Miércoles 8 de Julio de 2020

deportes

Dos vasos de whisky y 40 minutos: la preparación de Guzmán para aceptar la convocatoria de Sampaoli

Viernes 29 de Mayo de 2020
© TyC Sports

El arquero contó la insólita situación que protagonizó al enterarse de que Sergio Romero se quedaba afuera del Mundial de Rusia 2018 por lesión.

El 2018 fue un período con varios altibajos para la Selección Argentina, sobre todo por las diferencias ideológicas entre Jorge Sampaoli y sus jugadores en la previa del Mundial de Rusia 2018, la última prueba de fuego para la "vieja camada" tras las tres finales perdidas de manera consecutiva. Y la situación se volvió más intensa cuando se agregó la inesperada baja de Sergio Romero, uno de los históricos bajo los tres palos, por una lesión en su rodilla derecha que lo obligó a pasar por el quirófano. En ese momento, Franco Armani y Willy Caballero tenían sus lugares asegurados, pero había un último cupo a repartirse entre tres apellidos: Agustín Marchesín, Esteban Andrada y Nahuel Guzmán, quien en un principio había salido de la nómina por el jugador de River, aunque luego la vida le daría una segunda oportunidad.

"Estaba muy difícil la situación, no solo por mi momento, sino por todo el agite que había pasado. Yo sabia que Willy se había ganado un lugar, Chiquito lo tenia asegurado y que Franco estaba en un nivel buenísimo. Y en esos 10 días me liberé y Sampaoli me llama un domingo y me dice que quedo afuera. Pasan dos días, me voy a la casa del Cabezón (Hernán) Bernardello y suena el teléfono. Yo no entendía lo que estaba pasando. Entonces pongo TyC Sports y leo el titular: `Romero lesionado, se queda sin Mundial´", declaró Guzmán en diálogo con Líbero.

Y agregó: "Era muy gracioso porque las primeras opciones eran Marchesín y Andrada, ya que el que había quedado afuera sobre el final era yo. Entonces, Sampaoli me mandan un mensaje diciendo que lo atienda y me tomé 40 minutos para pensar y reflexionar con mi familia y amigos. No sé si era injusto. Sentía que si mi rendimiento no era el mejor, era algo ilógico tener dos días después la posibilidad de entrar en un Mundial. A miíme hace el click porque hablo con Chiquito y Willy, que son personas que respeto muchísimo, para ver si la situación era real. Y me dieron que le de para adelante".


Y fue en ese momento cuando Guzmán le pidió un whisky a Bernardello y decidió sacarse esa foto, sentado en el sillón, que quedará para el cajón de sus recuerdos. "Chiquito era el que tenía más posibilidad de jugar y se quedó afuera. Los otros tres estábamos en igualdad de condiciones y dije: ´Bueno, vamos a pelear por atajar´. En realidad fueron dos vasitos, era como la despedida de esas mini vacaciones que había tenido durante esos 10 días. Eran livianitos, con dos hielitos", explicó.

El final de la historia ya es conocido: eliminación contra Francia en los octavos de final y salida de Sampaoli para dar inicio al ciclo de renovación de Lionel Scaloni.


Fuente: TyC Sports