Lunes 17 de Febrero de 2020

Reestructuración de deuda

El fondo que desafió a Axel Kicillof empieza a juntarse con otros inversores para negociar con Martín Guzmán

Jueves 13 de Febrero de 2020
El ministro de Economía, Martín Guzmán, el miércoles en el Congreso al dar su informe sobre la renegociación de la deuda. Foto: María Candelaria Lagos/Télam
© Clarín

Grandes acreedores decidieron unirse y contratar a un asesor para hacer un frente común.

Algunos de los acreedores más grandes de Argentina -entre ellos Fidelity, el fondo que desafió al gobernador bonaerense Axel Kicillof al no aceptar un reperfilamiento la semana pasada- están formando un grupo de bonistas en el marco del proceso de reestructuración, según publicó la agencia Bloomberg.

Los administradores de fondos crearon un comité centrado en la deuda soberana de la Nación, según personas familiarizadas con el asunto. White & Case es el asesor legal. Ian Clark, de White & Case, veterano asesor de reestructuración, visitó Buenos Aires esta semana para conversar con el Gobierno, dijo una de las personas.

Voceros de Fidelity y de BlackRock, otro de los grandes fondos acreedores, declinaron hacer comentarios. Un representante de White & Case no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

El grupo se ha formado a medida que la administración de Alberto Fernández se adentra en una etapa crítica de su plan de negociación de deuda. El Gobierno se reunirá con funcionarios del Fondo Monetario Internacional esta semana y planea elegir asesores financieros para fines de febrero.

Si bien tenedores de bonos han formado otros comités de acreedores en torno a la deuda del país, este último grupo podría ser una fuerza poderosa basada en sus tenencias combinadas. BlackRock y Fidelity figuran entre los seis mayores tenedores reportados de bonos soberanos del país, según datos recopilados por Bloomberg.


El martes, el Gobierno reperfiló el bono AF20 o dual y el Ministerio de Economía indicó que no sería “rehén” de inversores extranjeros que exigieron condiciones específicas para participar en un canje de bonos.

La semana pasada, el ministro de Economía, Martín Guzmán, advirtió que la nación no puede realizar pagos de intereses a acreedores por mucho más tiempo.

Kicillof intentó postergar un vencimiento de capital del bono BP21, que vencía el 26 de enero para el 1 de mayo. Para lograrlo tenía que lograr que los dueños de 75% de los bonos aceptaran. Pero no logró llegar a ese porcentaje porque, entre otros, tuvo la oposición de Fidelity, el principal tenedor de ese título. Ante la negativa, el gobernador decidió pagar y evitar el default.

NE


Fuente: Clarín