Domingo, 16 de Diciembre de 2018
Esto está pasando ahora: FMI Ajuste Inflación Dólar Crisis Economica

Economía

Nuevas empresas y regulaciones: el desafío que se viene

Mariano Otero, CEO de Uber en Argentina.
© Noticias

Los nuevos modelos de empresas presentan otros paradigmas laborales. El equilibrio entre lo local y lo global en la economía del futuro.

Las nuevas formas que toman las empresas emergentes, apalancadas principalmente por la innovación y el desarrollo tecnológico, presentan desafíos para los gobiernos nacionales.
La regulación laboral, en ese sentido, es una de las claves vislumbrar los debates que se vendrán.

Editorial Perfil organizó en su edificio ubicado en el barrio porteño de Barracas la charla “Ciudades del Futuro”, donde representantes de firmas innovadoras dieron su parecer sobre los espacios urbanos que podremos encontrar a corto plazo. Agustino Fontevecchia -director ejecutivo del grupo mediático-, fue quien ofició de moderador de la charla, la cual contó con la presencia de Mariano Otero -CEOde Uber en Argentina-, Ana Furey – VIP Sales Executive en Latinoamérica- y Patricio Fucks -CEO de WeWork en Latinoamérica-.

(Lea también: Ciudades del futuro: ¿en qué lugar está ubicada Buenos Aires para el desarrollo?)

El transporte en la mira. “La visión que tiene Uber como un esquema de servicios y no como bienes da lugar para todo”, explicó Otero durante el debate. “La mentalidad que se trata de romper es otra: ¿qué sentido tiene que en una ciudad donde creció en 50% en términos poblacionales en los últimos 20 años, tenga la misma cantidad fija de taxis? Esa cantidad se decidió, también, arbitrariamente hace 20 años”, comentó.

Con respecto al problema de la regulación, Uber es una de las empresas que más problemas ha tenido en el país, sobre todo por el lugar que ocupó en los medios. “No es un tema de competencia desleal, sino que necesitamos generar una regulación que contemple porqué las nuevas compañías son distintas a lo que ya existe. En principio, un chofer Uber maneja 15 horas por semana”, informó.

En esa misma dirección, señaló la importancia de “pensar en los beneficios” que empresas como Uber aportan a las ciudades. “¿Realmente nos ayuda a combatir con el auto personal? ¿Le da transporte a gente que hoy estaba marginalizada en ese sector? ¿Cuáles son los beneficios que queremos preservar de Uber?“, se preguntó el CEO argentino de Uber para pensar posibles regulaciones.

A su vez, también hizo hincapié en posibles cuestiones que Uber podría cambiar: “si hay cosas que no queremos preservar, como por ejemplo imponer requisitos de seguridad en los tipos de autos, también se puede hacer, porque eso queda en el poder del regulador”, sentenció.

La regulación como un paso clave. Por su parte, la representante de PayU en Latinoamérica reconoció que existen algunos avances en esa materia en relación al e-commerce y a las empresas fintech. Sin embargo, señaló que “todavía faltan cosas para hacer”.

En esa misma dirección, Furey prosiguió exponiendo que hacen falta “regulaciones para que todos los actores de Fintech puedan acceder a los mismos beneficios”. A su vez, subrayó que “el mercado ya está regulando y en cada país van cambiando las formas”. Con respecto as nuevas formas de trabajo, destacó que en PayU el empleo “está descentralizado” lo que genera trabajo más flexible.

El representante de WeWork en Latinoamérica, en cambio, se mostró más tajante con esta cuestión. “O el otro tiene que pagar impuestos o a mí me tienen que sacar todas esas obligaciones de encima, algo tiene que regular eso”, señaló

Fucks, quien posee años de experiencia dentro de la industria hotelera, también criticó a los empresarios además de a los dirigentes. “Los emprendedores y empresarios criticamos a la clase política y eso está bien, pero los empresarios tampoco se salvan”, señaló.

Entre lo local y lo global. Consultado por NOTICIAS al final del evento, Otero dio su parecer sobre lo que podría encontrarse en las nuevas ciudades. En ese sentido, la tensión entre lo local y lo global ocupa un lugar clave.

“Aplica mucho caso el UBER, porque uno de los valores de la empresa es pensar globalmente y actuar localmente”, destacó el CEO en Argentina. En esa dirección, señaló que la empresa actúa en ciudades que tienen una compleja trama de personas y actores. “Uno tiene que estar totalmente consciente del contexto, qué es lo que significa actuar en Buenos Aires, que va a ser distinto a Córdoba, Mendoza o provincias del norte”.

(Lea también: Networking: la apuesta de las nuevas empresas)

A su vez, Otero destacó que lo más importante es el impacto de la vida de los ciudadanos que habitan en esas ciudades. “Hay muchas ganancias de eficiencia que se pueden lograr a través de la globalización de estas plataformas”, destacó.

En la actualidad, Uber cuenta con 3 millones de conductores a nivel mundial, algo que genera una constante actualización de datos y experiencias. “Tenés que tener esa consciencia local, ese equipo local, para poder customizar esa experiencia global a las necesidades de la ciudad“, definió el representante de la aplicación en Argentina.

Así entonces, el paisaje urbano que ya ha cambiado en estos últimos años, podría seguir en esa misma dirección, donde lo global gana cada vez más terreno. Sin embargo, las marcas locales han mostrado exitosos casos donde la reinvención e innovación terminan venciendo pronósticos adversos. Será cuestión de poco tiempo empezar a ver cuáles serán esos resultados.



Fuente: Noticias
Más artículos