Domingo, 16 de Diciembre de 2018

Deportes

La intimidad de Boca: un plantel focalizado en la final y a la vez sorprendido por el rol que adoptó River

Crédito: Prensa Boca Juniors
© La Nación

MADRID.- Boca dejó atrás el fervor de Buenos Aires y aterrizó ayer en esta ciudad en silencio. Como si se tratara de una llegada casi anónima. Lo hizo con calma, sin ruido, y en un ambiente relajado: las familias acompañaron a los futbolistas en el vuelo y estarán el domingo en el estadio Santiago Bernabéu. En ese contexto, algo está claro puertas adentro: el plantel xeneize muy ilusionado y con el foco puesto en el partido del domingo, donde intentará levantar frente a River su séptima Copa Libertadores . Sin embargo, y aunque toda la delegación está enfocada en ese objetivo, dejó tierra argentina sorprendido por el rol que adoptó su rival en los últimos días.

La evaluación que hacen en la intimidad xeneize, y que también fue tema de debate a 10.000 metros de altura, es que esa postura del club de Núñez desvía el hecho original. La decisión de la Conmebol para que los dos equipos más grandes de la Argentina definan en Madrid la final del torneo de clubes más prestigioso de América, es consecuencia de la agresión al micro xeneize, sufrida en su camino al Monumental el pasado 24 de noviembre.

"Nos tildaron de delincuentes en 2015, no pudimos jugar esos 45 minutos que le faltaban a aquel partido, nos descalificaron. ¿y ahora resulta que otra vez tenemos la culpa nosotros? ¿Cómo es esto?", le confiaron a LA NACION desde el corazón del plantel azul y oro. Lo único que le preocupa a la delegación es que las quejas de River por haber perdido la localía y la posibilidad de jugar ante su público, condicione el accionar de los árbitros, con el uruguayo Andrés Cunha a la cabeza.

El club sabe igual que esto forma parte del juego. Lo comprende como estrategia y como herramienta motivacional para su plantel. Pero no lo comparte. Boca considera que no hubo justicia de parte de la Conmebol al decidir jugar este partido, cuando sus abogados están seguros que reglamentariamente se debería haber aplicado una sanción igual a la anunciada después del ataque con gas pimienta a los futbolistas de River en la Bombonera. Por eso es que el camino legal continúa su camino, y tiene como destino final el TAS (Tribunal Arbitral Superior del Deporte).

Por lo pronto, este jueves de las 11 (las 7 de la Argentina), Boca realizará una práctica a puertas abiertas y luego tres futbolistas dialogarán con la prensa. No estarán solos: para el partido pidieron acreditación más de 1500 periodistas.

Mientras, Boca sigue de cerca los movimientos de River. Pero a pesar de lo vivido, en el plantel se cambió el chip y están todos mentalizados para jugar un partido que consideran que no debió haberse disputado. Y sueñan con que el domingo, poco antes de la medianoche española, la celebración se tiña de azul y amarillo.



Fuente: La Nación
Más artículos