Jueves 22 de Agosto de 2019

Deportes

Entre señales de alarma, Boca tuvo una buena noticia: llegó Jan Hurtado

Viernes 12 de Julio de 2019
Hurtado llegó para reforzar la delantera Fuente: LA NACION
© La Nación

Hurtado llegó para reforzar la delantera

Los tres lesionados que se trajo Boca de la gira por los Estados Unidos y México tuvieron una pequeña compensación a última hora de ayer. El club anunció la llegada del delantero Jan Hurtado, proveniente de Gimnasia, de La Plata. Será el primer futbolista venezolano en ponerse la camiseta azul y oro. Aterriza en la Bombonera luego de intensas negociaciones y el pago de 5 millones de dólares brutos, que incluyen una deuda que los platenses mantenían con Táchira, el anterior club del venezolano.

Que Boca, que Genoa de Italia. Al final, el club xeneize se quedó con el delantero, que siempre quiso probarse en otro club del fútbol argentino y postergó su viaje al fútbol del exterior. Es el segundo refuerzo del equipo que dirige Gustavo Alfaro para la temporada: el primero había sido Alexis MacAllister, de última temporada en Argentinos Juniors, pero cuyo pase pertenece a Brighton, de Inglaterra.

La llegada del venezolano aplaca, en parte, la escasez de efectivos con la que Boca volvió de la gira preparatoria. Paolo Goltz sufrió una contractura, Lisandro López ni siquiera pudo iniciar el último encuentro por un dolor en el gemelo derecho que apareció cuando estaba realizando el calentamiento. Darío Benedetto, por su parte, evidenció molestias en la tendinitis que arrastra en un tendón del tobillo derecho.


Además de los dos zagueros centrales lesionados, Carlos Izquierdoz está suspendido para el partido del 24 de este mes con Paranaense, por los octavos de final de la Copa Libertadores. Así, Boca tiene un solo defensor central en condiciones físicas para el trascendental partido: el paraguayo Junior Alonso, quien disputó la Copa América de Brasil con su seleccionado. Las evoluciones de López y Goltz serán fundamentales para definir si Boca busca otro defensor en el mercado, un puesto que no figuraba entre las prioridades del cuerpo técnico.

Boca también se vuelve de la pretemporada con un amargo sabor en lo futbolístico. El partido contra Xolos apenas dejó muestras de la confianza que se tiene Ramón Ábila de cara al gol (aunque no pudo convertir) y la mejoría física de Carlos Tevez. El problema es que Boca no pudo mostrar su mejor versión en un escenario similar al del partido con Paranaense: césped sintético. "Costaba afirmarse y los jugadores se trababan con la superficie. Nosotros íbamos a la pelota y se frenaba, por eso los defensores de ellos llegaban bien a los cruces. Cuando vinimos a entrenar esta mañana (por ayer), nos dimos cuenta que era más blanda. Por eso pedimos que la rieguen, eso la puso más rápida y más similar a la cancha de Paranaense", dijo Alfaro tras el encuentro. Al equipo xeneize le esperan días de entrenamiento específico en una cancha de similares características en su complejo de Ezeiza.

La lesión de Benedetto, su hombre gol, no impide que comiencen a llegar las primeras ofertas por él. En este sentido, trascendió que Olympique, de Marsella, está dispuesto a pagar 12 millones de euros para quedarse con el pase del goleador. En Boca juzgaron insuficiente la cifra y se remitieron a la cláusula de rescisión: 30 millones de euros brutos (21 millones netos). El interés de los franceses por encontrar un reemplazante para Mario Balotelli, sumado a que en los próximos días le entraría dinero fresco por la venta de Florian Thauvin, alienta las posibilidades de que la negociación se concrete. Pero, como la del venezolano Hurtado, será de largo aliento.


Fuente: La Nación
Más artículos