Domingo 21 de Abril de 2019
Esto está pasando ahora: Tarifazos Ley de Alquileres Dólar Inflación FMI

Un clásico que desaparece

Las máquinas de coser Singer dejan de fabricarse en Argentina

Máquinas de coser Singer
© Perfil.com

Se fabricaron las últimas tres. Desde la empresa propietaria de la licencia aseguran que se trata de un proceso de reconversión y, al parecer, no habría despidos.

Viernes 4 de Enero de 2019

La histórica marca de máquinas de Singer deja de producirse en Argentina. La empresa Macoser, propietaria de la licencia para fabricar las máquinas en Argentina, aseguró que se trata de un plan de reconversión y que, desde ahora, la compañía se enfocará en fabricar cocinas.

"Pero hace dos años tomamos la decisión de poner punto final a la máquina de coser nacional para dedicarnos a la fabricación de cocinas (marca Florencia) por tener mejores posibilidades de mercado. No hay en esto una cuestión económica ni de importaciones", señaló Roberto Macchieraldo, director ejecutivo de la empresa.

En principio no estarían en riesgo los puestos de trabajo, dado que los empleados fueron reubicados. Según La Izquierda Diario, la empresa emplea 220 personas en San Francisco, Córdoba, y 50 en Buenos Aires.

Macoser fue licenciatario de Singer durante 64 años. Sin embargo, Macchieraldo afirmó: "Hace 20 años empezamos a buscar otro producto, porque la máquina de coser tiene un techo. Entonces, comenzamos a fabricar cocinas, que es un mercado mucho mayor". En ese sentido, amplió: "Una máquina de coser no se cambia nunca, como sucede con heladeras, lavarropas, cocinas".

La recesión y la crisis económica desde el punto de vista de 5 pymes

Desde la empresa aseguraron que no se trata de una decisión tomada a partir de las importaciones ni vinculada a la crisis que vive el país. Sin embargo, fuentes del sector aseguran que hay dos empresas chinas que dominaron el rubro durante los últimos años a nivel mundial.

"Siempre seguimos con los tres modelos nacionales, con algunos cambios en la estética, e importamos entre diez y 15. En 2002, en plena crisis, la decisión estratégica fue volcarnos a las cocinas, un producto de mucho volumen y en el que podíamos competir con China. En un contenedor entran 190, en cambio suben 3000 máquinas de coser", refirió una fuente de la empresa, según el diario La Nación.

Más allá de la afirmación desde Macoser, respecto de que la discontinuación de Singer no responde a estos motivos relacionados a la apertura de importaciones, en los últimos años a la industria argentina se le hizo cuesta arriba competir con el extranjero y muchas compañías decidieron reconvertirse o cerrar. Por citar un caso cercano, Newsan, fabricante de marcas como Sanyo o Noblex, decidió reconvertir una parte de su planta destinada a la fabricación de electrodomésticos y dedicarla a los aerogeneradores. Por otra parte, Newsan discontinuó la fabricación de productos marca ATMA. En ambos casos, las decisiones empresariales se debieron a la falta de oportunidades de competir con productos que llegan desde el exterior.

Algunas estimaciones arrojan que desde 2015 hasta el momento se perdieron alrededor de 100 mil empleos industriales. Los sectores más golpeados por esta situación son los vinculados a la industria textil o al calzado. Al parecer, en este caso, los trabajadores que hasta hace un día empeñaban sus esfuerzos en fabricar máquinas Singer no estarían en riesgo de engrosar esa lista.

JPA/ CP



Fuente: Perfil.com
Más artículos