Miércoles 29 de Enero de 2020

RIVER

Palacios, crack de pies y de cabeza

Domingo 15 de Diciembre de 2019
Palacios, pulgar arriba: cerró su primer ciclo en River con la vuelta en Mendoza (Diego Haliasz / Prensa River).
© Olé

Dio un salto madurativo en 2019. Su pase al Bayer Leverkusen en 24,1 millones de dólares es un premio a su constancia. River lo va a extrañar.

En Novena ya era crack. Pero crack, mal. Gallardo un día lo vio y lo agendó para el futuro. Lo esperó. Lo moldeó. Lo potenció. Con el tiempo, dosificándolo, “retándolo cuando hubo que retarlo” como supo decir, hizo de Exequiel Palacios un futbolista con el ADN de River. De su River. Pero su exponencial crecimiento, ése que lo llevó a ser fundamental en el título de la Libertadores 2018, que lo llevó a la Selección a los 20 años y a ser comprado por el Bayer Leverkusen alemán a los 21 (pagará 24,1 millones de dólares por la totalidad de su pase) no fue meramente futbolístico.

Palacios dio un salto madurativo importantísimo en 2019. Lo comenzó con una lesión, una fractura proximal que lo dejaría afuera de las canchas durante 60 días y que complicaría -al igual que el despido de Santiago Solari como deté- el soñado pase al Real Madrid... Pero pudo, Palacios, sortear ese obstáculo. Regresó, fue ganando ritmo, se ganó la convocatoria a la Copa América y un lugar en el equipo que disputó la primera serie decisiva de River de 2019: la de la Recopa Sudamericana. Ahí, otra vez el subibaja: la alegría por el título, el bajón por un desgarro que lo dejaría afuera de la cita albiceleste en Brasil...


Pero Palacios estuvo fuerte. Y volvió, otra vez. Para consolidarse. Para convertirse en un pasador de elite, conjugándose en ataque con la pausa pensada de Nacho Fernández y la enjundia con comprensión táctica de De La Cruz. Y brilló. Dio asistencias. Encandiló. Lo compró el Bayer y fue capaz de jugar sus últimos tres partidos con la cabeza metida en River, exceptuando la roja ante San Lorenzo. Demostró, a fin de cuentas, que es crack de pies a cabeza...


Fuente: Olé