Martes 18 de Febrero de 2020

Economía y política

Para dos de cada tres votantes de Alberto, la economía está mejor que hace un año

Lunes 3 de Febrero de 2020
Para dos de cada tres votantes de Alberto, la economía está mejor que hace un año
© El Cronista

Pese a la recesión, la inflación y la pulseada por la deuda, observan una mejoría frente al escenario de hace 12 meses y avalan la gestión. La mayoría espera una evolución, a lo sumo, para el segundo semestre

Las preocupaciones no varían: la elevada inflación alarma a todos y la incertidumbre es la sensación que acompaña a la mayoría cuando piensa en la economía. Pero el humor es diferente. La tensión bajó y aquellos que votaron por Alberto Fernández hoy manifiestan una confianza extrema en que podrá revertir el escenario marcado por la suba de precios y la recesión, a tal punto que dos de cada tres ellos ya dicen observar que la situación hoy es mejor que la percibida hace un año atrás.

Así lo muestra la última entrega del Monitor del Humor Político y Social que D'Alessio IROL/Berensztein elabora de manera exclusiva para El Cronista. El relevamiento, realizado días atrás a 1039 adultos de todo el país, reflejó que 37% de los entrevistados considera que la situación ha mejorado, lo que implica un salto de 26 puntos respecto de la última medición, frente al 59% que aún sostiene que es peor, guarismo que cayó 28 puntos en un mes.

Pero a la hora de diseccionar las respuestas, se obtiene que la mejora es apreciada, básicamente, por el 67% de los votantes del Frente de Todos, mientras que para 92% de aquellos que eligieron a Mauricio Macri y el 69% de los que optaron por terceras fuerzas en las últimas elecciones presidenciales, la situación empeoró. Es en ese bloque oficialista donde también se apoya la proyección de un futuro mejor en el término de un año (91% lo cree así) y un menor nivel de preocupaciones sociales.

"A pesar de que el Gobierno aún no elaborado un plan económico integral y sigue demorando la negociación tanto con el FMI como con los bonistas privados, en enero se ha registrado una caída importante en el porcentaje de personas preocupadas por la incertidumbre económica", señaló al respecto el politólogo Sergio Berensztein.

"En efecto, en enero fue del 68% mientras que en diciembre había alcanzado al 75%. Será importante monitorear la evolución de esta tendencia teniendo en cuenta que la inflación sigue alta a pesar del congelamiento de tarifas, la relativa estabilidad del dólar oficial y la contención de las demandas salariales", agregó.

Por lo pronto, la gestión es evaluada de manera negativa por nueve de cada diez votantes de Macri, pero recoge buenas notas entre el 93% de los electores de Fernández, lo que mantiene la tendencia registrada en diciembre pasado.

En esa línea, el consultor Eduardo D'Alessio sostuvo que "el mes de enero se caracteriza por la continuidad del optimismo que arrancó en ciertos sectores de la población con el cambio de gobierno",

"Esto no quita que la inflación y la incertidumbre económica sigan siendo los principales ejes de las preocupaciones de los argentinos. Al igual que en el mes anterior, el núcleo duro del oficialismo es el que en mayor medida supone que estamos a pocas semanas del resurgimiento económico. El resto de los sectores son un tanto más cautos probablemente porque intuyan que hay que pasar el Rubicón de la renegociación de la deuda. El segundo semestre y el año próximo dependen, en buena medida, de cuán exitosa sea la gestión frente a los acreedores", remarcó.


Sin embargo, para la mayoría de los votantes de Alberto pensar en 2021 parece demasiado tiempo para apreciar las mejoras de la economía. Dos de cada tres creen que ya evolucionó respecto de un año atrás y un 52% espera que el escenario actual mejore entre los próximos días y el segundo semestre.

El cambio de signo en el Gobierno provocó también una modificación en la consideración que la sociedad tiene sobre los principales dirigentes argentinos. Quienes supieron ostentar el nivel de adhesión popular más alto, hasta no hace mucho tiempo atrás, hoy ven retroceder su nivel de imagen, mientras que aquellos que retornaron al poder disfrutan del respaldo que le prodigan el mayoritario bloque que componen sus seguidores.

"Los triunfadores manifiestan un aumento general de su imagen, contrariamente a lo que sucede con quienes han pasado a la oposición", destaca el consultor Eduardo D'Alessio, a la hora de revisar los datos del último Monitor del Humor Político y Social.

Así, el 52% de imagen positiva que recoge el presidente Alberto Fernández aparece hoy como parte de un escenario en el que el oficialismo se mueve con mayor calma, con el gobernador Axel Kicillof (46%) sin experimentar un gran desgaste por la pulseada con los acreedores y la vicepresidenta Cristina Kirchner (39%) lejos de estridencias que puedan generar reacciones en la sociedad.

En cambio, en la oposición amanece una disputa por los liderazgos que se muestra marcada por el resultado electoral. Hoy, mientras la imagen positiva del ex presidente Mauricio Macri cae con un 34% al segundo nivel más bajo de la medición iniciada en septiembre de 2016, solo por detrás del 31% que recogió en abril pasado; la del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se muestra en un de 47%, que lo ubica con un nivel de adhesión solo inferior a la del actual primer mandatario.

De allí que surja como una de las figuras más relevantes de Juntos por el Cambio a la hora de la discusión con el gobierno nacional, como lo demostró el debate por la ley de sostenibilidad de la deuda, y que, inclusive, no falte en la fuerza quien ya empiece a proyectar su posible candidatura presidencial en tres años más, cuando ya no pueda ser reelecto en la Ciudad.

Claro que antes habrá que ver cuáles serán los próximos pasos de María Eugenia Vidal, quien preserva 46% de imagen positiva, y el diputado Martín Lousteau, que posee 41%.


Fuente: El Cronista