Lunes 18 de Noviembre de 2019

mercados

La estrategia de financiar el déficit en el mercado local complica la inflación

Sábado 24 de Marzo de 2018

Colocadores de deuda consideran que Argentina no debería dejar pasar más tiempo si quiere financiarse en el exterior.

La estrategia del ministro de Finanzas, Luis Caputo, de pasar a financiar el déficit fiscal con emisión de deuda puramente en el mercado local recibió varios cuestionamientos de parte de colocadores de deuda y analistas de mercado.

Es que mientras en el Gobierno consideran que en unos meses, cuando se calme la volatilidad de los mercados, podrán volver a salir a tomar deuda externa a tasas más bajas que las actuales, varios expertos advierten que esto es menos probable de lo que parece para el deudor. Pero también advierten que "no es inocuo" y puede complicar la pelea contra la inflación.

En el marco de la Cuarta Conferencia Financiera Argentina de LatinFinance en el hotel Four Seasons, colocadores y calificadores de deuda, gestores de carteras y el subsecretario de Finanzas de la provincia de Buenos Aires, Sebastián Katz, debatieron acerca del nuevo escenario mundial para la colocación de deuda nacional y provincial y la estrategia de viraje al mercado interno del ministro de Finanzas, Luis Caputo, quien semanas atrás viajó a Nueva York a calmar a los bonistas internacionales que, desde que empezaron a subir las tasas de interés en Estados Unidos se sienten empachados de deuda nacional.

Y fue Katz quien expuso los lineamientos de la lectura de la nueva coyuntura financiera que hacen en el Gobierno nacional: "Cuando acompañamos al ministro Caputo -la Provincia está coordinada, somos un mismo equipo con el Gobierno nacional y estamos en la misma página de la estrategia financiera nacional- lo que percibimos es que en el mercado, en un contexto de retorno de la volatilidad, los activos argentinos -y también por nuestra historia financiera y macroeconómica- tienden a ser más volátiles que el resto".

Sin embargo, para Katz no hay razones desde el lado de los fundamentales de la economía argentina que justifiquen el alza del riesgo país, por lo que calificó de "disonancia" lo que se observa entre la realidad y lo que el mercado proyecta en el riesgo país. Por consiguiente, en lo inmediato, sostuvo que la estrategia será financiarse en el mercado doméstico y que "se complementa con otras fuentes de financiamiento".

Al respecto aseguró que "hay pockets de liquidez", reservorios de ahorros que podrían ir a financiar al Tesoro, hasta que la disonancia se resuelva y vuelva a reducirse el riesgo país.

Sin embargo, el resto de los panelistas tuvieron sus resquemores al recomendar a los deudores corporativos que desarrollaran una estrategia similar. Tanto Edgardo Sternberg, vicepresidente y gestor de cartera de mercados emergentes de Loomis Sayles and Company, como Juan Manuel Pazos, jefe de Estrategia Soberana y Subsoberana de Puente, y Matías Gaivironsky, CFO de IRSA, consideraron que no era conveniente esperar a la compresión de tasas domésticas cuando es clara la tendencia de la tasa internacional al alza.


"No demoraríamos una decisión de emisión de deuda en el contexto de estos últimos dos meses. Si sos un corporativo, ¿vas a esperar esos 50 p.b. [puntos básicos de compresión del riesgo país] que a lo mejor te los ahorrás en el mes justo o te vas a adelantar a una tendencia?", se preguntó retóricamente Gaivironsky, para quien el momento de emitir es ahora.

‘La batalla contra la inflación no está ganada como para decir que podemos empezar a esmerilar para financiar a los gobiernos lisa y llanamente, explicó el estratega de Puente.

En eso coincidió Sternberg: "Las tasas van a subir y van a seguir subiendo", dijo y enfatizó que "El corporativo tiene mucho espacio para emitir".

Por su parte, Cecilia Minguillon, directora de FixScr, la calificadora de riesgo local asociada a la internacional Fitch Ratings, consideró que no solo es cierto que hay espacio para los bonos corporativos en el mercado externo porque hay muchos sectores sin financiamiento sino porque, Argentina es el único país de la región cuya calificación de deuda tiene perspectivas de mejorar.

De todos modos, Pazos advirtió que si bien sí puede ser una buena estrategia para la Nación o las provincias esperar, esta decisión suma más competencia con el sector privado por el ahorro doméstico y tiene costos para la estabilidad macroeconómica: "Coincido con Sebastián que la estrategia de concentrarse en el mercado doméstico este año luce como la mejor, sobre todo pensando en el temor que había en el inversor internacional al supply risk en los últimos meses. Pero al mismo tiempo, cuando uno pone el foco en cómo va a ser la foto de acá a 12 meses, es cierto que es una estrategia que no es inocua y que tiene costos; costos que tienden a estresar el rebalanceo macroeconómico", sostuvo.

"En buena medida porque, pese a que están esos pockets de liquidez, muchos están en las Lebacs. Y la batalla contra la inflación no está ganada como para decir que podemos empezar a esmerilar para financiar a los gobiernos lisa y llanamente", explicó el estratega de Puente para quien no está claro aún la velocidad de desinflación como para poder desarmar Lebacs y destinar ese ahorro al Tesoro sin que esto complique más la tarea del Banco Central.


Fuente: La Política Online