Martes 20 de Agosto de 2019

En Curitiba

Paranaense-River, por la Recopa Sudamericana: horario, TV y formaciones

Miércoles 22 de Mayo de 2019
Va por más. Marcelo Gallardo quiere seguir conquistando títulos con River. (Foto: Reuters/Sergio Pérez).
© Clarín

River busca seguir afirmándose en el plano internacional. Esta Recopa la obtuvo dos veces y ganarla sería el título 18 de su historia (10° bajo la conducción de Gallardo).

River afrontará desde las 21.30, frente a Athlético Paranaense y con televisación de ESPN2, una nueva final internacional. La octava en el ciclo de Marcelo Gallardo que comenzó hace casi cinco años. Y mientras desde algunos sectores tal vez le bajen el precio a esta Recopa Sudamericana, en Núñez se toma con mucha seriedad. No es considerada una “copita”. ¿Por qué, entonces, para El Muñeco y para River no se trata de una Copa más? Aquí, algunas razones:

1) A River le costó mucho en su historia instalarse como un equipo “copero”. En la era moderna (desde 1960 a la actualidad) recién pudo obtener su primera Copa en 1986, con la obtención de la Libertadores. Luego alzó la Intercontinental en Japón y al año siguiente se quedó con la Copa Interamericana. Al analizar a la distancia, la sensación que quedó fue que podría haber seguido ganando en el plano internacional. Ni hablar en los años noventa, con el súper equipo de Ramón Díaz, que conquistó una Copa Libertadores (en 1996) y una Supercopa (en 1997). Después, hubo una seguidilla de frustraciones durante 18 años. Una desgracia futbolística tras otra. Hasta que llegó Marcelo Gallardo a la conducción técnica y todo cambió.

2) Marcelo Gallardo era consciente de esa racha negra. Y le había quedado la espina como jugador por no haber conquistado más títulos internacionales, sobre todo en sus dos primeras etapas (1993-1999, la primera, y 2003-2006, la segunda), en las que hubo planteles muy buenos como para pisar mejor fuera de la frontera. Analizó que, tal vez, faltaba apuntalar mejor el componente psicológico para acompañar el talento. Y esa fue una de las cuestiones a la que apuntó como entrenador. Tener un equipo muy fuerte mentalmente, que fue lo que logró. Y también producir un quiebre en la historia. Que River le prestara mucha más atención a este tipo de competencias, aún ya teniéndola en las vitrinas.

3) River ganó la Recopa Sudamericana en dos oportunidades, ambas con Gallardo como DT. La primera será la más recordada no sólo por el logro sino también porque se la ganó a un rival clásico como San Lorenzo y definiendo en condición de visitante, por primera vez en la historia Millonaria. Fue en febrero de 2015, cuando superó a San Lorenzo con dos 1-0, en el Monumental y en el Nuevo Gasómetro. La otra fue un año después, cuando venció a Independiente Santa Fe de Bogotá por 2 a 1 en el Monumental, tras igualar 0-0 en Colombia.

4) A esta final de la Recopa ante Paranaense, llega como campeón de la Libertadores. Y de una Libertadores muy especial en la que superó a su eterno rival en la final, algo inédito hasta entonces. En River se vive un estado de felicidad constante tras aquel 3-1 a Boca en el Bernabéu y buscará demostrar una vez más su poderío futbolístico de los últimos años.

5) River quiere ser “rey de copas”. Si gana esta Recopa Sudamericana alcanzará las 12 Copas internacionales en la era moderna y la 18 en su historia. Además, sería el 10° título bajo la conducción de Gallardo. El Muñeco lleva casi cinco años (asumió el 30 de mayo de 2014) al frente del Millonario, donde ya acumula nueve vueltas olímpicas (incluidas las Copas Argentina 2016, 2017 y la Supercopa Argentina 2017).

Todas razones valederas para intentar sumar una nueva Copa a sus vitrinas cuando el jueves 30 de mayo (se pasó para ese día por el paro de la CGT del miércoles 29) se defina esta historia ante Athletico Paranaense en el Monumental.


Pero el comienzo será aquí, en Curitiba. Con un estadio (el Arena da Baixada (con césped sintético), que fue remodelado para el Mundial de Brasil 2014) colmado (entran 42 mil personas) de hinchas de Paranaense que irán a alentar al “furacão” (así le dicen al conjunto local y significa “huracán”) y cerca de 4 mil fanáticos Millonarios que le harán el aguante al equipo del Muñeco.

Gallardo pondrá un equipo similar al que goleó la semana pasada a Atlético Tucumán en el Monumental. Por su parte, Paranaense tiene las bajas de Thiago Heleno y Camacho, quienes están suspendidos provisionalmente por haber dado positivo en controles antidoping en la Copa Libertadores. Paulo André y Wellington, respectivamente, juegan en sus lugares.

Ahí va River. Buscando otra conquista continental.

CURITIBA. Enviado especial

JCh.


Fuente: Clarín
Más artículos