Lunes 17 de Febrero de 2020

En 5 días finaliza el aislamiento

Cuarentena en Japón: siete argentinos siguen a bordo del crucero aislado

Viernes 14 de Febrero de 2020
Después de dos semanas a la deriva, Camboya recibió al crucero Westerdam en el que viajaban 5 argentinos. (REUTERS/Soe Zeya Tun)
© Clarín

Hay otros cinco argentino a bordo de un barco en Camboya, al parecer fuera de peligro. El Diamond Princess terminaría su periodo de cuarentena el próximo miércoles 19 si las autoridades japonesas lo aprueban.

Los pasajeros están contando los días mientras viven un San Valentín muy inusual en el puerto de Yokohama, Japón. Es que alrededor de 3700 personas, entre huéspedes y tripulación, están bajo cuarentena luego de que se detectara un brote del recién denominado Covid-19, el coronavirus​ que ya ha cobrado la vida de 1384 personas a nivel mundial, y que hasta el momento dejó 218 contagiados provenientes del crucero. Se espera que desembarquen la semana entrante.

El jueves por la noche se le permitió a los huéspedes que así lo quisieran terminar la cuarentena fuera del navío en unas instalaciones especiales proveídas por el ministerio de Salud japonés. La propuesta se centraba, sobre todo, en la población más vulnerable: individuos mayores de 80 años, nenes menores de 6 años o quienes sufriesen de alguna condición preexistente que influyera en su estado de salud.

Fuentes de cancillería pudieron confirmar a Clarín que ninguno de los otros 7 argentinos desembarcó y que continúan en el crucero siguiendo las medidas de seguridad.

Jay Swartz, la presidenta de la compañía de cruceros ya había emitido declaraciones a través de Youtube, el domingo 9 de febrero, en las que informó que: "El gobierno japonés y la compañía han suministrado más doctores y enfermeros que ya han abordaron la nave. Expertos en salud mental y farmacia se unirán en breve. Estos recursos ayudarán y brindaran apoyo a nuestro equipo médico a bordo, que han estado trabajando a contrarreloj".

En tanto que el Jefe del Servicio Médico a bordo, el doctor Grant Tarling, publicó el 12 de febrero un mensaje por primera vez en el que confirmó la teoría del primer contagio a través de un pasajero de Hong Kong. "Entre el 20 y el 25 de enero, un pasajero que estaba en el barco e iba de Yokohama hasta Hong Kong fue diagnosticado con coronavirus al arribar a la ciudad en un hospital de Hong Kong el 1 de febrero, seis días después de que él desembarcó del crucero. El hombre no reportó ningún malestar ni síntoma al centro médico de la nave mientras estuvo a bordo. En cuanto supimos esto del hospital en Hong Kong, nos pusimos en contacto inmediatamente con el Ministerio de Salud de Japón quienes desarrollaron un plan de respuesta".

El médico agregó que: "Lo que estamos observando clínicamente es que la mayoría de los casos presentan síntomas moderados que también están presentes en el resfriado común y algunos no presentan síntomas. Sin embargo, también sabemos de un grupo más reducido de individuos que por condiciones preexistentes han sufrido la enfermedad de una manera más severa".

Acerca del estado de salud del argentino de 60 años que ha sido diagnosticado y que está internado en un hospital en Japón fuentes de cancillería confirmaron que "evoluciona bien".

La situación inédita de contagio ocurrida en el Diamond Princess ha sonado las alarmas en los países para el resto de los cruceros, a los que no les han permitido atracar ni desembarcar en países como Tailandia y Vietnam por temor a un contagio. Sin embargo, hasta el momento no se ha probado que ninguno de los pasajeros a bordo tenga la enfermedad ni presente síntomas.


Al Westerdam, de la compañía Holland America Line, a quien se le negó la entrada en cinco países durante las últimas dos semanas finalmente pudo desembarcar en Camboya, en el puerto de Sihanouk a las 11 de la mañana del viernes de acuerdo al Bangkok Post. En el crucero habría 5 pasajeros argentinos.

​Desde cancillería informaron a Clarín que todavía no tienen información confirmada.

Después de exámenes médicos y verificar que ninguno de los pasajeros ni tripulantes presentó signos de enfermedad a bordo, atracaron en el muelle y fueron recibidos por el primer ministro camboyano Hun Sen.

El caso contrario es el del crucero alemán "AIDIvita" -de la empresa AIDA Cruises y que antes había hecho escalas en Filipinas, Malasia y Singapur- incluía un desembarco en el norte de Vietnam que fue negado por las autoridades,

"Las autoridades de (la provincia de) Quang Ninh tienen buenas razones para tomar esta decisión, ya que es necesario imponer medidas drásticas de prevención contra el Covid-19 con el objetivo de evitar que la enfermedad se propague por la provincia", explicaban las autoridades a la agencia oficial de noticias Vietnam News Agency (VNA), aunque no informaba de que hubiera ningún paciente enfermo a bordo.

María Daniela Araujo Padron​



Fuente: Clarín