no quedaran dudas de su comodidad con el pensamiento que encarna el nuevo presidente brasileño, el diputado agregó: “Es el orden del que habla Bolsonaro. Es el orden del que habla Olmedo. Argentina por sobre todo, pero sobre Argentina, Dios”. Por si todavía quedaba alguien desorientado, concluyó en la pantalla de C5N: “Bolsonaro fue muy claro. Con la ideología de género no. Olmedo dice lo mismo”

Estos dichos, preocupantes y a la vez efectistas de cara a un año electoral, se da en el mismo momento en el que la prensa brasileña cuestiona una “medida provisoria” que eliminó a la comunidad LGBTIQ “de la lista de las directrices de protección de los derechos humanos”, las cuales estaban amparadas por el Ministerio. La medida conocida como “870/19” está referida a los cambios ordenados en la estructura de los ministerios, incluyendo a la nueva cartera de la Mujer, de la Familia y de los Derechos Humanos, comandado por la pastora Damares Alves.

En Argentina sucede algo similar con los movimientos que se oponen a la implementación y ampliación de la Ley de Educación Sexual Integral (ESI), lo cual dio lugar al movimiento “Con mis hijos no”. En esa misma línea, Olmedo fue el único parlamentario que votó en contra proyecto conocido como “ley Micaela”, el cual establece la capacitación obligatoria en materia de género para todos funcionarios de los tres poderes del Estado. “He sido el único diputado nacional que he votado en contra de la Ideología de Género, voy a seguir sosteniendo que Dios creó al hombre y a la Mujer”, sostuvo mediante su cuenta personal de Twitter.

¿Qué resultados tendrá en las próximas elecciones este raid mediático en votos en las urnas? Las corrientes conservadoras, mientras tanto, ganan cada vez más lugares de visibilización.


Fuente: Noticias
Más artículos