Miércoles 8 de Julio de 2020

economía

Efecto cuarentena: alquileres temporarios se pesifican y rentabilidad baja hasta 2%

Jueves 21 de Mayo de 2020
El alquiler temporario se desmoronó en los últimos dos meses por la caída de la demanda.
© ambito.com

Es por la falta de extranjeros. Hoy se vuelcan al público local. Los contratos flexibles y las unidades amuebladas siguen siendo atractivas.

La pandemia del coronavirus afectó de lleno al mercado de alquileres temporarios. Es que la falta de extranjeros hizo que todas las propiedades ofertadas se pesifiquen y se vuelquen al público local. Según los especialistas la rentabilidad de este tipo de negocios el año pasado alcanzaba en promedio el 6% en dólares, perro hoy ante un nuevo escenario ese número se deprimió notablemente y apenas supera el 2% anual.

En el último año muchos propietarios apostaron a los alquileres temporarios, atraídos por una flexibilidad en los contratos y un ingreso mensual en dólares. “La rentabilidad hasta marzo era del 6% para un porcentaje de ocupación del 70%, mientras el alquiler convencional se ubicaba en 2,4%, ahora tomando los valores de las propiedades publicadas en marzo, la rentabilidad de un inmueble tradicional es de 1,7% y la renta de uno temporario es apenas superior al 2%”, definió José Rozados, presidente de Reporte Inmobiliario.

Hoy el público que se inclina por los alquileres temporarios cambió rotundamente. “No sólo ofrecemos inmuebles para turistas, desde que comenzó la cuarentena no firmamos ningún nuevo contrato en dólares, pesificamos toda la oferta existente y nos focalizamos en nuestros nuevos clientes”, detalló Dario Rizzo CEO de Alternativa Propiedades. Y si bien toda la oferta se ofrece hoy en moneda local, el cambio que se utilizó fue un promedio entre el oficial y el blue.

Hay un público muy grande que sigue eligiendo este tipo de departamentos, primero porque se trata de unidades ya amuebladas y el segundo ítem fundamental es que los contratos son por periodos más cortos”, agregó Rizzo. Desde su inmobiliaria siguieron operando de forma online y firmando nuevos contratos “desde clientes que se separaron hasta pedidos por cuestiones médicas”, ejemplificó.


En este complejo escenario desde el sector reconocieron que la cantidad de contratos de alquileres se redujo notablemente al igual que la rentabilidad de los mismos. Pero de cara al futuro aseguran que el sector se irá aggiornando con la nueva realidad “los alquileres temporarios tendrán valores similares a los convencionales con la ventaja de que se trata de contratos flexibles y unidades amobladas”, indicó Rizzo.

“Hay un público que está necesitando este tipo de alquileres que son los médicos y familiares de enfermos. La demanda de unidades cercanas a los hospitales va a crecer notablemente en este periodo”, agregó Rozados. Lo que queda claro es que al bajar la cantidad de clientes y pesificar los valore, la rentabilidad se verá afectada notablemente. “Hoy nuestros clientes ven reducida su ganancia hasta un 30%, aunque hay que tener en cuenta que los precios de los inmuebles se tienen que acomodar a la baja”, concluyó Rizzo.

El año pasado, la Legislatura porteña aprobó una serie de normativas que buscan regular los alquileres temporarios en la Ciudad de Buenos Aires, lo que complicaría aún más el presente del sector. La iniciativa endurece una ley ya existente desde 2013 en lo que respecta a quiénes deben estar inscriptos en el “Registro de Propiedades de Alquileres Temporarios Turísticos de la Ciudad de Buenos Aires”. Hasta ahora la ley obliga a registrar a los propietarios que tienen más de tres propiedades bajo este sistema de alquiler. Pero desde diciembre de este año todos los que tengan unidades en este sistema deben informarlo y contratar un seguro de responsabilidad civil por daños que pudieran suceder en la propiedad.


Fuente: ambito.com