Viernes 23 de Agosto de 2019

Deportes

Scaloni, DT de la selección hasta Qatar 2022: la trama de una decisión que sembró Messi y cosecharon Tapia y Menotti

Viernes 12 de Julio de 2019
Fuente: AFP
© La Nación

Scaloni fue ratificado por Menotti para que continúe en las eliminatorias sudamericanas y, por ende, en la próxima Copa América.

Hubo humo blanco en la AFA. Claudio Tapia y César Luis Menotti dieron un paso más: en una reunión que mantuvieron en la sede de la calle Viamonte el jueves, el presidente y el director de selecciones nacionales acordaron que el ciclo de Lionel Scaloni continúe más allá de fin de año, el límite que se había previsto después de la participación de Argentina en la Copa América.

Los seis amistosos que jugará la selección en lo que queda del año ya no serán definitorios para el futuro del entrenador: la decisión de fondo es que Scaloni esté al frente en las eliminatorias Sudamericanas (comienzan en marzo), y que por supuesto dirija en la próxima Copa América. El contrato del técnico, entonces, deberá ser ampliado una vez que se presente la novedad en el Comité Ejecutivo de la AFA: si Argentina se clasifica al Mundial de Qatar, se extenderá hasta fines de 2022, ya que el torneo se disputará entre noviembre y diciembre de ese año. De vacaciones en el Caribe, el otro Lionel habrá sonreído: el decidido apoyo de Messi al entrenador durante el transcurso de la Copa América había sido la semilla que sembró la noticia, cosechada ahora.

Menotti -que había recibido varios cuestionamientos por no estar junto con el equipo en Brasil- se mostró conforme con la evolución de la selección en su excursión por tierras brasileñas e hizo una apuesta para que el joven entrenador se mantuviera en el cargo. La lectura que hizo junto a Tapia parece dar un vuelco contundente respecto de sus evaluaciones anteriores a la Copa: Menotti no incluía a Scaloni en sus planes futuros, según lo dejaba saber con la gente de su confianza.

¿Por qué el cambio? En principio, el veterano exentrenador considera -con lógica- que no es bueno para el proyecto de la selección que quien esté al frente sea ratificado cada seis meses. "Hay que darle un marco de tranquilidad, que sepa desde ahora que será el técnico de las eliminatorias", confió en privado. Pero además leyó algunas señales que consideró positivas: vio un progreso en el equipo con el correr de los partidos, consideró las sobradas muestras de respaldo de los jugadores y, además, observó que el núcleo que acompaña a Scaloni (Aimar-Samuel-Ayala) es de una jerarquía que impone respeto en el plantel y complementa muy bien el trabajo de la cara principal del cuerpo técnico.

Todavía en Brasil, Tapia ya le había confirmado a Scaloni que seguiría hasta diciembre, cuando vence su contrato. Incluso antes de la semifinal -que terminó en derrota por 2-0 contra el local y un escándalo montado alrededor del mal uso del VAR-, el presidente ya hacía saber que estaba conforme con el trabajo del DT. El presidente, que vivió todo el mes con el plantel -no faltó a ningún entrenamiento, incluso-, leyó en vivo la dinámica entre jugadores y cuerpo técnico. Y esas vibraciones lo convencieron de que debía ratificar a Scaloni: jugadorista por definición, Tapia valora más esas relaciones que la inexperiencia del técnico.


"Ya no estoy más a prueba. Soy otro entrenador", se plantó Scaloni antes del partido contra Chile, en San Pablo. La noche anterior a esa expresión de autoconfianza había recibido la palamada de Tapia en su hombro: se sabía seguro en su puesto. Y después del partido, incluso en medio de las esquirlas por la polémica expulsión de la que fue objeto, Lionel Messi también fue enfático en su apoyo. "Que el técnico siga hasta diciembre, por lo menos, da tranquilidad. Y también a los chicos que hoy por hoy están viniendo. Es bueno para estar tranquilos y seguir creciendo", había dicho el capitán. Esa frase se pareció a una sentencia.

Faltaba, en todo caso, saber qué postura tomaría Menotti, el más crítico dentro de este esquema sobre las aptitudes de Scaloni. "Los cambios hay que producirlos desde adentro", razonó ahora, cuando algunos suponían que iba a hacerse a un costado. Su repentino apoyo, en todo caso, es la única sorpresa de esta trama. Y la certeza de que era la única manera de mantenerse arriba del barco de la selección. El que capitanea Messi, con Scaloni a bordo por, tal vez, tres años y medio más.


Fuente: La Nación
Más artículos