Lunes 30 de Marzo de 2020

Venezuela

Venezuela denunciará ante la ONU planes de ataques terroristas desde Colombia tras mostrar pruebas de campamentos paramilitares

Jueves 26 de Marzo de 2020
© Nodal

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, anunció este miércoles que el Gobierno de su país denunciará ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), los nuevos planes violentos que se organizan desde Colombia.Venezuela denunciará ante la ONU planes de ataques terroristas desde Colombia tras mostrar pruebas de campamentos paramilitares

“Denunciaremos ante la ONU los nuevos planes violentos organizados desde Colombia para generar ataques terroristas y asesinatos selectivos a autoridades en Venezuela. Desde 2018 informamos al Gobierno de Colombia sobre estos planes y nada hacen. Todo indica que los apoyan y financian”, indicó el canciller.

El jefe de la diplomacia venezolana hacía referencia a los planes desestabilizadores que pretendía ejecutar la oposición de este país y que fueran denunciados en la mañana de este miércoles por el vicepresidente de Comunicaciones, Turismo y Cultura, Jorge Rodríguez.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció el pasado martes que desde Colombia se entrenan focos violentos que se entrenan en Barranquilla y Ríohacha para atacar el país en medio de la pandemia del Covid-19.

“Continúan las conspiraciones, ayer fue capturado en la carretera de Barranquilla- Riohacha, una persona de nombre Jorge Alberto Molinares Duque, quien se movilizaba en un vehículo y ahí transportaba un arsenal de armas”, informó el presidente.

Asimismo, el ministro Rodríguez detalló un plan coordinado desde Colombia para atentar este marzo contra el jefe de Estado, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, así como la vicepresidenta y ministros.

Desde Colombia procedía un amplio arsenal de guerra incautado por por la Policía de Tránsito de ese país, el que comprendía al menos 26 fusiles de asalto AR-15, miras telescópiscas, visores nocturnos, silenciadores para fusiles, 30 miras láser, designadores láser y radios de comunicación, así como chalecos y cascos tácticos, valorados en aproximadamente 500.000 dólares.

La ruta crítica de este armamento desde Barranquilla (noreste de Colombia) hasta ingresar al estado Zulia (noroeste de Venezuela), apertrecharía a tres grupos de asalto entrenados en Colombia para generar situaciones de violencia en el país suramericano.

Rodriguez aseguró que el presidente de Colombia, Iván Duque, colaboró en estos planes con la derecha venezolana, al tiempo que puso al tanto a su homólogo estadounidense, Donald Trump, tras su encuentro en Washington.

Telesur

El vicepresidente sectorial de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, denunció este miércoles la existencia de tres campos de entrenamiento en la ciudad de Riohacha, Colombia, donde igual número de grupos paramilitares se están entrenando con armas y explosivos para realizar atentados y actos terroristas en Venezuela, con el apoyo de mercenarios estadounidenses y el apoyo del gobierno de ese país.

En rueda de prensa este miércoles al mediodía, Rodríguez denunció que estos grupos planear aprovechar la pandemia del Covid-19 para combinarla con estos hechos de violencia extrema.

El pasado 23 de marzo, la policía de tránsito de Colombia decomisó un arsenal de guerra en una camioneta Renault, consistente en 26 fusiles de asalto AR-15, 36 culatines para fusil, 28 visores nocturnos de dos ojos, 9 visores nocturnos de un ojo y ocho silenciadores de fusiles, 24 unidades de mira para fusil, 4 binoculares nocturnos, 30 miras láser de un punto, 14 designadores láser, dos radios de comunicación Motorola, 3 baterías, 15 cascos militares tácticos y 3 chalecos antibalas.

Las armas tienen un valor aproximado de 500 mil dólares, enfatizó Rodríguez.

Fueron halladas cuando el vehículo se trasladaba en la vía Ciénaga-Barranquilla, y se dirigía hacia la ciudad colombiana de Riohacha. Una alcabala policial colocada por las medidas de cuarentena por el coronavirus, vigentes en el país desde hace unos días, fue la que hizo el descubrimiento, según expresó en la noche el Presidente Nicolás Maduro en una intervención en el programa Con El Mazo Dando.

El arsenal iba a ser trasladado hasta Venezuela. La persona detenida por las autoridades colombianas en esta operación es Jorge Alberto Molinares Duque, quien señaló que una señora llamada Yasid Álvarez le había entregado las armas, que él debía llevar en la camioneta Renault hasta Riohacha y entregárselas a una persona quien cruzaría la frontera en Paraguachón hacia Venezuela, para perpetrar los eventos violentos.

El plan pretendía el ingreso al país de tres grupos de asalto entrenados en Colombia.

Se activarían el día 10 de marzo, según denunció el Presidente Nicolás Maduro; ese día estaba convocada una marcha del opositor Juan Guaidó en la que se esperaban hechos violentos. Iban a atacar unidades militares venezolanas, centros de poder político, crear caos y poner bombas en elementos estratégicos, dijo Maduro. Responsabilizó tanto a Iván Duque, presidente de Colombia, como a Donald Trump.

Finalmente, los planificadores se dieron cuenta de que no tenían capacidad operativa para el 10 de marzo. Abortaron la operación y la postergaron para el 23, 24 o 25 de marzo.

Los ejercicios serían conducidos por mercenarios estadounidenses, pero cada campamento tiene un jefe venezolano; el ministro dio sus nombres:

– Juvenal Sequera Torres, implicado en el intento del golpe del 30 de abril de 2019, ocurrido frente a la base aérea de La Carlota.
– Félix Mata Sanguineti
– Robert Colina Ibarra, alias Pantera, quien fue jefe de seguridad de Andrés Izarra cuando era ministro de Comunicación e Información, y ahora es desertor.

Indicó que en cada campamento hay entrenadores norteamericanos (los agentes «Jordan», «Luke» y «Aro» son sus seudónimos).


Señaló Rodríguez que hace unos días fue capturado en Venezuela el desertor Rubén Darío Fernández Figuera, alias Buho, tratando de ingresar desde Colombia en una trocha ilegal por el estado Táchira, usando una camioneta Hilux blanca.

Rodríguez mostró un video con el testimonio de Fernández Figuera, señalando que él es contactado por un desertor, Felix José Charaima, quien está preso por narcotráfico pero lo contacta desde la cárcel, lo recluta para que pase a Colombia y se encuentre con Humberto Rafael Alemán, quien lo pone en contacto con Robert Colina Ibarra, alias Pantera.

Pantera pone en contacto a Fernández Figuera con Antonio José Sequera, uno de los desertores del intento de golpe de Estado del 30 de abril de 2019, quien coordina con sus hermanos Juvenal y Juven Sequera Torres.

Por encima de ellos se encuentra Clíver Alcalá Cordones, quien fungiría como jefe de toda la operación.

Fernández Figuera señala que él llegó a Riohacha llevado por Robert Colina Ibarra e inició un proceso de entrenamiento en una finca, en uno de los tres campamentos paramilitares. Explica que en la finca había personas muy jóvenes, la mayoría desertores del 23 de febrero de 2019. En la reunión participó una persona de un cuerpo militar estadounidense y tenía un traductor, una sobrina de Clíver Alcalá.

Las armas incautadas iban a ser entregadas a Colina Ibarra, jefe del grupo 3, para que realizara los hechos de violencia. Indicó que las armas incautadas son apenas el 30 por ciento del total y que hay más armas, que serían destinadas a los otros grupos.

Fernández Figuera reveló todos los alias de los terroristas que iban a participar en estos asesinatos selectivos, indicó Jorge Rodríguez.
Direcciones

Jorge Rodríguez reveló la dirección del campamento paramilitar número tres, donde se entrenaban los asesinos con armas largas: Riohacha, carrera 19 entre calles 21 y 22. Dio las coordenadas: 11°32.3’4″ N 72°55’14″O. También dio otra dirección: Carretera 7-H con calle 34, casa número 22.

En nombre del Gobierno de Venezuela, Rodríguez emplazó al presidente de Colombia, Iván Duque, a aclarar de qué se trata esta conspiración. «Sabemos que en Riohacha (Colombia) funcionan tres campamentos donde entrenan a mercenarios para activar planes contra Venezuela», refirió Rodríguez.

“Ni siquiera frente a los complejos días que vive la República se han detenido en el ataque artero”, expresó el vicepresidente sectorial.

Aseveró que «los tenemos infiltrados hasta los teque-teques, Iván Duque. Sabemos cada cosa que dicen, cada coordinación que hacen, cómo trasladan las armas». Sugirió que no ha habido ningún fiscal colombiano que haga un procedimiento de incautación de armas porque se les volvieron a entregar a Alcalá Cordones.

Según Rodríguez, Clíver Alcalá está relacionado con Raider Alexander Ruso, alias Pico, quien tuvo un papel importante en el intento de magnicidio contra el Presidente Nicolás Maduro en agosto de 2018 usando drones con explosivos. También lo relaciona con Luisa Ortega Díaz y su esposo, Germán Ferrer y Hermán Alemán.

Alba Ciudad

El presidente de la República, Nicolás Maduro, auguró el fracaso de los planes terroristas que se preparan desde Colombia, develados este miércoles públicamente tras el trabajo de los organismos de seguridad. A su juicio los mercenarios pagados para atacar a Venezuela fracasarán una vez más porque el Gobierno Bolivariano no lo permitirá.

“Mercenarios mandados por EE.UU., que traicionaron a sus familias y a la patria, no se lo permitiremos”, expresó el Jefe de Estado en contacto telefónico con el programa Con El Mazo Dando, donde además participó el vicepresidente Sectorial para Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez.

“Son tan miserables que sobre lo que podría ser una tragedia a nivel planetario ellos lo hacen una oportunidad”, advirtió el ministro Rodríguez, al reiterar la denuncia del descubrimiento del plan terrorista, preparado desde Colombia para ejecutar en plena pandemia del coronavirus en Venezuela, y que fue revelado gracias a la captura de un mercenario en la frontera.

Con una presentación especial en el programa Con el Mazo Dando, que conduce el presidente de la ANC, Diosdado Cabello, el ministro Rodríguez destacó dos hechos importantes para el descubrimiento de estos planes.

El primero, gracias a la captura del desertor venezolano, alias El Búho, quien reveló toda la información del entrenamiento paramilitar en Colombia, y el segundo hecho la incautación del gigantesco arsenal de guerra por parte de la policía de tránsito colombiana en una camioneta que pretendía seguir hacia el Zulia.

“Resulta que el chófer Jorge Alberto Molinares Duque, le confiesa a las autoridades colombianas todo”, advierte Rodríguez, por lo cual la conspiración fue clara para los organismos de seguridad y de inteligencia de Venezuela.

VTV


Fuente: Nodal