Jueves 19 de Septiembre de 2019

economía

Para desalentar "el rulo", Sandleris sumó una nueva restricción cambiaria

Jueves 12 de Septiembre de 2019

A las personas que quieran comprar dólares dentro del límite de USD 10.000 por mes, ahora los bancos deberán exigirles una declaración jurada de que no van a usarlos para compraventa de bonos en menos de una semana.

El Banco Central anunció este miércoles que exigirá a los compradores de moneda extranjera una declaración jurada en la que se comprometan a no operar con bonos en los cinco días siguientes. Esta restricción constituye un golpe al "rulo", una maniobra financiera por la cual cualquier ahorrista puede comprar dólares al tipo de cambio oficial, luego comprar bonos en dólares, venderlos fuera del país por un precio más alto y recomprar los dólares vendidos más una jugosa diferencia.

Esa diferencia ascendía hoy a $6 por cada dólar operado, de los cuales 70% iba para el ahorrista y el resto se iba en comisiones.

Hasta este miércoles, la operación del "rulo" se hacía en solo un día. Ahora para hacerla, los ahorristas necesitarán conservar los bonos una semana y correr el riesgo de la variación de su precio.

En el punto 1.10 de su Comunicación "A" 6780, la autoridad monetaria dispuso "establecer como requisito para el acceso al mercado de cambios para la compra de moneda extranjera por parte de personas humanas residentes dentro de los límites mensuales establecidos en el punto 6 de la Comunicación 'A' 6770, la presentación de una declaración jurada por parte del cliente respecto a que los fondos comprados no serán destinados a la compra en el mercado secundario de títulos valores dentro de los 5 días hábiles a partir de la fecha de liquidación de dicha operación de cambio".


Por eso, en el mercado advierten que ahora los ahorristas se volcarán del "contado con liqui" al blue, lo que hará crecer la brecha entre el tipo de cambio oficial y el del mercado paralelo.

Por la duplicación de las operaciones cursadas, desde ayer varios operadores de bolsa venían quejándose por la caída de los sistemas y la dificultad para operar en BYMA.


Fuente: La Política Online