Martes 22 de Enero de 2019

Economía

Vaca Muerta: cómo distribuirá el Gobierno los subsidios al gas entre las empresas

El Gobierno tiene un límite presupuestario de US$700 millones Fuente: Archivo
© La Nación

El Gobierno tiene un límite presupuestario de US$700 millones

Martes 8 de Enero de 2019

Llegar al déficit cero este año es el objetivo principal de todo el equipo económico del Gobierno. Y dentro de esa meta, el mayor esfuerzo está en bajar subsidios. Una parte de la estrategia para ese fin se anunció en la última semana de diciembre: con el aumento de las tarifas de luz y gas, el Estado se ahorraría US$1771 millones en energía.

Pero todavía queda una negociación más: la quita de subsidios económicos a las empresas que invierten en Vaca Muerta . El problema nace de la resolución 46, que salió publicada en marzo de 2017, con la firma del exministro Juan José Aranguren . La norma fue bautizada Programa de Estímulo a las Inversiones en Desarrollos de Producción de Gas Natural proveniente de Reservorios No Convencionales.

¿De qué se trata? El Gobierno le garantiza a las empresas una remuneración mínima para los nuevos proyectos gasíferos de Vaca Muerta. El Estado financia la diferencia entre el precio promedio de mercado y el precio mínimo que establece la resolución. Para este año, ese valor estaba estaba fijado en US$7 el millón de BTU (medida que se utiliza en el sector).

Pero la mayor producción de gas permitió que el precio promedio de mercado cayera a unos US$4 el millón de BTU, lo que le generó al Gobierno un aumento en el gasto: hay más cantidad que hay que subsidiar y la diferencia entre el valor del mercado y los US$7 aumentó.

La paradoja además está en que la producción de gas es tal que en verano sobran por día 30 millones de metros cúbicos. Es decir, se está subsidiado una sobreoferta que no tiene comprador. Por eso, en Hacienda están considerando que el subsidio se obtenga solo en invierno, cuando la demanda de energía se quintuplica y faltan 80 millones de metros cúbicos de gas diarios.

"Dado el cambio en el contexto internacional necesitamos bajar el costo que tiene para el Tesoro el subsidio de la resolución 46. Estamos tratando de no romper los contratos y que la inversión en Vaca Muerta siga", dijeron en la cartera que conduce Nicolás Dujovne.

Según se desprende del programa financiero de Hacienda, para el Plan Gas están asignados US$600 millones para cubrir los subsidios de la resolución 46. Este monto debería ser repartido entre los ocho proyectos que ya reciben el beneficio fiscal y los nuevos planes que están pendientes de aprobación.

En la negociación que tuvo lugar hoy en el Palacio de Hacienda entre Dujovne, el flamante secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, y el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, se indicó que el Gobierno aprobaría ocho de los 11 los proyectos pendientes, porque sólo se le daría el subsidio a la producción de shale gas, mientras que el tight gas (de arenas compactas) quedaría sin financiamiento estatal. Lo mismo ocurriría para los proyectos ya aprobados. Las dos producciones son no convencionales, pero la diferencia está en que extraer shale gas es más costoso y por eso, en teoría, necesitaría un estímulo extra.

Cuando la resolución entró en vigencia, había 19 proyectos que se presentaron ante la cartera de Energía para recibir el subsidio. De ellos se aprobaron seis en Neuquén: Fortín de Piedra, controlado por Tecpetrol (Techint); Aguada Pichana Este, de Total; Aguada Pichana Oeste, de Panamerican Energy; Agua del Cajón, de Capex, y La Ribera I y II de YPF.

En Río Negro se aprobó Estación Fernández Oro, de YPF también, y en Santa Cruz, Cuenca Austral, el yacimiento a cargo de CGC, el brazo petrolero de Corporación América, el holding de Eduardo Eurnekian. El subsidio se otorga si las empresas llegan a los volúmenes de producción que plantearon a la hora de presentar su plan de inversiones.



Fuente: La Nación