Sábado 23 de Febrero de 2019
Esto está pasando ahora: Dólar Crisis económica FMI Coca Cola Inflación

Economía

No es ciencia ficción: autos con inteligencia artificial, motos autónomas y transporte público inteligente

Nissan Invisible to Visible
© La Nación

Nissan Invisible to Visible

Miércoles 9 de Enero de 2019

LAS VEGAS.- El Consumer Electronic Show (CES) 2019 está en pleno desarrollo en el gigantesco Las Vegas Convention Center donde, en varios pabellones, miles de visitantes pueden observar de primera mano (hasta el viernes) lo más avanzado en materia de tecnología. Incluidos los automóviles.

A diferencia de los salones específicos para autos, el CES es una vidriera para mostrar esencialmente los desarrollos en materia de electrificación del automóvil y la conducción autónoma, que no está tan lejos como parece: son varias las marcas que trabajan en eso y ya tienen planes concretos, como Ford por ejemplo, para lanzar un vehículo autónomo en 2022.

Otro anuncio que hizo aquí la marca del óvalo es un acuerdo para desarrollar tecnología junto con el gigante de la comunicación 5G y los semiconductores Qualcomm, Audi y la marca de motos italiana Ducati.

Más allá de estas noticias, presentamos aquí una recorrida para ver lo más sorprendente del avance hacia el futuro del automóvil y también de las motos.

¿Delivery automotizado? Puede parecer de ciencia-ficción, pero este utilitario mediano de Ford es real y está a prueba repartiendo mercadería por las calles de Miami en forma autónoma para una gran cadena de supermercados norteamericana, que está presente en la Argentina. Este vehículo también está a prueba en Washington y su primer uso fue repartir pizza de la cadena Domino. El nivel 4 de automotización ya está aquí.

Este extraño concept car de Nissan plasma la presentación de la tecnología "Invisible to Visible" (I2V), un sistema 3D que fusiona el mundo real con el virtual para crear una conexión que mezcla la información de sensores externos, internos y de la "nube" para no solo mostrar los alrededores del vehículo sino también que hay más allá, incluso detrás de un edificio que obstruye la visión.

¿Puede tener utilidad una moto con conducción autónoma? Si se larga a llover podríamos mandarla a casa mientras llamamos a nuestro auto (también autónomo) para que nos venga a buscar o podría servir para delivery. Lo cierto es que la marca alemana muestra y hace demostraciones aquí en el CES con esta R1200 que se conduce sola mediante un software y giróscopos que aprende y repite las maniobras previamente realizadas por un conductor humano.

La marca coreana introduce en el CES la tecnología Real-Time Emotional Adaptative Driving (R.E.A.D.), un vehículo con un habitáculo interactivo que, inteligencia artificial mediante, se centra en los sentidos de los pasajeros y las emociones del conductor en tiempo real (con sensores de reconocimiento facial, y otros que miden el ritmo cardíaco y la temperatura del cuerpo) en procura de anticipar posibles fallos en la conducción. Además, la cabina aprende a adaptarse a los gustos de los pasajeros habituales del vehículo.

También con aprendizaje mediante inteligencia artificial, esta tecnología de la marca de la estrella apunta al transporte colectivo... y, precisamente, se basa en eso: el vehículo reconoce dónde hay mayor demanda de pasajeros y se mueve hacia allí sin que lo llamen. Algo así como una movilidad inteligente hacia la demanda.



Fuente: La Nación
Otras Voces