Jueves 19 de Septiembre de 2019

El Mundo

Otro revés para el Brexit de Boris Johnson: la justicia escocesa declara "ilegal" la suspensión del Parlamento

Miércoles 11 de Septiembre de 2019
Hoy una corte de apelación señaló como "ilegal" la decisión de suspender las labores parlamentarias durante cinco semanas Crédito: DPA
© La Nación

Hoy una corte de apelación señaló como "ilegal" la decisión de suspender las labores parlamentarias durante cinco semanas

EDIMBURGO (AFP).- El caos en el Reino Unido no cede y el primer ministro, Boris Johnson, sigue sumando reveses. La justicia escocesa declaró hoy "ilegal" la decisión de suspender el Parlamento hasta dos semanas antes del Brexit y el premier prometió dar batalla.

Las dos cámaras del parlamento británico suspendieron ayer sus labores y no se reanudarán hasta el 14 de octubre, dos semanas antes de la fecha prevista de la ruptura del Reino Unido con la Unión Europea. La decisión fue justificada por la necesidad de preparar y presentar el programa de política nacional del nuevo gobierno. Sin embargo los opositores a un Brexit sin acuerdo (algo que Johnson asegura estar dispuesto a hacer) la denunciaron como un intento de atarles las manos.

Hoy el tribunal de apelación de Edimburgo les dio la razón al considerar que la medida tiene "como objetivo obstaculizar al parlamento", por lo que un juez la declaró "ilegal". Pero la sentencia, primera victoria judicial de los opositores a la controvertida decisión, será inmediatamente recurrida por el gobierno de Johnson.

"Estamos decepcionados por la decisión de hoy y apelaremos al Tribunal Supremo del Reino Unido", anunció en un comunicado. "El gobierno del Reino Unido debe presentar un programa legislativo nacional sólido. La suspensión del parlamento es la forma legal y necesaria de hacerlo", insistió.


Otros dos casos judiciales contra la decisión de Johnson están pendientes en Belfast y Londres. El primero sigue en estudio mientras que el segundo, denegado la semana pasada, será analizado por el Tribunal Supremo el 17 de septiembre.

Pese al tono duro con el que accedió al gobierno, tras la renuncia de Theresa May, y su insistencia en que cumplirá con la fecha de salida del bloque económico cueste lo que cueste, el primer ministro británico aseguró ayer que finalmente logrará un acuerdo con la UE y cumplirá con el Brexit el 31 de octubre.

"Vamos a alcanzar un acuerdo y vamos a trabajar muy duro para llegar a un acuerdo", dijo Johnson durante una visita a una escuela. "Estuve en Irlanda hablando con nuestros amigos irlandeses sobre cómo hacerlo. Y vamos a ir a Bruselas y conversar con otras capitales europeas". "Hay una forma de llegar a un pacto, pero requerirá mucho trabajo duro. Debemos estar preparados para salir sin acuerdo", agregó.


Fuente: La Nación