Sábado 21 de Septiembre de 2019

Deportes

Diego Maradona, en Gimnasia: cómo es el plan táctico para recuperar al Lobo

Miércoles 11 de Septiembre de 2019
Maradona perfila un dibujo táctico 4-4-2 para el debut, con la idea de que el equipo sea práctico y pragmático Fuente: FotoBAIRES
© La Nación

Maradona perfila un dibujo táctico 4-4-2 para el debut, con la idea de que el equipo sea práctico y pragmático

Diego Maradona recibió un plantel conmocionado, que cambió su estado anímico de forma vertiginosa: de abatido a exultante. Domar esas revoluciones, que por estos días están a tope, será uno de los objetivos del flamante cuerpo técnico de Gimnasia. La principal misión, sin embargo, pasará por moldear el equipo; extirparle falencias y adosarle virtudes.

El exDT de Dorados de Sinaloa se hizo cargo de un Lobo poco feroz, al menos desde lo futbolístico. El elenco albiazul, en el presente semestre, convirtió apenas tres goles en seis partidos (entre Superliga y Copa Argentina). La explicación es simple: los que llegaron al club no lograron suplir a los que emigraron. A Gimnasia se le fue un trío que había marcado 10 de los 17 tantos en la primera mitad del año (Santiago Silva, 4; Jan Hurtado, 3; y Lorenzo Faravelli, 3) y sus refuerzos no llenaron ese vacío (apenas un grito, de Pablo Velázquez). En lo que va de la Superliga, el conjunto tripero exhibió dos problemas ofensivos evidentes: dificultad para generar juego y falta de puntería en la definición.

Pero la poca contundencia de su ataque no fue el único inconveniente que mostró Gimnasia en este campeonato. Hay, por lo menos, otros dos que lo condicionaron. Y mucho. El Lobo, desde la salida de Fabián Rinaudo a fines del año pasado, nunca halló contención en la zona media; al menos hasta ahora, los rivales avanzan con facilidades hasta su última línea y eso expone a los defensores. La otra complicación que tuvo en esta segunda parte de 2019 fue la reiteración de fallas groseras de sus marcadores: Horacio Tijanovich erró un rechazo simple y fue gol de Lanús; Leonardo Morales despejó muy corto y le sirvió el tanto a San Lorenzo; Janeiler Rivas quedó enganchado, y habilitó a un jugador de Defensa y Justicia que no perdonó.

En fútbol, los errores se pagan con puntos y Gimnasia ya dejó 14 en el camino. De 15 unidades posibles en el certamen, sumó una. Una campaña gris. Nadie lo superó con amplitud, aunque tampoco le ganó a nadie: 1-1 con Lanús, 0-1 contra San Lorenzo, 1-2 ante Colón, 0-1 frente a Defensa y 0-1 con Argentinos Juniors. El Lobo marcha último en el torneo y lo más preocupante es que también se ubica en el fondo de la otra tabla: la de los promedios (está a 11 de Colón y Banfield, los elencos más comprometidos de los que por ahora esquivan el descenso).

Su anterior técnico, Darío Ortiz, probó variantes de esquemas y de nombres pero no logró afianzar una formación titular. La última alineación que dispuso, por la quinta fecha, fue la siguiente: Alexis Martín Arias; Leonardo Morales, Manuel Guanini, Marco Torsiglieri y Lucas Licht; Franco Mussis, Agustín Bolivar y Matías García; Brahian Alemán; Claudio Spinelli y Pablo Velázquez. Habrá que ver cuántos de estos nombres mantiene en cancha Maradona, un DT que ya diseñó su plan: un 4-4-2 pragmático, con intérpretes que no negocien el sacrificio.


En su presentación, ya había anticipado: "A mis futbolistas les voy a pedir encarecidamente que se maten en la cancha y que traben con la cabeza si es necesario". Además de la entrega, Diego buscará un equipo ordenado y práctico: una estructura equilibrada y una ofensiva eficaz.

Una de sus frases más desopilantes del domingo ("acá no se juega con ametralladoras ni con revólveres; acá se tira el centro atrás y la empuja el compañero") portaba un concepto que caracterizó a Dorados cuando él estuvo al mando: ataques por las bandas y presencia en el área. Por lo general, el conjunto de Sinaloa avanzaba por los costados (con mediocampistas por afuera que se convertían en extremos) y colocaba a los dos atacantes cerca del arco; uno de los volantes centrales se desprendía para oficiar de apoyo; los otros cinco jugadores de campo se quedaban para la contención, formando un 4-1.

Para conocer detalles de su estrategia en el Lobo habrá que esperar, por lo menos unos días. Ayer -a puertas cerradas- fue su primer entrenamiento formal a cargo de Gimnasia, tras la práctica abierta del fin de semana que sirvió para que se presentara en sociedad. "Hicimos trabajos en espacios reducidos. Nos dijo que vamos a ir trabajando con tranquilidad, que podemos sacar esto adelante todos juntos y que jugarán los que él vea mejor", le contó el paraguayo Víctor Ayala a LA NACION.

La expectativa para hoy es ver si el DT planta un equipo en cancha y así conocer el primer bosquejo del Lobo de Maradona. El debut será el domingo ante Racing y por ahora sólo está definida la idea madre: un once corredor y utilitario.


Fuente: La Nación