Martes 18 de Junio de 2019

Economía

Según Transporte, este año habrá más pasajeros aéreos de cabotaje que internacionales

Insausti y Dietrich, en la conferencia de ayer Crédito: Min. de Transporte
© La Nación

Insausti y Dietrich, en la conferencia de ayer

Viernes 11 de Enero de 2019

Tras el fin de año, en el Ministerio de Transporte hicieron un balance sobre su proyecto más ambicioso: la llamada "revolución de los aviones". Después de un año marcado por los cimbronazos cambiarios, las cifras de pasajeros son positivas y pronostican mejores definiciones para 2019: en primer lugar, que el volumen de pasajeros de cabotaje superaría el de los internacionales, algo que no ocurría desde 1999.

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, ya había dado el puntapié inicial durante la presentación de la low cost JetSmart, el mes pasado, en el aeropuerto de El Palomar: "El año que viene va a ser el primero después de 20 años en que va a haber más pasajeros domésticos que internacionales", le dijo a LA NACION en esa ocasión.

Ayer, en Transporte, Dietrich y el titular de la Administración Nacional de Aviación Civil, Tomás Insausti, presentaron las estadísticas definitivas de 2018, elaboradas con datos de la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA) y del Sistema Integrado de Aviación (SIAC).

Allí se mostraron números favorables, sobre todo para el mercado local. "Creemos que habrá un crecimiento del 17% en vuelos domésticos para 2019 en comparación con el año anterior", sostuvo Dietrich.

En 2018, volaron 29,1 millones de pasajeros, de los cuales 14,9 millones se explican por los traslados internacionales y 14,2 millones pertenecen al mercado de cabotaje. Esto es, casi dos millones de pasajeros totales más con respecto a los 27,3 millones que se registraron en 2017.

Para este año la proyección es aún mayor y se invierte la curva: según Transporte, serían 32,6 millones de pasajeros los que vuelen, de los cuales 17,3 millones volarían dentro del país y 15,5 millones irían al exterior.

Estos números se pueden entender en dos sentidos. O bien que hay un crecimiento de la oferta que vuelve más atractivos los vuelos de bajo costo para trasladarse dentro del país, o que, con la situación económica que se vio durante el año pasado, signada por la devaluación y la pérdida de poder adquisitivo, más personas eligieron viajar dentro del país y más extranjeros vinieron a la Argentina.

En Transporte, optaron por la primera opción, fieles a la idea de que el mercado se ampliará y no habrá un "efecto caníbal", que haría que las nuevas aerolíneas les roben mercado a las tradicionales. Es decir que, según su visión, las low cost no tomarían el mercado de Aerolíneas Argentinas.

De hecho, Dietrich enfatizó que no fue la devaluación la que provocó la suba en los vuelos domésticos. "Durante muchos años hubo devaluaciones y nunca se vieron estas cifras", explicó el ministro.

El crecimiento para 2019 se proyectó en tres puntos en particular: inversión, cantidad de aviones y puestos de trabajo.

El primero de los tópicos a los que apuestan en Transporte es a la modernización de los aeropuertos. Para ello, en 2018 se invirtieron $7977 millones, mientras que este año esa cifra llegará a los $33.929 millones. Se terminarán los planes de los aeropuertos de Mar del Plata, San Juan y Ezeiza. Mientras que comenzarán las obras en Formosa, La Rioja, Esquel, Jujuy, Iguazú y San Fernando.

En tanto, los 116 aviones registrados en 2018 subirían a 140, lo que arrojaría un crecimiento del 21% del total de aeronaves. Además, de los 2000 puestos de trabajo más que se generaron con respecto a 2016, durante este año se abrirían 1600 lugares más.

Una de las estrategias principales que destaca la cartera es afianzar las conexiones dentro del país sin pasar por Buenos Aires. Por eso, centros como Córdoba o Mendoza serían nuevos puntos que permitirán hacer viajes más cortos en los trayectos nacionales, regionales e internacionales a un precio más accesible.

De hecho, en 2018 se sumaron 106 nuevas conexiones de cabotaje e internacionales, de las cuales 59 no pasan por Buenos Aires.

En coincidencia con el objetivo de mejorar los vínculos dentro del país sin la necesidad de hacer escala en Buenos Aires, las cifras muestran un incremento del turismo receptivo en el interior por sobre el observado en el área metropolitana. Precisamente, en 2018 el turismo receptivo en el interior del país tuvo un peso del 10,5% en comparación con el 7,9% que ocupó durante 2017. En total, en 2018 hubo 2,5 millones de pasajeros que llegaron directamente a los aeropuertos provinciales.



Fuente: La Nación