Martes 20 de Agosto de 2019

INTERPRETA A MONROE

Vanesa Sprom: "Igual que Marilyn soy una soñadora"

Jueves 23 de Mayo de 2019
© Revista PRONTO

Fan del ícono de los años ‘50, la actriz argentina creó un unipersonal, "Quién te dejó así Marilyn", que presenta en la sala Colette del Paseo La Plaza.

A temprana edad, Vanesa Sprom (39) decidió que quería ser actriz. Apenas terminó el colegio, se inscribió en la Escuela Nacional de Arte Dramático y luego continuó su formación con actores de la talla de Lito Cruz, Germán Kraus y Ana María Campoy.

A partir de entonces comenzó a hacer su propio recorrido: tuvo participaciones en novelas como Casados con hijos, Los exitosos Pells, Rincón de luz y La niñera, entre muchas otras. En paralelo y “para no esperar los llamados de los productores”, creó Hane Producciones, su propia productora con la que hizo varios infantiles y con la que creó Quién te dejó así Marilyn, el unipersonal inspirado en la estrella ícono de los ’50 que está todos los sábados a las 21 en la sala Colette del Paseo La Plaza. “Se trata de una mujer psicótica que está obsesionada con Monroe y habla del desamor que tienen ambas. Marilyn tuvo varios desamores con los hombres y también con la industria cinematográfica, porque fue una mujer objeto”, dice Sprom, quien durante seis meses estuvo ensayando, probando el cambio de voz, mirando películas y documentales y estudiando cada movimiento de la artista para interpretarla. “Intentar ser una buena actriz le costó ser feliz”, asegura a Pronto, y agrega: “Siento que en otra vida la conocí, me hubiese gustado ser su amiga por un rato”.

¿Cómo surgió la obra? ¿Sos fanática de Marilyn?

Surgió de mi admiración por ella. Me parece que fue una mujer bellísima, pero no sólo por fuera. Siempre me gustó, pero me volví fanática a mis 21 cuando viajé a Hollywood y vi la escenografía de ella en todos lados. Y hasta fui a lcementerio Westwood Village Memorial Park a visitarla. Cuando entré no lo podía creer: ¡todo Hollywood con merchandising de ella y nadie le lleva flores! Así que fui y le llevé una flor. La obra es una forma de darle vida nuevamente (piensa) Ella fue tan hermosa y tan única que nadie la puede imitar. Yo no quiero decir que soy la nueva Marilyn, quiero rendirle un homenaje.

¿Qué es precisamente lo que te gustaba de esta artista que fue un ícono?
Siempre me gustó su dulzura, su sonrisa y su relación con la naturaleza. En los documentales que se ven de ella y las pocas imágenes que quedaron de su vida normal se ve que amaba correr por la playa. O agarraba a los animales con mucha dulzura. Ella era una mujer muy a flor de piel. Marilyn quería ser una gran actriz, pero no la dejaban porque siempre le querían dar el papel de rubia sexy y tonta. Por su cuerpo y por su sensualidad, le fue imposible lograrlo.

Contás que la investigaste mucho antes de interpretarla, ¿hay algún dato que te haya sorprendido?
¡Sí! Tuvo que padecer abortos para poder trabajar en cortos o en películas. Por ejemplo, para filmar Diamonds are a girl’s best friends la hicieron abortar para entrar en el vestido fucsia. Y a raíz de eso, jamás pudo ser madre porque tenía abortos espontáneos. Y ella tenía un instinto maternal enorme. Hubo mucha tragedia en su vida y no la quería ningún hombre: el jugador de béisbol Joe DiMaggio la dejó por celos y Arthur Miller la dejó por considerarla tonta. Y ella toda la vida buscó un marido.

Y con John Kennedy tampoco le fue bien.
No, ella quería que él la amara. Pero él era el presidente de Estados Unidos y estaba casado con Jackie. Buscaba cosas muy imposibles (ríe). En la obra yo juego con un maniquí de Kennedy y le
hablo: “John, ¿por qué no me llamaste? Yo estaba esperando” ¿Por qué ehombre tenía que llamar? Las mujeres se ríen mucho con esa escena y también me escriben mucho en mi Instagram (@vanesasprom) y en la cuenta de la obra (@quientedejoasimarilyn).


Hoy en día las mujeres también tomamos las riendas. ¿Cómo te la imaginás si Marilyn estuviera viva?
No me la imagino en este mundo actual (ríe). Creo que con su carácter tan sumiso y la falta de sus padres en su vida, su carácter no hubiera sido muy diferente en este siglo. No creo que haya podido ser una mujer rebelde y guerrera. Pero sí podría haber sido más respetada en la
industria y por los productores.

¿Encontrás algún punto en común entre su historia y la tuya?
En la historia no. Sí tengo en común el ser soñadora, yo también sueño ser reconocida como actriz. Es el desafío que ella siempre tuvo y el que yo también tengo.

¿Cómo comenzó tu carrera?
Desde chiquita. En el colegio me ponía al frente e imitaba a las profesoras y a los cantantes de ese momento: Pablito Ruiz, Luis Miguel y Cristian Castro. Era la actriz del curso y me anotaba en todos los actos. Cuando terminé el secundario, mi papá, empresario, me dijo: “andá a la facultad
y anotate en Administración de empresas”. Fui, pero en el camino me desvié y me anoté en la Escuela Nacional de Arte Dramático. Hice la prueba, quedé seleccionada, hice la carrera y continué formándome.

Tuviste participaciones en Casados con hijos, Los exitosos Pells y Rincón de Luz. ¿Con qué actor te dio más gusto trabajar?
¡Con todos! No podría elegir uno. Entre mis 20 y 30 años estuve haciendo participaciones y bolos en la tele y la recuerdo como una muy linda época. En 2012 hice El Reportero, mi primera obra de teatro comercial con el Chiqui Abecasis y la pasé muy bien.

¿Qué te gustaría hacer en el futuro?
Me encantaría hacer televisión, nunca conseguí un papel importante ahí. Por lo pronto, estoy preparando una obra infantil que se llamará Coca es una estrella. También sueño con recorrer festivales con Quién te dejó así Marilyn. Ojalá se dé.


Fuente: Revista PRONTO
Más artículos