Lunes 21 de Enero de 2019

Falta de combustibles

Mexicanos con tanques vacíos piden al gobierno resolver escasez

Pemex_Stillman.jpg
© Perfil.com

Algunos han caminado horas en las rutas cuando sus autmóviles se quedaron sin gasolina. López Obrador pide que lo ayuden a terminar con cadenas de robo de combustibles.

Miércoles 9 de Enero de 2019

Hugo Ramírez Sánchez caminó una hora para encontrar una estación de combustible abierta en la Colonia Cuauhtémoc de Ciudad de México, luego de que su auto se quedara sin gasolina. Jorge Mendoza tuvo un estresante viaje de 50 minutos desde su casa con un tanque casi vacío.

En toda Ciudad de México, los conductores andan con el tanque vacío o hacen fila por horas en las estaciones de servicio, dado que los esfuerzos del gobierno por controlar el robo de combustible han generado una escasez de gasolina en todo el país. Más de 25 por ciento de las 400 estaciones de gasolina en Ciudad de México están en dificultades, afirmó la alcaldesa de la ciudad, Claudia Sheinbaum, en un video publicado en Twitter, en el que también aseguraba que que el suministro se normalizaría el miércoles.

"El gobierno dice que no es una escasez, pero esto es una escasez", dice Jorge Mendoza, mientras señala las dos filas de carros que serpentean por la calle desde la estación de combustible de la marca Pemex. "Ahora voy a llegar tarde a donde mis clientes, y tal vez no me vuelvan a llamar".

os estados de México, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Querétaro están entre los más afectados por la falta de combustibles.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha tratado de frenar el robo desenfrenado de gasolina, el cual le cuesta a la estatal Petróleos Mexicanos alrededor de US$3.500 millones al año. Pero su estrategia ha causado grandes retrasos en la distribución en un momento de alta demanda por la temporada.

Para detener el robo, el gobierno ha cerrado las tuberías y ha aumentado su vigilancia, confiando en camiones cisterna más lentos –y más caros– para transportar combustible a todo el país.

También ha desplegado el ejército hacia las terminales y las refinerías de combustible de Pemex, que ya están operando a aproximadamente un tercio de su capacidad debido a los ciclos prolongados de mantenimiento y la falta de inversión. El país también carece de infraestructura de almacenamiento de combustible. Los problemas de distribución han exacerbado los cuellos de botella en los puertos mexicanos, donde un número récord de buques petroleros han estado esperando para descargar, tras los cierres de puertos por el clima en los últimos meses.

La lucha contra las llaves ilegales en los ductos instaladas por ladrones de combustible conocidos como "huachicoleros" llevará algún tiempo, y la oferta de gasolina comenzará a normalizarse poco a poco, dijo López Obrador en una entrevista con El Financiero Bloomberg TV el martes. "Tenemos suficiente gasolina, no hay problema, es una cuestión de distribución", dijo.

A muchos mexicanos, sin embargo, se les está agotando la paciencia. "¿Por qué el presidente no consultó a los ciudadanos sobre este plan, como lo ha hecho con todo lo demás?", pregunta Mendoza, sacudiendo la cabeza. “Esto no es una compra por pánico. Si no lleno mi auto en este momento, estoy jodido".



Fuente: Perfil.com
Más artículos