Jueves, 19 de Julio de 2018

Inglaterra y Croacia se miden esta tarde en el Luzhniki de Moscú

El último pasaje

Modric le pega a la pelota ante la marca de Vida en Moscú.
© Página12

Tras 28 años sin pisar semifinales, el conjunto inglés buscará ante los duros croatas alcanzar la instancia decisiva del Mundial, algo que no logra desde 1966, cuando fue campeón.

La clasificación de Inglaterra a las semifinales del Mundial de Rusia se sustenta en los goles de Harry Kane y las manos de Jordan Pickford, pero para vencer mañana a Croacia los dirigidos por Gareth Southgate necesitarán algo más de dos de sus jóvenes figuras: Raheem Sterling y Dele Alli.

Todo es felicidad e ilusión en Inglaterra en su regreso a una semifinal mundialista después de 28 años, aunque a medida que avanza el torneo también crecen las dificultades. Croacia es más peligroso que Suecia y el conjunto inglés necesitará a todos sus futbolistas en su pico de nivel para llegar por segunda vez a una final del mundo.

En los cuartos de final ante los escandinavos, Sterling quedó algo señalado por una oportunidad muy clara de gol que desperdició tras pecar de individualista. El extremo del Manchester City, de 23 años, no pudo de hecho anotar todavía en el Mundial.

Alli sí pudo marcar su primer gol del torneo con un cabezazo para el 2-0 ante Suecia. Sin embargo, el mediocampista ofensivo de 22 años del Tottenham cree que aún puede ofrecer mucho más. “He hablado personalmente con el entrenador y algunos de mis compañeros. Siento que no estoy jugando todo lo bien que puedo hacerlo”, dijo Alli en la base de Inglaterra en Repino, en las afueras de San Petersburgo.

“Incluso lo he hablado con mi familia. Especialmente en el primer tiempo creo que no he jugado bien. Hice mi trabajo defensivamente y con la posesión del balón, pero también quieres crear oportunidades y ser una amenaza”, señaló autocrítico.

Alli sufrió un problema en la cadera en el comienzo del Mundial, pero el tema físico no parece ser la causa de un nivel futbolístico por debajo de sus autoexigencias. “No estuve lo suficientemente fino con el balón. Marcar un gol es un impulso. Pero yo soy mi mayor crítico. Sé que puedo jugar mejor que esto”, continuó.

Más señalado que Alli quedó Sterling, aunque el jugador del City recibió el apoyo de compañeros como Eric Dier. “Su deseo de ir siempre hacia adelante y su calidad con el balón es increíble”, lo elogió el futbolista del Totthenham. “Para mí es clara la importancia que tiene en el equipo. Ha tenido un torneo fantástico y puede seguir teniéndolo en esta semana”.

La creatividad de Ali y la velocidad de Sterling pueden ser armas importantes hoy ante los veteranos defensas croatas.

Vedran Corluka, de 32 años, podría ingresar por Sime Vrsaljko, ya que el jugador del Atlético de Madrid está en duda por una lesión. Esto movería al lateral derecho a Domagoj Vida. Corluka, del Lokomotiv de Moscú, podría ser un punto débil a explotar por los jóvenes y veloces futbolistas ingleses.

A un paso de jugar una final que Inglaterra lleva esperando más de medio siglo, Alli y Sterling se encuentran ante una oportunidad inmejorable de brillar en todo su esplendor en el Mundial.



Fuente: Página12