Sábado 4 de Julio de 2020

Deuda externa

Versiones cruzadas sobre la nueva propuesta de Guzmán a los acreedores alientan la suba de los bonos

Lunes 29 de Junio de 2020

Con una suba de tres centavos por dólar en las conversaciones, el gobierno podría cerrar con el Bondholder Group, el menor de los tres grupos de acreedores y achicar las diferencias con el resto.

Desde ayer circula una versión que asegura que Martín Guzmán dio el brazo a torcer este fin de semana y elevó la oferta que de 50 centavos a 53 centavos por dólar (al 10% de tasa de descuento) sin contar el cupón contingente -atado al PBI o a las exportaciones- y que con eso el acuerdo con uno de los tres grupos de acreedores estaría cerrado. Desde el Ministerio de Economía lo desmienten y explican que son más las versiones que lo que realmente se avanzó en estos días.

Se trataría entonces del Bondholder Group (BG) que hasta ahora era el que estaba más cercano a la propuesta del gobierno y cuya contrapropuesta última contemplaba un cupón atado a las exportaciones, cuyo pago se disparaba desde un umbral bastante más bajo que el postulado por el Gobierno con su propuesta.

La pulseada por las Cláusulas de Acción de Colectiva descarriló las negociaciones con BlackRock

La otra versión señala que en realidad se mantuvo el valor presente neto de la oferta en los 50 centavos de dólar, es decir el máximo que convalida el FMI en términos de sostenibilidad de la deuda, pero con algunas mejoras en la conformación de la propuesta. Los fondos con bonos más cortos como el Global 21, es decir Fidelity, BlackRock y Ashmore -los tres dentro del grupo Ad Hoc- no quieren empezar a cobrar capital en 2030, sino que piden que el primer vencimiento sea en 2027.

En cambio, se sacaría de la mesa la propuesta de un warrant o cupón, por la imposibilidad de conciliar los pedidos de los acreedores y la valuación de estos instrumentos.

Según explicó el ex secretario de Comercio Exterior, Miguel Ponce, el borrador de la nueva propuesta habría llegado el domingo a primera hora a los representantes de los tres grupos de inversión y también a fondos más pequeños mediante la Unión de Bancos Suizos, con una mejora de la propuesta también que premia en 2 centavos adicionales a los que ingresen de forma temprana al canje. Este endulzante serviría para que, hasta mañana, los acreedores firmen un documento respecto de la aceptabilidad de la propuesta. De lograrse el 50%, el gobierno elevaría formalmente la propuesta ante la SEC.

Llegar a un acuerdo con poco más de 10% del total de las acreencias parece poco, pero es un primer paso para delinear mejor la cancha, no solo con los otros dos grupos que concentran el 27% del total de los 66.000 millones de dólares a reestructurar, sino con el 60% restante que está en manos de inversores particulares o fondos más pequeños. A estos últimos serán los bancos y los brokers los que les acerquen y les vendan las ventajas de entrar al canje.

En cambio, a los bonistas del grupo Ad Hoc que encabeza BlackRock y a los bonistas del Canje (Exchange Bondholder Group) deberán convencerlos antes de formalizar la próxima propuesta oficial, si es que quieren que sea la última y poder así, a fines de julio reestructurar la deuda en dólares bajo ley argentina.

Guzmán reconoció que hay "grandes diferencias legales" con BlackRock

"Ellos también necesitan cerrar esto cuanto antes", dijo a LPO uno de los negociadores del gobierno que aventuró que esta vez sí va a haber una nueva propuesta del gobierno argentino con las cláusulas de acción colectiva que avalan el FMI y el G20 (y no las que piden los grupos Ad Hoc y del Canje) y alguna mejora "marginal" porque "más no se puede ofrecer".

En este sentido, un estudio de la consultora Delphos distinguió que la diferencia económica con los Bonistas del Canje era bastante asimétrica dependiendo del tipo de acreencia que tuvieran en su poder. Respecto de los bonos PAR, la diferencia era menor, del orden de los 2 centavos y podía mejorarse rápidamente para fracturar al grupo entre los que principalmente poseen este activo y los que tiene bonos Doscount. Respecto de estos bonos la diferencia era de 8 centavos por dólar, más difícil de cerrar, pero también más complicada de dejar abierta.


"Aquí es donde el gobierno podría poner particular atención debido a la dureza de las características de su Indenture -aspectos legales de la emisión- a la cual el gobierno no debe ceder, y su importancia debido a la cláusula del pari passu", señaló Delphos en un informe de la semana pasada.

Estos bonistas como explicó Federico Furiase, director de Eco Go, son los que quieren que el cupón no vaya atado a las exportaciones, sino al PBI y que sea el Fondo Monetario Internacional quien controle la evolución de esta variable, porque descreen de las estadísticas del Indec y la Aduana argentina. Ellos tienen las cláusulas de acción colectiva más exigentes con la deuda en su poder y los que desde el comienzo de la negociación remarcan que no van a ceder derechos.

Con el 24 de julio como fecha límite, y con al menos 10 días para presentar la propuesta ante la SEC, más dos días de plazo para que los bancos recaben la aceptación de sus clientes a la oferta oficial, a más tardar el 12 de julio debería estar presentada la nueva propuesta de Guzmán.

Es que además de los 98 millones de dólares de intereses que no se pagaron hoy por los Century -y que se suman a los 503 millones que no se pagaron en mayo- mañana tampoco se pagarán los intereses por 600 millones de dólares de los Discount. Lo que incrementa la cantidad de series en default y la posibilidad de que se reclame la aceleración de los pagos ante el Tribunal del Distrito Sur de Nueva York.

De cerrarse el acuerdo antes de que venzan los 30 días corridos de margen para el pago de estos intereses, también se achicarían las posibilidades de que se judicialice la deuda argentina.

Si la oferta consiguiera seducir a los acreedores externos, entonces el Gobierno podría replicar la oferta para los bonos en dólares bajo ley argentina antes de agosto. Esto sería un trámite, porque podría resolverse por decreto, lo que haría que este capítulo de la reestructuración se cerrase rápidamente, para abrir otro mucho más largo: el de la deuda con el FMI.

Al VPN obtenido se lo comparó con el valor actual de mercado de cada uno de esos bonos, y estos son los upside "estimados" (de acuerdo al escenario planteado) %uD83D%uDD51
El upside promedio con este escenario planteado es de 31,34% %u2705 pic.twitter.com/bonRo8F2os

Por lo pronto, tomando la última oferta que hizo Guzmán y trasladándola a los cuatro principales bonos bajo ley argentina, el broker Inversiones Andinas aproximó cómo sería el canje local. Por ejemplo, un AO20 se canjearía por un título con un valor presente neto de 51,49 dólares por lámina de 100 y vencimiento en 2030. Al compararlo con su valor del último viernes (41,25 dólares), estimó que el margen para subir (upside) era del 24,81%.

Con estos valores en mente, este lunes todos estos activos subieron el la Bolsa. Este papel en particular trepó 0,8% a 41,45 dólares. El Dica (con un upside de 42,2%) subió 2,2% al igual que el Bonar 2037.


Fuente: La Política Online