Miércoles 11 de Diciembre de 2019

BOCA

¡Hay De Rossi para rato!

Domingo 17 de Noviembre de 2019
El tano se puso bien físicamente, se siente más adaptado y piensa en el 2020.
© Olé

Tal como anticipó Olé, el contrato del italiano no se termina en diciembre y lejos está de irse. ¿Querés saber cuál es el plan con la megaestrella? Conocé acá todos los detalles...

Es cierto que las elecciones presidenciales del 8/12 van a definir un montón de cuestiones que tienen que ver con el futuro de Boca. Desde saber cuál será el rumbo del club desde ahora en más hasta, por caso, las continuidades o no de Gustavo Alfaro y Nicolás Burdisso, más allá de que los dos todavía tienen contrato vigente (vencen en junio del año que viene). Sin embargo, hay algo que el nuevo presidente -sea del oficialismo o no- seguramente no modifique: se trata de

La llegada del romano de 36 años a fines de julio no sólo sirvió para que se transformara en el primer campeón mundial europeo (ganó el Mundial 2006 con Italia) en el fútbol argentino, sino también para que la Dirección Técnica que encabeza Burdisso -junto a Aníbal Matellán- tuvieran su proyecto a largo plazo. y conocer la Bombonera...

. Sobre todo teniendo en cuenta que todavía no se sabe que pasará, por ejemplo, con Carlos Tevez el año que viene... Y en gran medida, esa parte del plan está cumplida. O por lo menos en camino: Daniele es uno de los más queridos puertas adentro, es un espejo para los más pibes del plantel y se sienta con ellos en la mesa, pero también ocupa la cabecera de los más veteranos. Es decir, internamente se adaptó bárbaro y siguió al pie de la letra lo que pretendía Burdisso.

Sin embargo, las lesiones (una distensión de la que luego se resintió), lo complicado que se le hizo adaptarse a una nueva idiosincrasia, tanto en la vida como en el fútbol, le patearon en contra al mediocampista que estuvo 18 temporadas consecutivas en el equipo de la capital de Italia. Por eso, (convirtió un gol el día que debutó contra Almagro en la Copa Argentina) y el resto lo tuvo que mirar de afuera. Incluso la primera semifinal de ida con River en el Monumental...


Más allá de las contras, el presente de De Rossi cambió rotundamente: además de que se instaló definitivamente con su mujer Sarah Felberbaum y sus tres hijos en la zona de Palermo, lo pararon un par de semanas para que hiciera un tratamiento especial, una especie de mini pretemporada, dejara de correr detrás de un objetivo en particular y finalmente pueda estar al ciento por ciento desde lo físico. , le contaron a Olé desde Casa Amarilla. Y por lo menos en los entrenamientos se lo vio totalmente recuperado y mucho mejor con la pelota. De hecho, Alfaro lo concentró para el partido contra Vélez y terminó yendo al banco, aunque no ingresó.

La sintonía en Lele y también en el club, es otra. Incluso, fue La Boca que salieron a desmentir inmediatamente que el tano podía regresar a Italia luego de la eliminación de la Copa a manos de River. Por el contrario, no sólo está más cómodo que nunca, sino que además Boca le devolvió las ganas de jugar al fútbol y hasta de volver a vestir los colores de su selección. Por lo visto, la primera parte del plan está cumplida y De Rossi ya es un peso pesado del plantel. (¿volverá a jugar, aunque sea un ratito, contra Unión en la Bombonera?) y dentro de la cancha. Mucho más, sabiendo que al parecer se va a quedar un buen rato en Boca...


Fuente: Olé