Sábado 4 de Julio de 2020

Economía y política

Prometen no "castigar" a los locales que abran sin autorización

Miércoles 1 de Julio de 2020
Prometen no "castigar" a los locales que abran sin autorización
© El Cronista

En las últimas horas previas a la marcha atrás, la administración tripartita de la cuarentena que se endurecerá hoy apuesta a la "conciencia ciudadana" que respetará las renovadas restricciones. No significa que no habrá controles en la zona metropolitana, con una Casa Rosada que aspira a quitar de las calles a más de dos millones de personas de las 5,3 millones que habían sacado los permisos de circulación.

A sabiendas del hartazgo social por más de 100 días de confinamiento en el AMBA, reflejado en las encuestas, tanto las administraciones de Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad como la de Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires aspiran más a la "persuasión" que a las sanciones. Desde Balcarce 50, por las dudas, recordaron que las infracciones al aislamiento obligatorio pueden derivar en una causa penal.

Los números, por ahora, se mantienen: ayer se registraron 2262 nuevos casos en el país, 1374 en Provincia y 744 en Ciudad; y 27 fallecidos.

El mandatario bonaerense ayer encabezó un Zoom con intendentes del AMBA para afinar los detalles de la Fase versión 1.5. "La intención de una cuarentena más fuerte es frenar los contagios. El diagnóstico es que hay una situación no solo de crecimiento sino de dispersión de la enfermedad en el primer cordón del conurbano y entrando en el segundo", remarcó Kicillof durante la videoconferencia.


Muchos de ellos, si bien no lo expresaron a viva voz, temían en el último tiempo por el nivel de cumplimiento ante un eventual regreso de un confinamiento rígido. En sintonía con lo que ya dejó trascender Ciudad, tampoco en La Plata pretenden "castigar" a los comerciantes que deberán volver a bajar sus persianas.

Kicillof apeló a su título en Economía para la analogía social: no va a desalentar la demanda sino la oferta. Según su razonamiento, con menos gente en las calles (sí será severo el control en el transporte público), a los comerciantes no les sería redituable abrir sus negocios por la escasas ventas. "Si el objetivo de reducción de la movilidad se cumple, el resto se retroalimenta", argumentan cerca del mandatario.

Con la nueva etapa que debuta hoy y se extenderá hasta el viernes 17, desde la Casa Rosada prometen que volverán después la flexibilizaciones. No obstante, advierten que esta podría no ser la única marcha atrás de la "nueva normalidad".


Fuente: El Cronista