Sábado 20 de Julio de 2019

Mercado de pases

La deuda externa

Cuero. El colombiano llegó a Córdoba para acompañar a Matías Suárez en la delantera de Belgrano.
© Perfil.com

Treinta futbolistas extranjeros llegaron a Talleres y Belgrano en las respectivas gestiones del presidente Fassi y del manager Olave. La mayoría fueron delanteros y no tuvieron un paso destacado.

Domingo 13 de Enero de 2019

En el actual mercado de pases veraniego, Talleres no sólo movió la primera pieza sino que también pateó el tablero. El pasado 18 de diciembre, el club de barrio Jardín anunció la contratación a préstamo por dos temporadas de Dayro Moreno, delantero colombiano que acredita una veintena de partidos en los seleccionados de su país y 260 goles desde su debut como profesional en 2003.

El futbolista, de 33 años, llegó procedente de Atlético Nacional de Medellín, donde fue goleador y también protagonizó incidentes que motivaron la rescisión de su contrato en octubre pasado. Su extenso palmarés también registra pasos por Once Caldas, Junior de Barranquilla, Millonarios de Bogotá. Atlético Paranaense de Brasil, Tijuana de México y Steaua Bucarest de Rumania.

“Vengo a Talleres a hacer historia”, declaró en su primer encuentro formal con la prensa cordobesa. Y aprovechó la ocasión para asegurar que sus inconductas “son parte del pasado”.

Moreno se puso la vara muy alta. Más allá del desafío personal de limpiar la mala imagen que lo acompaña fuera de los campos de juego, el atacante deberá lidiar con el antecedente de los 17 extranjeros que llegaron a la “T” durante la gestión presidencial de Andrés Fassi y que, salvo contadas excepciones, pasaron con más pena que gloria en los equipos que sucesivamente dirigieron Frank Darío Kudelka y Juan Pablo Vojvoda.

De Goiri a Valoyes

La apuesta por jugadores foráneos ha sido una constante en la era Fassi. El repaso de las 74 contrataciones de los últimos cuatro años, realizadas con la asistencia del equipo multidisciplinario que integra el “departamento de seguimiento de jugadores”, marca un porcentaje del 24% de extranjeros entre los refuerzos.

Dos paraguayos, el defensor Adalberto Goiri y el mediocampista Rodrigo Burgos, fueron los primeros en llegar desde el exterior, cuando Talleres aún jugaba en el Federal A. Otro colombiano, el atacante Diego Valoyes, desembarcó en el inicio de la temporada 2018/2019 y fue el último de la lista hasta el arribo de Moreno.

De un extremo al otro en la nómina pueden encontrarse cinco uruguayos (Agustín Gutiérrez, Guillermo Cotugno, Lucas Olaza, Junior Arias y Santiago Silva), dos chilenos (Mauricio Arias y Carlos Muñoz), otro colombiano (John Freddy Pajoy), un paraguayo más (Brian Montenegro) y otros cinco jugadores: el ecuatoriano Joao Rojas, el nigeriano Okiki Afolabi, el estadounidense Joel Soñora, el venezolano Samuel Sosa y el peruano Miguel Araujo.

En términos futbolísticos, Talleres afronta el nuevo año con la necesidad de enderezar el rumbo en la Superliga, donde marcha 15º y sumó la mitad de los puntos que tiene el líder Racing Club, y de hacer un papel digno en su regreso a la Copa Libertadores de América.

En el certamen de la Conmebol le toca enfrentar al San Pablo de Brasil los días 6 y 13 de febrero próximos, en una de las llaves preliminares clasificatorias para la fase de grupos.

Piratas de otros mares


Belgrano también apeló en los últimos tiempos a jugadores de ligas del exterior que ven como un salto de calidad pasar al fútbol argentino y a algunos foráneos que ya tienen recorrido en las canchas del país. De hecho, el 34% de las incorporaciones que se realizaron desde que Juan Carlos Olave asumió como manager, en abril de 2017, corresponden a valores provenientes de otros países.

De los 35 refuerzos que contabiliza la “B” en la gestión dirigencial del ex arquero, una docena son extranjeros. Sin ir más lejos, cuatro de las siete caras nuevas del plantel celeste son nacidos fuera de la Argentina: el colombiano Mauricio Cuero, el venezolano Anthony Uribe Francia, el paraguayo Juan Gabriel Patiño y el uruguayo Christian Almeida.

La lista de los últimos 20 meses se completa con los uruguayos Santiago Martínez Pintos, Jonathan Ramis, Mauro Guevgeozian, Adrián Balboa y Hernán Menosse; el peruano Hansell Riojas; y los paraguayos Epifanio García y Maximiliano Lugo.

En el actual campeonato de Primera División de la AFA, Belgrano ocupa el 24º y antepenúltimo puesto y está en zona de descenso en la tabla de los promedios. Sin margen de error, entre el 27 de enero y el 7 de abril el Pirata se jugará la permanencia en los 10 partidos que le restan disputar.

Mucho ruido y pocas nueces

Entre los 30 futbolistas extranjeros que Talleres y Belgrano sumaron en sus actuales gestiones deportivas, se destaca la presencia de 16 delanteros. El dato es elocuente y marca a las claras no sólo cuál ha sido la mayor carencia de los equipos sino también la dificultad que implica conseguir players “buenos, bonitos y baratos” para las posiciones de vanguardia.

En ese sentido, hay otro número que habla por sí solo: entre los 13 atacantes foráneos que ya jugaron (se excluye a Moreno, Cuero y Uribe Francia) marcaron 24 goles, lo que representa un promedio de 1,8 por jugador.

Con cuatro conquistas en 11 encuentros, “el Pelado” Santiago Silva es quien puede jactarse de tener el mejor boletín, aunque un oneroso contrato en dólares y una escasa integración al plantel sellaron su suerte en barrio Jardín tras una estadía de cuatro meses. Otro uruguayo, Junior Arias, lleva nueve goles en dos temporadas con la camiseta albiazul.

Condicionado por las lesiones, el colombiano Valoyes jugó poco y marcó nada. También le faltaron continuidad y festejos al venezolano Samuel Sosa y del paraguayo Brian Montenegro, jugadores por los que se realizó un desembolso de U$S 1 millón.

El ecuatoriano Joao Rojas se marchó meses atrás hacia San Pablo con apenas un gol, el mismo registro del chileno Carlos Muñoz en 2016/2017. Pero los que rompieron el molde en Talleres fueron el colombiano “Superman” Pajoy, quien en 2016 permaneció tres meses en el club y se marchó sin jugar ni un minuto, y el nigeriano Okiki Afolabi, que en 2017 tuvo su debut y despedida de la primera albiazul jugando un tramo del partido ante Estudiantes de La Plata.

Por el lado de Belgrano, el paraguayo Epifanio García fue “el mejorcito” de los atacantes de afuera: cuatro goles en 17 partidos.

Más atrás se ubican tres uruguayos que quedaron en deuda: Jonathan Ramis (dos tantos en 23 juegos), Mauro Guevgeozian (dos conquistas en 11 participaciones) y Adrián Balboa, con apenas un festejo en la presente Superliga.

Olaza, la excepción


Lucas Olaza llegó a Talleres a comienzos de la Superliga 2017/2018, proveniente de Danubio de Uruguay. La “T” compró el 70 por ciento de su pase en U$S 1,5 millones y le hizo un contrato por tres años. Los buenos rendimientos con la casaca albiazul pusieron al lateral izquierdo en la mira de Sporting de Lisboa, Atalanta, Benfica, River Plate y Boca Juniors.


El club xeneize se lo llevó a préstamo a mediados del año pasado, con una opción de compra de U$S 5 millones. A cambio, Talleres recibió los préstamos sin cargo de Gonzalo Maroni (sin opción) y de Tomás Pochettino (con opción de u$s 1,8 millones) y un adelanto de U$S 3 millones a cuenta de una futura venta de Cristian Pavón y en concepto de pago del 10% del pase que quedaba en poder del Albiazul.

En la “T”, Olaza jugó 22 partidos y marcó cuatro goles. Postergado en la consideración de Gustavo Alfaro, el nuevo DT boquense, “el Bombardero del Prado”, el mejor extranjero del fútbol cordobés en los últimos tiempos, es una de las alternativas que Fassi y Vojvoda hoy barajan como refuerzo.


Habrá clásico de verano


La semana pasada se confirmó que Talleres y Belgrano animarán un partido amistoso el lunes 21 de enero. El clásico se jugará en el Estadio Kempes desde las 21.10, con la presencia de ambas parcialidades y televisación en directo de Fox Sports Premium.

Será el último compromiso que albiazules y celestes afrontarán antes del reinicio de la Superliga 2018/2019, previsto para el domingo 27 de enero. Ese día la “T” visitará a Independiente de Avellaneda mientras que la “B” recibirá a Unión de Santa Fe. Los dos encuentros, de la 16ª fecha, se jugarán a partir de las 17.10.

Como parte de los ajustes que realizan en sus respectivas pretemporadas, el viernes el equipo de barrio Jardín le ganó 2-1 a San Martín de Tucumán en Salta, mientras que hoy el Pirata se medirá ante Rosario Central en el Gigante de Arroyito.

Por otra parte, la Agencia Córdoba Deportes anunció días atrás la puesta en el escena de la edición estival del otro clásico del fútbol cordobés, Instituto-Racing, para el miércoles 23 de enero en el mundialista del Chateau Carreras.



Fuente: Perfil.com
Más artículos