Lunes, 17 de Diciembre de 2018
Esto está pasando ahora: Crisis Economica Inflación FMI Ajuste Dólar

Negocios deportivos

River pierde $ 140 millones por el VAR

El partido en el que ganó Lanús, River perdió millones por el mal uso del VAR:
© Fortuna

Sergio Potenza / La indiscriminada utilización del VAR por parte del árbitro hizo que Ríver perdiera ante Lanús. Pero no sólo el partido, sino millones.

La final de la Copa Libertadores de América no la jugará River Plate porque Lanús lo eliminó de las semifinales del torneo más importante del continente. Deportivamente es un golpe duro para el club de Núñez. Había ganado 1 a 0 el primer partido y, en el segundo y decisivo tenía una ventaja de dos goles. Lanús debía meter cuatro goles. Y lo hizo.

No sólo River sufrió en lo deportivo, sino que la Conmebol –y por ende, la FIFA- también quedó en jaque por el uso del arbitraje asistido por video (VAR, por sus siglas en inglés). El árbitro colombiano Wilson Roldán decidió no utilizar el VAR en todas las acciones claves del partido, sino que cuando él lo consideró necesario, lo que perjudicó a River Plate. No utilizó el VAR para analizar si hubo mano del jugador de Lanús Iván Marcone (en las imágenes se ve claramente que pone la mano, por lo que debió sancionar penal cuando el partido iba 2 a 0), ni tampoco para ver la jugada previa al tercer gol de Lanús, cuando Román Martínez (del granate) le dio un golpe de puño totalmente intencional a Ariel Rojas.

Cabe explicar que el VAR sólo puede ser utilizado, según había comunicado la FIFA, cuando haya goles (para verificar si hubo o no fuera de juega, infracciones o la pelota se fue del campo), penales, incidentes de tarjeta roja y confusión de identidad. Roldán no aplicó estas reglas en las jugadas antes mencionadas, a la que vale sumar los insultos del jugador de Lanús, Lautaro Acosta, al cuarto árbitro, que hubiesen implicado su expulsión de manera directa.

Luego de este uso arbitrario del sistema VAR, y las consecuencias deportivas para River, y tecnológicas para la Conmebol, las arcas del equipo millonario también se verán afectadas: el club pierde la posibilidad de ganar $ 140 millones.

Jugar la final –hoy se define si es contra el Barcelona de Ecuador o el Gremio de Brasil- le implicaba facturar u$s 1,5 millones. En caso de ganarla hubiese recaudado u$s 3 millones. Pero, obtener esta Copa, además, lo clasificaba al Mundial de Clubes (u$s 1 millón por clasificar, más u$s 4 millones si llegaba a la final o u$s 5 millones si la ganaba); además jugaría la Recopa Sudamericana, que entrega u$s 350 mil al perdedor y u$s 600 mil al ganador.

Estos millones de dólares ya quedaron en el pasado. Ahora, es el Club Atlético Lanús el que tiene la posibilidad de quedarse con la Copa y todo ese dinero, siempre y cuando la Conmebol no vuelva a mal-utilizar el VAR para perjudicar a un equipo.



Fuente: Fortuna
Más artículos