Domingo 26 de Enero de 2020

el mundo

Irán: más presión para un acuerdo moribundo

Martes 14 de Enero de 2020
© Cenital

Francia, Alemania y Reino Unido activaron el Mecanismo de Disputa que puede terminar de poner fin al compromiso nuclear alcanzado durante la administración de Barack Obama.

El Reino Unido, Francia y Alemania podrían restablecer las sanciones económicas contra Irán. El Alto Comisionado de la Unión Europea para las Relaciones Exteriores, Josep Borrell, informó que esos países miembros del Plan de Acción Integral Conjunto, el acuerdo sobre el programa nuclear iraní, activaron un mecanismo para que la República Islámica cumpla con lo pactado, o dar de baja el acuerdo, ¿Es el inicio del final del acuerdo? ¿Logrará Donald Trump su objetivo de que las demás potencias salgan e impulsen negociar un nuevo tratado?

¿Qué pasó?

Josep Borrell, encargado europeo de supervisar el acuerdo nuclear, informó que el Reino Unido, Francia y Alemania (también forman parte del pacto Rusia y China) activaron el "mecanismo de disputa", por el cual se le da un plazo a Irán para que cumpla con los requisitos firmados, y si no lo hace se puede dar de baja el acuerdo y restablecer las sanciones económicas.

El acuerdo, que también había sido firmado por el Estados Unidos en el 2015 bajo el gobierno de Barack Obama, se vio severamente golpeado cuando Donald Trump decidió retirar a su paí en mayo de 2018 y restablecer las sanciones contra el país asiático, pese a que los observadores coinciden en que Irán venía cumpliendo con sus compromisos en el marco del acuerdo.

El pacto buscaba poner un freno al desarrollo nuclear de Irán y para eso, entre otras medidas, la República Islámica debía restringir el enriquecimiento de uranio para apartar las sospechas de que el país busca construir una bomba atómica. A cambio, los países firmantes retiraban las sanciones económicas que el programa hablia motivado.

Luego del retiro unilateral de Trump y restablecimiento de las sanciones estadounidenses, Irán pidió al resto de los firmantes que den solución al ahogamiento económico que generaron en el país las restricciones financieras establecida por Estados Unidos. Los indicadores económicos continuaron agravándose, y en julio del 2019 el gobierno persa anunció que ante la incapacidad de sus socios para dar respuestas adecuadas, decidía volver a aumentar el enriquecimiento de uranio.

Asesinato de Soleimani


La decisión de Trump de asesinar al general Qasem Soleimani en territorio iraquí, generó mayor desestabilización en la región y más complicaciones en el acuerdo. En medio de una fuerte tensión entre Estados Unidos e Irán, la República Islámica anunció el pasado 6 de enero que abandonaba por completo las restricciones al enriquecimiento de uranio, así como los demás puntos acordados en el ya moribundo compromiso.

La respuesta por parte de los países europeos llegó esta semana, con la activación del "mecanismo de disputa". A través de esta herramienta establecida en el acuerdo, se realizará en los próximos 15 días una evaluación, que se puede extender unos días más para que los ministros busquen dar una solución a la situación. En caso de no llegar a un acuerdo, las partes pueden abandonar el plan y presentar el informe al Consejo de Seguridad de la ONU.

Los firmantes europeos sostienen que no quieren retirarse, pero afirman que no pueden permitir que el país asiático continúe con su desarrollo nuclear, que el acuerdo buscó impedir. De todas maneras, la amenaza de Irán de no cumplir con las metas puede deberse a una búsqueda de herramientas de presión a los socios para que den respuestas al agotamiento económico que vive el país, que se encuentra además asediado desde hace meses por fuertes protestas y respuestas represivas de las autoridades. Este contexto se agravó aún más tras comprobarse el derribo el avión ucraniano por un misil iraní.

La restricción al enriquecimiento de uranio establecida en el acuerdo ponía como límite el 3,6%. De acuerdo a la última inspección del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) Irán superó ese límite llegando a los 4,5%, muy lejos del 90% que se necesita para construir una bomba nuclear.

En medio de los días de mayor tensión y tras los ataques iraníes a dos bases iraquíes con tropas estadounidenses, Trump le pidió a sus ex socios del acuerdo que lo abandonen para negociar uno nuevo. En poco menos de un mes se sabrá si Irán logra acercarse a los otros firmantes del plan y evitar más sanciones, o si el conflicto continuará por otros medios diferentes de los concebidos por Barack Obama, conforme el plan trazado por el magnate republicano.


Fuente: Cenital