Miércoles, 19 de Septiembre de 2018

Marcos Peña

Interna en Cambiemos: Macri se reunió con los radicales para limar asperezas

© El Destape

El mandatario cenó con los dirigentes radicales para recomponer la relación que comenzó a romper Carrió.

Tras el revuelo que provocó Elisa Carrió con sus chicanas contra los radicales, el presidente Mauricio Macri intervino y se reunió con los principales dirigentes de la UCR en la Quinta de Olivos para limar las asperezas por el ajuste fiscal del presupuesto 2019 y recomponer la relación política que pende de un hilo.

En la noche del martes, los gobernadores Alfredo Cornejo (Mendoza), presidente del comité nacional de la UCR; Gerardo Morales (Jujuy), y Gustavo Valdés (Corrientes); el el jefe del interbloque de senadores de Cambiemos, Ángel Rozas; el de diputados, Mario Negri , y el ex senador Ernesto Sanz; cenaron con Macri, con el jefe de Gabinete Marcos Peña; y con el ministro de Interior Rogelio Frigerio..

Entre los temas que hablaron, según consignó una nota de La Nación, estuvo la división expuesta en la que quedó el interbloque de Cambiemos en Diputados por el debate por la legalización del aborto ya que fue el punto de quiebre con la cofundadora de Cambiemos, Elisa Carrió.

En la mañana del lunes, los radicales se reunieron en el despacho del jefe de Gabinete en la Rosada junto con Rogelio Frigerio y con el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne para analizar el presupuesto 2019, con recortes de partidas y el ajuste fiscal en las provincias. Tras el encuentro, los dirigentes de la UCR quedaron en reunirse con los gobernadores para analizar por dónde pasará la reducción de gastos provinciales. Una de las alternativas sería el ajuste en las transferencias no automáticas a las provincias.

Según allegados a los ministros, "la reunión fue muy positiva". En la primera parte del encuentro, los funcionarios escucharon las quejas de los gobernadores sobre reuniones reservadas que el Gobierno mantuvo con el jefe del bloque de senadores del PJ, Miguel Pichetto, y con el jefe del Frente Renovador, Sergio Massa, para acordar el ajuste fiscal.

Al respecto, Frigerio y Peña explicaron que los peronistas exigen que el ajuste fiscal comience por la Ciudad y la provincia de Buenos Aires y que estos distritos absorban los gastos en subsidios en energía, transporte y obras de agua potable y cloacas que realiza la empresa Aysa.

También, los radicales expresaron su enojo por las chicanas de Carrió, a lo cual, el jefe de Gabinete les explicó que había conversado en privado con la diputada y dijo que "hay que tener cuidado de no herir susceptibilidades, de decir cosas que pueden ser chistes que pueden herir; Cambiemos es la principal fuente de esperanza en los argentinos y hay que cuidarla".



Fuente: El Destape