Viernes 20 de Septiembre de 2019

Mundial de fútbol femenino

“Vendrán cosas todavía mejores”

Martes 11 de Junio de 2019
Las chicas igualaron 0-0 con Japón, actual subcampeón del torneo. Hasta hoy, habían perdido todos sus partidos en Mundiales.
© Clarín

La opinión de Bianca Recanati, delantera de Boca.

Bianca Recanati, jugadora de Boca Juniors

No fueron pocos los que comentaron que las chicas no podrían ganar y que ni siquiera iban a estar en condiciones de sacar un empate, pero ellas demostraron que estaban equivocados. Tuvieron garra, compromiso y sacaron el partido adelante. Estoy muy orgullosa de este equipo y el resultado es el puntapié inicial para lo que se viene.

Argentina tuvo una gran actuación. Tuvo mucha solidez, se armó bien para aguantar la pelota y tirarse atrás buscando el contraataque, una idea bien planteada porque el rival fue nada menos que una potencia mundial. Por eso, el empate no es poca cosa y es un gran mérito de nuestra Selección. Ahora, sin duda se podrán afrontar los próximos partidos con otro ánimo, con expectativas y sentimientos distintos. Este resultado da mucha confianza y ganas de que el partido siguiente llegue ya. Las chicas deben hacerse fuertes a partir de eso. Ojalá ante Inglaterra y Escocia puedan repetir, estoy muy confiada en que vendrán cosas todavía mejores.

El planteo, en líneas generales, me gustó; quizás a (Estefanía) Banini, que es un orgullo de número 10, me gustaría que se la explote más por el medio que por las bandas, como una enganche clásico delante de un doble cinco. Y usar más a Sole Jaimes a partir de pelotazos hacia afuera, porque ella sabe aprovechar cualquier pelota que quede cerca del área.


Más allá del partido en sí, lo que venimos viviendo como jugadoras me hace muy feliz; el profesionalismo del fútbol femenino nos pone en otra escala de importancia y es hermoso que se nos reconozca. Destaco que se le está dando mucha manija al Mundial, los medios le están dando lugar, los partidos van televisados; eso muestra que estamos conquistando nuevos territorios.

Ojalá que todos los clubes puedan pagarles como se debe a las chicas, pero no tenemos que confundir profesionalismo con pago. Cada una de nosotras es profesional porque cuando nos toca entrenar, concentrar, ser puntuales y responsables, lo hacemos dejando todo, y eso también es ser profesional. Estamos creciendo mucho y ojalá todo esto que logramos lo disfruten las nuevas generaciones.


Fuente: Clarín