Sábado 20 de Julio de 2019

Agencia Córdoba Deportes

Suena Campana

¿Le devuelve el pase? Ligorria llegó a la presidencia de la Agencia Córdoba Deportes de la mano de Campana, quien ahora podría sucederlo en el cargo. El gobernador Schiaretti tiene la palabra.
© Perfil.com

“El Pichi”, que en diciembre cumple mandato en la Unicameral, podría suceder a Medardo Ligorria. El cambio forma parte de la estrategia de renovación de nombres y funciones que llevará adelante el tercer gobierno de Juan Schiaretti.

Domingo 16 de Junio de 2019

Medardo Ligorria llegó a la función pública a fines de 2007 de la mano de Héctor Campana, su compañero de equipo en la época más gloriosa de Atenas en la Liga Nacional de Básquetbol y por entonces flamante vicegobernador provincial.

Doce años después, y luego de dos períodos al frente de la Agencia Córdoba Deportes, “el Lomo” podría devolverle el pase al “Pichi”, si se confirman los trascendidos que rondan por “el Panal” y otros ámbitos cercanos al poder.

Campana terminará su mandato en la Unicameral en diciembre próximo y su nombre suena casi como una fija para convertirse en el séptimo ocupante del sillón presidencial en el ente público y privado que fue creado hace 20 años y que tiene su sede en las instalaciones del Estadio Mario Kempes.

La movida forma parte de la estrategia de renovación de nombres y funciones que “el cordobesismo” tiene pensado implementar en su sexto mandato consecutivo, el tercero que encabezará el actual gobernador Juan Schiaretti.

“Mi compromiso es hasta el 9 de diciembre”, aseguró Ligorria en una entrevista que le concedió días atrás al programa “Pequeñas historias” del Canal Showsport. Allí el funcionario hizo una suerte de balance y hasta se animó a calificar “con un siete” la gestión que lleva adelante desde febrero de 2017, cuando fue convocado para ocupar por segunda vez el cargo de “ministro” de Deportes.

Ante el pedido de precisiones de PERFIL CÓRDOBA, Ligorria respondió a través de un vocero: “Nadie le pidió el cargo y tampoco es que él tenga voluntad de irse. Se trata de una cuestión formal. En diciembre arranca un nuevo período de gobierno y es lógico que en ese contexto todos los funcionarios pongan sus cargos a disposición del Ejecutivo”.

¿Y Campana? “Sigo trabajando con el compromiso de hacer una provincia cada vez mejor. El tiempo dirá qué responsabilidad me toca en el futuro; por ahora tengo mandato hasta diciembre en la Unicameral”, le dijo a este diario algunas semanas atrás.

En la Agencia Córdoba Deportes aseguran que “el Pichi” y “el Lomo” han mantenido varias reuniones en los últimos tiempos, lo que le daría ventaja al legislador sobre otros nombres –por caso, Mariano Reutemann, de muy buena gestión trabajando en el deporte federado como vocal de la Agencia– en la carrera por la sucesión.

Allá lejos y hace tiempo quedó el intento de bendecir para el cargo a Sergio Flores, responsable del área deporte social de Equidad y Empleo. De todos modos, la cercanía con Martín Llaryora, el intendente electo de la capital cordobesa, podría llevar a este funcionario y a su troupe de exdeportistas a ocupar un lugar en la próxima estructura del Palacio 6 de Julio.

Veinte años, ocho gestiones y seis presidentes

Horacio Manzur (1999-2001). Abogado y ex dirigente de Talleres. Siguiendo los lineamientos de la Secretaría de Gobierno que conducía Olga Riutort, fue el encargado de instalar el modelo de gestión pública y privada para el deporte cordobés. Impulsó el Programa Córdoba Estudiantil y también la creación del Córdoba Rally Team, el equipo automovilístico propio del estado provincial. Este último proyecto fue cuestionado por la oposición política debido a su elevado costo.

Gustavo Oliva Fúnes (2001-2003). Se desempeñó como gerente del Estadio Córdoba y desde ese cargo saltó a la presidencia de la Agencia Córdoba Deportes. Asumió durante la disputa de la XII edición del Mundial Sub 20 de la Fifa, que tuvo como sede al viejo “Chateau”. Mostró un perfil netamente empresarial. Disolvió el Córdoba Rally Team debido a la falta de sponsors privados y a la negativa del gobierno de subsidiar la continuidad del proyecto.

Horacio Manzur (2003-2007). Luego de haberse desempeñado durante dos años como director de Planeamiento Deportivo de la Provincia, fue convocado por el gobernador José Manuel de la Sota para un segundo mandato en la Agencia. Allí se enfocó en la búsqueda de nuevos inversores y en la consolidación del deporte como una unidad de negocios. De esta gestión se recuerda la polémica decisión de construir una pista de Rally sobre la cancha de fútbol del Estadio Córdoba.

Medardo Ligorria (2007-2011). Llegó al cargo de la mano del vicegobernador Héctor Campana. De entrada se diferenció de sus antecesores: “La orientación de la política deportiva de la Provincia será distinta. No sé si mejor o peor, pero sí distinta”. Hizo hincapié en la iniciación y la formación deportiva y creó un área de capacitación, perfeccionamiento e investigación. En este período se llevó a cabo la remodelación del estadio mundialista, que fue rebautizado como Mario Kempes.

Emeterio Farías (2011-2014). Su cercanía con Julio Humberto Grondona, por entonces presidente de la AFA, le permitió consolidar a Córdoba como anfitriona de los torneos de fútbol de verano y los partidos del seleccionado argentino. Hizo foco en el deporte social y en la ayuda a los clubes. La importante pérdida económica que generó “El Carnaval de los Cuartetos”, un proyecto de su autoría que tuvo como escenario el Estadio Kempes, le hizo perder crédito.

Agustín Calleri (2014-2015). El ex tenista riocuartense debutó en la función pública con el aval de la entonces primera dama Adriana Nazario. Impulsó una política de apertura hacia otros deportes, relegando al fútbol a un segundo plano. Durante su gestión se construyeron seis canchas de tenis en el predio del Estadio Kempes. Trató de avanzar hacia una mayor inclusión del interior provincial y procuró consolidar el Programa Córdoba Juega.

Oscar Dertycia (2015-2017). El exfutbolista fue el elegido para el segundo mandato de Juan Schiaretti por el buen trabajo de campo que había realizado siendo vocal del directorio de la Agencia. El impulso al deporte adaptado fue uno de los aciertos de su gestión. Su falta de cintura política y la recurrente polémica por el mal estado del césped del Estadio Kempes le fueron quitando respaldo en “El Panal”, sobre todo en el entorno íntimo del gobernador.

Medardo Ligorria (2017-2019). En su regreso al cargo de máximo responsable del deporte cordobés, “el Lomo” destacó “el orden, el trabajo mancomunado y el buen clima laboral” como los pilares de su gestión. Puso el acento en el deporte formativo sin descuidar el alto rendimiento. Llevó adelante obras para reacondicionar el campo de juego y se propuso consolidar al Kempes como polo deportivo. Impulsó la creación del Museo del Deporte.



Fuente: Perfil.com
Otras Voces