Domingo, 16 de Diciembre de 2018

Política

La jueza escuchó a los familiares del Ara San Juan

A través de una videoconferencia, Yáñez se comprometió a mostrarles nuevas imágenes del hallazgo cuando las reciba Crédito: Mara Sosti
© La Nación

A través de una videoconferencia, Yáñez se comprometió a mostrarles nuevas imágenes del hallazgo cuando las reciba

MAR DEL PLATA.- Todavía sin más imágenes que las tres fotografías difundidas apenas se confirmó el hallazgo, la jueza Marta Yáñez dialogó ayer con más de medio centenar de familiares de miembros de la tripulación del ARA San Juan .

En la conversación, transmitió el compromiso de ser la primera en recibir las más de 67.000 imágenes subacuáticas tomadas desde el buque Seabed Constructor y expresó su compromiso de acoger a los familiares cuando lo requieran en su despacho de Caleta Olivia.

Por videoconferencia, además de varias preguntas y algunos cuestionamientos, los familiares le dejaron una inquietud que abrazan la mayoría de ellos: que avance con la posibilidad de reflotar el submarino. Quieren saber qué pasó y cómo pasó. Yáñez dijo que todo dependerá de obtener información más precisa, algo que todavía espera en su tribunal.

La telecomunicación entrelazó a familiares en Lomas de Zamora, Salta y Santa Rosa. La jueza relató que recopiló documentación, testimonios de jefes navales y copias de registros de vehículos subacuáticos con los que se logró dar con el submarino tras 366 días de incertidumbre sobre su destino final.

Mesurados y reservados, los familiares que tomaron contacto con Yáñez mostraron sensaciones distintas. Algunos se fueron conformes y otros, con sabor a poco.

Le preguntaron a la magistrada si tenía más material fotográfico registrado durante el hallazgo del submarino. Yáñez les aseguró que las tres imágenes era todo lo que tenía por ahora y que en valija diplomática le llegará mucho más el próximo 4 de diciembre desde Ciudad del Cabo, destino del buque de la empresa Ocean Infinity, contratada por el Gobierno para buscar el ARA San Juan. "Como muchas otras esposas y mamás, planteé el pedido de reflotamiento del submarino", explicó Marcela Moyano, esposa del tripulante Hernán Rodríguez. Quedó conforme con la reunión y destacó que los familiares pidieron privacidad del material que se incorpore a la investigación. "Nos mostrará más imágenes cuando las reciba", comentaron los padres de otros dos suboficiales. Las pocas familias que no avalan o al menos no reclaman el reflotamiento mantuvieron silencio, como para no obstaculizar a aquellos que sí lo solicitaron de manera explícita.



Fuente: La Nación
Más artículos