Sábado 7 de Diciembre de 2019

Economía

Impuesto a la renta financiera: qué informarán los bancos

Domingo 6 de Enero de 2019

Con dos resoluciones que se publicaron el jueves pasado en el Boletín Oficial, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) reglamentó varios aspectos que tienen que ver con la puesta en marcha del nuevo impuesto que se cobrará sobre las rentabilidades obtenidas por inversiones financieras. Se trata del impuesto a las ganancias sobre esos rendimientos, y su cobro fue dispuesto por la ley 27.430, aprobada hace poco más de un año.

La imposición será del 5% en el caso de colocaciones hechas en pesos, en tanto que esa alícuota se elevará a 15% si se trata de inversiones en dólares o ajustables por inflación (por ejemplo, los depósitos a plazo fijo nominados en UVA o instrumentos que se ajustan por CER). El gravamen rige ya para todo 2018 (porque así lo había establecido la ley) y, por todo ese período anual, se dispuso un monto no imponible de $66.917.

Una de las resoluciones emitidas por la AFIP dispone la obligación de que los bancos, "los agentes de liquidación y compensación registrados en la Comisión Nacional de Valores y las sociedades depositarias de fondos comunes de inversión" le informen a la AFIP varios datos de las inversiones hechas por sus clientes. Para esto, las entidades financieras tendrán tiempo hasta el 15 de marzo.

Para los ahorristas, la obligación de hacer una declaración jurada y de pagar eventualmente el impuesto llegará en junio, el mismo mes en que deberán hacerse las presentaciones de Ganancias (por los ingresos obtenidos por el trabajo) y Bienes Personales.

Las inversiones afectadas por la imposición y sobre las que las entidades darán datos al organismo recaudador son los depósitos bancarios a plazo fijo, títulos públicos, obligaciones negociables, fondos de comunes de inversión, títulos de fideicomisos financieros y contratos similares y bonos.

En cada caso, la información que recibirá la AFIP incluye los montos de dinero invertidos, el tipo de moneda y los rendimientos.

Los datos que el organismo estatal tiene de cada contribuyente pueden ser, a su vez, consultados en la página web. Para eso, se debe ingresar con la clave fiscal en www.afip.gob.ar y buscar la opción "Nuestra Parte". Desde hace ya un tiempo, ahí hay información que el Estado recibe de diferentes fuentes (no solamente de entidades como los bancos), como los registros de la propiedad. Lo allí consignado es a título informativo y el contribuyente debe, de todas formas, hacer sus declaraciones y tener los documentos respaldatorios correspondientes.


En el caso específico de las inversiones financieras, la resolución 4395 de la AFIP (una de las publicadas esta semana) indica que, en el caso de un plazo fijo deberá contarse con el comprobante del depósito o el resumen bancario; en cuanto a las letras o títulos públicos, las participaciones en un fondo común de inversión u otro tipo de inversiones, la documentación será el comprobante de la liquidación de la operación y/o del pago de los intereses por parte del deudor.

Con respecto a los resultados obtenidos por la diferencia de cotización de la moneda extranjera comprada por un contribuyente, eso no está alcanzado por el impuesto a las ganancias. Estas operaciones (compra y venta de moneda extranjera) ya son informadas a la AFIP y los datos pueden ser consultados en el ya mencionado apartado llamado "Nuestra Parte".

Otra de las novedades impositivas de los primeros días de este año tiene que ver con el gravamen que pesa sobre los automóviles. El decreto 1/19 publicado en el Boletín Oficial establece que las bases de este tributo se actualizarán a partir de ahora con frecuencia trimestral y según el Índice de Precios al Consumidor informado por el Indec.

Con vigencia a partir de este mes de enero, la normativa estableció un valor piso de $1.400.000 para que se empiece a aplicar el tributo. Es el valor referido al precio de fábrica de las concesionarias que comercializan unidades cero kilómetro. El próximo cambio de valor llegará en el mes de abril de este año.

En el caso de los motociclos y velocípedos con motor, el valor a partir del cual se aplicará el impuesto será a partir de ahora de $380.000. Y para las embarcaciones de recreo o deportes y los motores fuera de borda, el piso para la contribución queda en un valor de $1.250.000.


Fuente: La Nación