Lunes 21 de Enero de 2019

Real State

Londres: ya no se valoran los edificios antiguos

Hana Financial Group Inc. In Talks For WeWork London Office
© Perfil.com

Por primera vez en la historia los alquileres de oficinas en Londres toman dos direcciones diferentes.

Jueves 10 de Enero de 2019

Por primera en la historia los alquileres de oficinas en Londres toman dos direcciones diferentes. Los alquileres de los espacios nuevos y usados de la capital han tendido a moverse al unísono en el pasado. Sin embargo, se estima que la demanda del mejor espacio impulsará los alquileres de esos edificios en los próximos años, mientras que los precios de las oficinas usadas podrían bajar, creándose así un mercado de dos niveles con grandes ganadores y perdedores.

Los propietarios de edificios nuevos que cuentan con los elementos más modernos podrán cobrar precios sin precedentes incluso en un mercado inmerso en la incertidumbre sobre el brexit. Ello se debe a que las compañías se concentran cada vez más en atraer y conservar personal cuyas expectativas respecto del aspecto de las oficinas han crecido debido a compañías de trabajo flexible como WeWork Cos Inc. y a gigantes tecnológicos como Google y Facebook Inc.

“En los últimos cuatro años he observado el mayor cambio en cuanto a expectativas de los ocupantes”, dijo Colette O’Shea, directora gerente de la cartera de Londres de Land Securities Group Plc, el segundo mayor fondo de inversión inmobiliaria del Reino Unido. “Lo observamos en todos los planos de la vida. Todo pasa por la calidad y la flexibilidad. La gente está dispuesta a pagar por algo que considera tiene valor”.

La escasez de desarrollo en los últimos años ha llevado la oferta de nuevo espacio de oficinas en Londres al nivel más bajo desde 2001, según un estudio que publicará el jueves CBRE Group Inc. Al mismo tiempo, la disponibilidad de espacio usado ha crecido y representa casi las tres cuartas partes del total de oficinas desocupadas de la capital británica, el mayor porcentaje en 16 años.

El informe de CBRE pronostica que los alquileres de edificios nuevos aumentarán 2 por ciento anual hasta 2022, mientras que el espacio en edificios más viejos declinará 1 por ciento anual.

Los progresos en el diseño de edificios también tienen su efecto. Al permitir que más empleados trabajen en mucho menos espacio, el aumento de la eficiencia contribuye a que las empresas contraten relucientes propiedades nuevas al tiempo que mantienen los costos bajo control, lo cual, a su vez, hace subir los alquileres del segmento superior del mercado.

La demanda de espacio de oficina flexible en edificios más nuevos se vio impulsada en un primer momento por startups tecnológicas e independientes, pero cada vez son más las grandes compañías que buscan ofertas flexibles de firmas del tipo de WeWork para proporcionar lugar a equipos fuera de la sede corporativa.

WeWork ha podido ofrecer espacio relativamente barato con los adicionales que ahora buscan los más jóvenes, a pesar de que la compañía tiene que pagar a los propietarios de edificios alquileres récord.

“El fenómeno del co-working ha cambiado de forma drástica las expectativas de la gente respecto de lo que es aceptable” en términos de diseño de oficinas, dijo Simon Brown, un analista de CBRE que participó en la redacción del informe de la firma.



Fuente: Perfil.com
Más artículos