Sábado 20 de Julio de 2019

Debuta frente a Tailandia

Mundial femenino: ¿Por qué Estados Unidos domina el fútbol?

Las jugadoras de los Estados Unidos festejan su consagración en el Mundial de Fútbol femenino 2015. (Reuters)
© Clarín

Basa su fuerza y su vitalidad en el sistema universitario, sobre todo desde que se promulgó una ley en 1972 que ofreció más oportunidades a las mujeres de practicar deporte.

Lunes 10 de Junio de 2019

La Selección Argentina acaba de hacer historia en su debut en el Mundial femenino en Francia, ya que luego de 12 años de ausencia y tras haber caído en sus seis partidos mundialistas anteriores, sacó su primer punto en la competencia por el empate sin goles frente al poderoso Japón. Pero esto es sólo un pequeño paso en el sueño de recortar la distancia a la verdadera potencia que aún no debutó en el torneo.

Se trata de los Estados Unidos, muy lejos de ser dominante en el ámbito masculino. Es la actual campeona del mundo y la que más títulos tiene, con tres conquistas (1991, 1999 y 2015). La siguen Alemania con dos (2003 y 2007) y Noruega (1995) y Japón (2011), ambas con una. Además, cuenta con cuatro medallas de oro olímpicas.

Desde la primera Copa del Mundo en China en 1991, las norteamericanas subieron siempre al podio en la siete ediciones del torneo: tres veces fueron primeras, una vez segundas y otras tres, terceras. Y su balance en JJOO es aún más impresionante, y desde Atlanta 1996 ganaron 26 encuentros, empataron cinco y solamente perdieron dos.

Las estadounidenses también se han alzado con ocho de las diez ediciones de la Copa Oro y nunca han caído por debajo de la segunda plaza del ránking de la FIFA, creado en 2003.

Hay dos cifras que tienen peso propio a la hora de hablar del fútbol femenino en Estados Unidos: según datos de la FIFA publicados en 2014, casi 16 de las 30 millones de jugadores censadas en todo el mundo son de estadounidenses.

"Lo que sorprende aún más es que la impresionante masa de chicas que juegan al fútbol en EE.UU. lo hacen en todo el país desde que son muy pequeñas", constató el inglés Mark Parsons, entrenador del equipo de Portland.

El "soccer" femenino estadounidense basa su fuerza y su vitalidad en el sistema universitario desde que una ley promulgada en 1972, bautizada como "Title XI", obligó a las universidades a crear programas deportivos dedicados exclusivamente a sus mujeres.

"El Title IX ofreció más oportunidades a las mujeres de practicar deporte y puso en liza un entorno competitivo para las jugadoras, lo que ha permitido brillar al final al equipo nacional", analizó Amanda Duffy, presidenta de la National Women's Soccer League (NWSL).

"Actualmente hay 400 o 500 equipos para jugadoras de 18 a 22 años. En ningún otro lado en el mundo se ve algo así", recordó Parsons. "Aquí se enseña a los niños y niñas desde que son muy pequeños que lo único que importa es ganar", señaló.

En 2018 la NWSL batió por quinto año consecutivo su récord de público, con 650.564 espectadores y un progreso del 73% con respecto a 2013. Con un media de 6.024 personas en las tribunas por partido, la NWSL sigue lejos de la MLS (su par masculino), con 21.873. Pero sobrepasó ampliamente los campeonatos de hombres de segunda y tercera división (4.916) y otras ligas profesionales femeninas a través del mundo como la W-League australiana (2.139).

"Hubo más de 50 jugadoras que participaron en el Mundial de Canadá 2015 que jugaban en nuestro campeonato. Esperamos una cifra similar este año en Francia, lo que muestra el nivel de nuestra liga, de la que se beneficia todo el mundo. Nuestro equipo nacional, también", subrayó Duffy. "El 'soccer' se convirtió en nuestro deporte", concluyó.

Las campeonas harán su debut en Francia 2019 el martes frente a Tailandia en Reims, por la primera fecha del Grupo F que completan Chile y Suecia.

Fuente: AFP.



Fuente: Clarín
Más artículos