Sábado, 15 de Diciembre de 2018
Esto está pasando ahora: Dólar Crisis Economica FMI Inflación Ajuste

Comercio exterior

Marisa Bircher: "El fin de la sequía y más inversiones en Vaca Muerta indican un 2019 positivo"

La secretaria de Comercio Exterior, Marisa Bircher
© La Nación

La secretaria de Comercio Exterior, Marisa Bircher

Tras su paso por el Ministerio de Agroindustria -hoy devenido en secretaría- como secretaria de Mercados Agroindustriales, Marisa Bircher exhibe nueva gestión como secretaria de Comercio Exterior en medio de los múltiples cambios realizados por el Gobierno para estructurar la política productiva nacional con el eje puesto en la exportación.

Luego del éxito de la organización de la Cumbre del G-20, Bircher se prepara para abrir nuevos mercados para los productos nacionales y habla con la nacion acerca de las proyecciones que la administración nacional tiene sobre el sector, sobre el nuevo régimen de importación temporaria y sobre el estímulo que se debe aplicar para que la Argentina empiece a tener una cultura exportadora a través de políticas de comercio exterior claras.

P-¿Cómo se siente ser la primera mujer en ocupar este cargo?

R-Desempeñarme en este rol es un desafío muy gratificante y una gran oportunidad para continuar agilizando el comercio exterior y fomentar el crecimiento de las exportaciones. En el mundo del comercio exterior, aún hoy, la presencia de mujeres es baja, principalmente en los puestos directivos, pero observo que cada vez más mujeres están involucrándose en el circuito exportador. Espero poder animar a que la participación femenina se incremente aún más y colaborar en la difusión de distintas capacitaciones que impulsan su participación como el programa Mujeres Exportadoras, de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (Aaici).

P-Fue un año especialmente difícil para el comercio global. ¿Qué proyecciones tienen para 2019?

R-El mundo está cada vez más integrado. Según el Banco Mundial, el comercio internacional representa hoy el 56% del PBI mundial, más del doble que hace 50 años. Hoy, gracias a la integración internacional y la multiplicidad de acuerdos comerciales vigentes -y que siguen creciendo-, los productos que se consumen ya no son fabricados en un único país.

La producción mundial depende en gran medida de la posibilidad de comercio, y observamos que la mayor parte de los países continúa avanzando en la profundización de este camino. Solo por citar algunos ejemplos, en 2018 la Unión Europea y Japón formaron el área de libre comercio más grande a nivel mundial en términos de producto bruto, mientras que 44 países africanos formaron el área de libre comercio más grande en términos de cantidad de países miembros. Y en América Latina el panorama no es diferente; vemos que la Alianza del Pacífico avanza con sus negociaciones con Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Singapur. Además, el comercio mundial sigue creciendo. En 2017, el volumen de comercio internacional aumentó un 4,7% y se estima, según la OMC, que en 2018 el crecimiento será de 3,9%.

A partir de todo lo que venimos realizando, creemos que el trabajo argentino se verá en las góndolas y los negocios de todo el mundo. Para 2019 las proyecciones indican que las exportaciones tendrán una dinámica positiva, basadas en el fin de la sequía (las exportaciones de oleaginosas y cereales se vieron afectadas por esto) y la maduración de las inversiones en Vaca Muerta (solo en 2017 se invirtieron en explotación y exploración más de US$6700 millones en el sector petrolero y, según datos del Indec, las exportaciones de combustibles crecieron 91,9% en 2018). Desde el Ministerio, y particularmente desde nuestra Secretaría, seguiremos trabajando y desarrollando programas, herramientas y financiamiento que ayuden al exportador a salir al mundo.

P-¿Cuáles son los instrumentos prioritarios en los que se enfocarán para promover las exportaciones el próximo año?

R-Nuestro foco está en que más empresas argentinas se animen a exportar, diversificar los productos y los mercados, ya que las empresas exportadoras generan hasta tres veces más empleo que las no exportadoras y tienen salarios que son un 20% más altos que aquellas que nunca realizaron una venta al exterior. Continuaremos entonces con la implementación del plan Argentina Exporta, enfocándonos en abrir nuevos mercados para que nuestros productos recorran el mundo, desarrollar acuerdos internacionales, eliminar trabas asociadas a la burocracia y ofrecer financiamiento y herramientas simples.

En este punto trabajamos conjuntamente con la Aaici y la Cancillería para armar un plan de acción para 2019, en el marco de Argentina Exporta, que estaremos comunicando próximamente.

P-¿Cómo es el nuevo régimen de importación temporaria y en qué las ayuda a las pymes?

R-Es un sistema que permite importar, sin aranceles ni tributos, insumos para agregarles valor en el país y luego exportarlos. Ahora, las empresas tienen la responsabilidad de respaldar la información presentando, en el transcurso de un año, un dictamen técnico que podrá ser realizado con el INTI, universidades e ingenieros matriculados y colegiados. La presentación de este dictamen se hace luego de la emisión del certificado y se establecerán multas más elevadas para los que incumplan. Además, como establece la normativa, las mercaderías importadas deben exportarse en el plazo de un año, con posibilidad de prórroga por un año más.

Es importante destacar que el nuevo sistema reduce tiempos y costos. El trámite pasa de realizarse en tres meses a 20 días y se puede hacer desde cualquier parte del país a través de la plataforma de Trámites a Distancia (TAD).

La simplificación de esta herramienta permitió que este año se duplicaran los trámites iniciados y que se finalizaran un 117% más de expedientes en comparación con el año pasado. Así, en los primeros diez meses de 2018 más de 500 empresas utilizaron el régimen de importación temporaria y se ahorraron más de US$76 millones.

P-Hablemos de los derechos de exportación, ¿son en realidad transitorios?

R-Son una medida transitoria y que se aplicaron en este contexto particular. Por ello, y para no perjudicar a las empresas más pequeñas, contemplamos que las exportaciones que se realizan por Exporta Simple no paguen retenciones y que quienes hayan exportado menos de US$20 millones tienen 60 días para el pago de las retenciones.

También, brindamos líneas de financiamiento a través del plan Argentina Exporta para ayudar económicamente a las empresas que lo necesiten. Es una medida transitoria en un momento de emergencia, pero con fecha de caducidad.



Fuente: La Nación
Más artículos