Martes 22 de Enero de 2019

los negocios privados despues de la vida publica

Sturzenegger se suma a la lista de ex funcionarios con consultora propia

Federico Sturzenegger. El ex presidente del Banco Central pasó fin de año en Pinamar. Semanas antes abrió la firma.
© Perfil.com

Creó Un Ombú, en sociedad con su mujer, Josefina Rouillet, ex Fondo de las Artes. Sigue los pasos de Aranguren. Caputo volvió a la UCA.

Domingo 13 de Enero de 2019

El paso por el Estado abre el acceso a información sobre las cuentas públicas, de provincias, sectores económicos y empresas de las que los funcionarios de todos los colores políticos echan mano al abandonar sus cargos. Si bien tras ese aprendizaje la vuelta al sector privado es posible, uno de los recursos más utilizados es abrir una consultora.
Es la vía que eligieron tanto el ex presidente del Banco Central Federico Sturzenegger como el ex titular del Ministerio de Energía, Juan José Aranguren.
Sturzenegger, que pasó fin de año en Pinamar, donde lo fotografió la revista Noticias, abrió junto a su mujer Josefina Rouillet (economista, aunque llegó a asesora del Fondo Nacional de las Artes y del Ministerio de Cultura porteño tras la llegada de Cambiemos al Gobierno) la consultora Un Ombú. Se trata de una sociedad por acciones simplificada, una figura que creó la gestión actual para abrir una empresa en 24 horas, con solo dos salarios mínimo vital y móvil de capital inicial y con la posibilidad de poder registrarlas con una finalidad amplia.
Así, la firma –en la calle Libertad y Av. Santa Fe– puede ser tanto productora, comercializadora o empresa de servicios para agro, comunicaciones, industria, salud, transporte, petroleras, mineras y muchos otros sectores.
Es el mismo tipo de sociedad al que recurrió Aranguren, el ex ministro de Energía y ex directivo de Shell, para la apertura de su consultora propia: Energy Consilium SAS, la firma que abrió junto a los ex funcionarios de Energía Hugo Balboa, Juan Manuel Carassale y Marcos Porteau.
El otro ex presidente del Banco Central –que cambió tres autoridades en un año– Luis “Toto” Caputo, por ahora solo volvió a la actividad académica. Sin sociedades a la vista, volvió a la Universidad Católica Argentina. El ex ministro de Finanzas llegó al Gobierno desde el sector privado. Después de su pasado en grandes bancos de inversión, fundó la consultora Axis, investigada por haber pasado a controlar inversiones de la Anses bajo el gobierno macrista.
Además de la pyme familiar, Sturzenegger prevé una vuelta a la vida académica de la mano de la Universidad Di Tella.
Volver a dar clases es un refugio clásico para quienes se aventuraron al Estado. En muchos casos, es de donde salieron. Es el caso de los ex Hacienda, salvo Alfonso Prat-Gay, hoy volcado a la política. Sebastián Galiani, en cambio, el ex jefe de Gabinete de Dujovne, volvió a la Universidad de Maryland. Sin embargo, desde su cuenta de Twitter se mantiene en la vida política. En la semana en la que el gobierno de Mauricio Macri rechazó la asunción de Nicolás Maduro, Galiani consideró que Venezuela “necesita un programa financiero y un programa humanitario” y reclamó una reunión del G7 para tratar ese tema.
En las últimas semanas, la lista de quienes retornan al sector privado sumó también a Miguel Angel Ponte, el ex Recursos Humanos de Techint que fue secretario de Empleo de Jorge Triaca, otro desempleado de Cambiemos, junto con los ex Anses Juan Martín Monge Varela o su antecesor, Luis María Blaquier.

El ida y vuelta de Cabrera e Iguacel

El “no vuelven más” no aplica filas adentro. Salir de la función pública no significa no volver a formar parte –del mismo gobierno–.
Francisco Cabrera dejó de ser el ministro de Producción hace seis meses, cuando el Ejecutivo necesitaba oxígeno tras la crisis cambiaria que afectó más a la industria y la economía real. Allí entró en escena Dante Sica, pero Cabrera se acomodó como “asesor” de presidencia y después en el Banco de Inversión y Comercio Exterior. Uno de los despidos más recientes, en tanto, fue el de Javier Iguacel, que fue reemplazado en Energía por Gustavo Lopetegui. Pero Guillermo Dietrich salió al rescate de su colaborador. Iguacel antes pasó por Vialidad Nacional y volverá a engrosar la nómina estatal en el Ministerio de Transporte.



Fuente: Perfil.com
Más artículos