Miércoles 13 de Noviembre de 2019

En la Quinta de Olivos

Mauricio Macri reúne a sus legisladores en medio del debate por el aborto

Lunes 26 de Febrero de 2018
Una marcha frente al Congreso para pedir por el aborto legal, seguro y gratuito.
© Clarín

Los recibe en la previa de la apertura del Congreso. Prevén que la despenalización se colará en la agenda.

Mauricio Macri recibirá esta tarde a los legisladores de Cambiemos en la Quinta de Olivos, en la previa a su discurso ante la Asamblea Legislativa y luego de que la vía libre al debate sobre la despenalización del aborto dominara la agenda desde la semana pasada. El Presidente no se pronunció públicamente desde que habilitó el tratamiento en el Congreso y acaso transmita algún posicionamiento durante el encuentro, aunque en la Casa Rosada buscaron despegarse de la discusión: “Lo vamos a mirar desde lejos”.

La última vez que Macri habló en público sobre la interrupción legal del embarazo fue hace más de un año, con una posición contraria a la despenalización: “Defiendo la vida desde la concepción hasta la muerte”. Desde que se conoció el nuevo escenario de discusión en el Congreso se acumularon las opiniones a favor y en contra, el poroteo en los bloques y los relevamientos en el interior del Gobierno. Como publicó Clarín, los ministros más poderosos y los dirigentes más influyentes rechazan la despenalización, entre ellos Marcos Peña –jefe de Gabinete-, el coordinador Mario Quintana, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, la vicepresidenta Gabriela Michetti y los ministros Rogelio Frigerio (Interior), Carolina Stanley (Desarrollo Social) y Jorge Triaca (Trabajo). La misma postura comparten espadas legislativas del PRO, como Emilio Monzó –titular de Diputados- y Federico Pinedo, presidente provisional del Senado.

Peña volvió a pronunciarse en contra de la legalidad del aborto, aunque con matices para no condicionar de antemano el debate. “No estoy a favor de la despenalización, pero entiendo la complejidad del tema”, dijo en el programa PH, de Telefé. “Me cuesta abstraerme de la imagen de escuchar el corazón de mis hijos a las seis, siete semanas pero entiendo que hay que salir de la creencia y mirar la problemática general”, insistió en el argumento de la “complejidad” del problema, en el que ubicó “muchos grises” más allá de las posiciones extremas a favor o en contra de la despenalización.

La intención del Ejecutivo será presentar el debate como con cierta autonomía por parte del Congreso. “Es una discusión parlamentaria. Lo vamos a mirar de lejos”, adelantó un funcionario la postura que buscará mostrar la Casa Rosada. Por el momento, la mayoría de los legisladores de Cambiemos también se expresaron en contra. “La opinión en el Ejecutivo no modifica mucho. En el Senado sobre todo va a ser difícil que pase, suelen ser más conservadores, pero de cualquier manera el tema puede ir creciendo con dinámica propia”, coincidió un referente de Cambiemos en el Congreso.


Macri en principio tiene en agenda reuniones de coordinación y seguimiento, por lo que llegaría al encuentro con los legisladores sin hablar públicamente del tema. Sus colaboradores estimaban anoche que en su discurso para el abrir el período de sesiones ordinarias en el Congreso hará referencia al debate, aunque lo más probable sin explicitar su posición personal. Sus palabras ante la Asamblea Legislativa están siendo elaboradas por un equipo liderado por Peña.

Más allá de que la discusión sobre el aborto cruzará la reunión en Olivos, integrantes de Cambiemos consideraban anoche que no saldrían fuertes definiciones, como las veces anteriores, en las que Macri en el Quincho de la Quinta agradeció a los legisladores y los arengó para el nuevo período parlamentario. En todo caso podría haber un repaso de la agenda, con los tres proyectos en reemplazo del DNU para “desburocratizar” el Estado, la reforma del Código de Procedimiento Penal y la nueva ley de Etica Pública, entre otros proyectos.


Fuente: Clarín