Sábado 4 de Abril de 2020

NUEVO CICLO | LA ECONOMÍA

2,3% de inflación: Fuerte suba en alimentos camuflada por el congelamiento de precios regulados

Jueves 13 de Febrero de 2020
© Letra P

El IPC que mide el Indec registró un avance muy por debajo de lo que pronosticaban las consultoras privadas, retenido por la nafta, la luz y el gas pisados. Pero comidas y bebidas se dispararon 4,7%.

El primer índice de inflación que puede adjudicarse completo a la gestión de Alberto Fernández arrojó un número bastante por debajo de lo que preanunciaban las consultoras especializadas. Cuando las mediciones privadas hablaban de un IPC de enero por arriba del 3%, el INDEC anunció este jueves que el mes pasado el incremento de precios promedio que mide el organismo registró un 2,3%. Un indicador que se celebró en Casa Rosada y obtenido gracias al congelamiento de precios regulados, como los combustibles y los servicios públicos, pero que igualmente mostró una aceleración muy importante en alimentos y bebidas, que subieron un 4,7% en promedio.

La tranquilidad que expresaba el Gobierno sobre el anuncio del IPC, pese a los pronósticos negativos que llegaban del sector privado, se reflejó en los cálculos del INDEC. El 2,3% es, incluso, mejor a lo que aguardaban en Balcarce 50, donde garantizaban una inflación de enero por abajo del 3%, pero no tanto. Igualmente, la lupa puesta sobre los alimentos enciende varias alarmas. Sobre todo, porque afecta a los sectores más desprotegidos de la sociedad.

El recorte contra diciembre es muy grande. El último mes de 2019, que albergó el traspaso de mando entre Fernández y Mauricio Macri, arrojó un 3,7% y una variación interanual -es decir, contra diciembre de 2018-, del 53,8%. Ahora, el IPC de enero empieza a reflejar una clara desaceleración: la interanual contra enero 2019 marcó un 52,9%. Eso sí, atada muy estrictamente a las variaciones entre bajísimas y nulas de factores clave de la construcción del índice, como servicios públicos y combustibles (0,6%), transporte (1,5%) o comunicación (0,1).


Además del 4,7% en alimentos, hubo otros dos ítems que mostraron grandes disparadas el mes pasado. Seguramente motorizados por las vacaciones de verano, "Recreación y Cultura" se incrementó un 5% contra diciembre del año anterior, mientras que "Restaurantes y Hoteles" marcó un incremento del 4,2%.

Al analizar la distribución regional de la medición de precios, solo el Gran Buenos Aires (GBA) estuvo por debajo del promedio nacional, con un 1,9%. El resto del mapa nacional mostró aumentos por encima: la región pampeana, 2,5%; la noreste, 3,1%; la noroeste, 2,4%; Cuyo, 2,5%; y la Patagonia, 2,5%.


Fuente: Letra P