Domingo 17 de Noviembre de 2019

Economía

Daniel Marx. "Si el cepo se prolonga y acentúa los problemas, no sirve"

Viernes 8 de Noviembre de 2019
El economista dijo que una de las primeras cosas de las que deberá ocuparse el gobierno de Alberto Fernández es la inflación
© La Nación

El economista dijo que una de las primeras cosas de las que deberá ocuparse el gobierno de Alberto Fernández es la inflación

El economista y ex director del Banco Central, Daniel Marx, dijo que el cepo o la limitación a la compra de dólares para atesoramiento seguramente durará más de lo estipulado, pero consideró que "no debería extenderse en el tiempo" y para eso hay que "atender los problemas que la Argentina viene arrastrando".

"Yo creo que el problema hoy es más que todo de credibilidad. Por distintas razones vemos que la gente está tratando de cubrirse y eso lo entiende como no tener muchos pesos y gastarlos y eso aumenta la inflación en un momento en que el Banco Central está aflojando la política monetaria. Pero me parece que el conflicto tiene que ver con la demanda de dinero y que a la gente no le gusta tener tantos saldos monetarios", afirmó Marx entrevistado por el secretario general de redacción de LA NACION, José del Rio, en el programa "Comunidad de Negocios".

En este sentido, consideró que el cepo puede ayudar, pero si es una medida transitoria. "Cuando hay un problema de credibilidad uno recurre a algunos mecanismos que espera sean transitorios, pero los tendrá que reforzar con algo que haga cambiar las conductas para que la gente se sienta más confortable. Si en ese sentido es transitorio ahí uno diría que ayuda, no sé si es imprescindible, pero parar lograr el tránsito a la normalidad está bien. En cambio, si en realidad es algo que se va a quedar más tiempo y acentúa los problemas es un mecanismo que al final no funciona", explicó.


En tanto, consultado acerca de los desafíos que tendrá el gobierno de Alberto Fernández, dijo que la inflación es uno de ellos y señaló que en los últimos 8 años los precios se multiplicaron por 10 y la economía decreció un 3% cuando otros países crecían al 3% por año. "Con eso hay deterioro de ingresos, deterioro en el empleo y esos son los síntomas de los problemas más fundamentales que son, en parte, la credibilidad y, en parte, la misma dinámica de cómo funciona la economía que habría que adaptarla a las circunstancias del siglo XXI", aseguró.

Por último, sobre los vencimientos de deuda en 2020 dijo que el país requerirá otra acción aparte de la renovación que normalmente se hace ya que no tiene acceso al mercado de financiamiento voluntario.

"Esta otra acción es lo que se llamará reestructuración o reperfilamiento bajo determinadas condiciones porque para que el Fondo Monetario habilite la entrega de dinero requiere un programa económico que generalmente se negocia y más de una vez es motivo de alguna discrepancia o tensión hasta que se llega a un acuerdo", concluyó.


Fuente: La Nación