Domingo 25 de Agosto de 2019

El alemán que amargó a la Selección

Mario Götze, el verdugo que se creyó mejor que Messi y estuvo al borde del retiro

Sábado 13 de Julio de 2019
Mario Götze sale a festejar y Sergio Romero se lamenta: gol y Copa del Mundo para Alemania. EFE
© Clarín

A los 22 años llegó a la cima del fútbol con su gol ante Argentina. Varias lesiones y un problema en su metabolismo que lo alejó de las canchas 5 meses frenaron su carrera ascendente.

"Todo pasó muy rápido. Schürrle puso un balón de forma excelente, pude controlarlo con el pecho y entonces, de alguna forma, estaba dentro de la red. Fue un momento indescriptible".

Chiquito Romero queda tirado en el césped del Maracaná. Gira la cabeza hacia atrás y ve lo que no quería ver. Ezequiel Garay queda como una estatua en el área chica, sabe que ya no hay nada que hacer. Martín Demichelis completa la foto.

Y el pibe que dice que pasó todo muy rápido se levanta como una flecha y sale a festejar.

Mario Götze es el nombre que sigue latiendo desde hace cinco años. Iban 113 minutos de una final en la que Argentina había hecho méritos suficientes para evitar el alargue y en ese momento ya haber alzado la Copa del Mundo. Pero el que festeja es Alemania. Y Götze, ese villano que nunca más volvió a convertirse en héroe.

¿Qué fue de la vida del rubiecito que con 22 años despertó del sueño a todos los argentinos?

La curva ascendente en su carrera parecía extenderse después de ese gol. Es que tras levantar la Copa en Brasil, llegó al Bayern Munich y jugó 48 partidos en la temporada 2014/2015 en la que marcó 15 goles. Era una de las joyas del fútbol alemán.

Pero 4 años después a nadie le sorprendió su ausencia en la lista de convocados por Joachim Löw para el Mundial 2018. En el medio, una patología extraña se cruzó en su camino.

Las lesiones musculares le quitaron continuidad, primero con Pep Guardiola y luego con Carlo Ancelotti. Así perdió lugar en el Bayern y decidió volver al Borussia Dortmund para la temporada 16/17. La apuesta no salió bien: sufrió la rotura parcial de los ligamentos de su tobillo derecho.

El club decidió ir al fondo del problema y le indicó a Götze estudios médicos para descubrir la raíz de sus lesiones: los resultados arrojaron un trastorno en su metabolismo, que podría ser hipotiroidismo, la misma enfermedad que terminó con la carrera del brasileño Ronaldo, el Fenómeno.


Götze fue apartado del plantel y comenzó con un tratamiento especial. El hipotiroidismo se caracteriza por la baja producción de hormona tiroidea, vital para mantener estable el metabolismo. Los síntomas más comunes son el aumento de peso, fatiga, somnolencia, sequedad de la piel y dolores musculares. La imagen de Götze con sobrepeso sorprendió en Alemania y dio la vuelta al mundo.

Estuvo cinco meses sin jugar y reapareció en un amistoso de pretemporada, en julio de 2017. Fue titular por primera vez en agosto, en el triunfo por 3-0 sobre Wolfsburgo. Pero en noviembre llegó otra lesión en el tobillo que lo apartó dos meses de las canchas.

Cuando Löw decidió no incluirlo en la lista para Rusia 2018 hizo su propio análisis y recordó la frase que le susurró al oído cuando decidió mandarlo a la cancha (en lugar de Klose) a los 43 minutos del segundo tiempo de la final ante Argentina. "Demuestra que eres mejor que Messi", le dije.

Se sabe que Götze no es mejor que Messi, pero las palabras surtieron efecto: el atacante entró motivado y su gol le dio la cuarta estrella a Alemania.

"Un jugador que marca el gol decisivo en una final siendo tan joven, puede sufrir una carga después”, admite el entrenador. “Fue una idea espontánea. Si fue bueno a posteriori... No lo sé. En ese momento no piensas las cosas que pueden pasar después", dijo en relación a su comparación con Messi.

Hoy Götze está volviendo a ser el que era. Ni el que se creyó más que Messi en esos minutos de gloria en el Maracaná ni el que tropezaba mil veces con las mismas lesiones. En la última temporada jugó 38 partidos en el Borussia Dortmund.

Fue noticia por spoilear en sus redes sociales un capítulo determinante de la serie Game of Thrones. O por darse un baño en el barro con su novia en Ibiza.

Quizá se acuerde que es 13 de julio y lo celebre como el segundo cumpleaños de su vida. Hace un lustro alcanzó la gloria. Y fue más que Messi, al menos por un rato.


Fuente: Clarín
Más artículos