Lunes 6 de Julio de 2020

River

Los dos equipos que probó Marcelo Gallardo para sacar a River de la crisis

Miércoles 14 de Febrero de 2018
El colombiano Quintero, una fija en el River de Gallardo para recibir a Godoy Cruz. (Fernando la Orden)
© Clarín

Hizo un primer ensayo con cinco cambios y un sistema 4-4-2. Y luego pasó al 4-3-3, con tres modificaciones.

River está sumergido en una crisis que ya es imposible de disimular. Sin ir más lejos, el secretario técnico, Enzo Francescoli, aseguró el martes que "hay que aceptar las críticas y encontrar las soluciones posibles. El problema es netamente futbolístico". Las palabras del uruguayo llegaron en tiempos de zozobras, después de que Marcelo Gallardo declarara que "es difícil afrontar el campeonato cuando no hay nada por jugar". La clasificación a las copas internacionales contradice al Muñeco. Y rápido de reflejos, el entrenador ya está pensando en variantes para recibir a Godoy Cruz, el domingo a las 19.15.

Quedó claro en la práctica de esta mañana, desarrollada en el predio de Ezeiza. Gallardo probó con dos sistemas equipos. Primero, planteó cinco modificaciones respecto al equipo que cayó ante Lanús y archivó el 4-1-3-2. Y si el sistema defensivo se había transformado en el principal problema, tal cual diagnosticó Leonardo Ponzio, los movimientos que hizo en la última línea refuerzan el concepto del capitán.

En la primera parte de la práctica, a bordo de un 4-4-2, Camilo Mayada reemplazó a Gonzalo Montiel en el lateral derecho, Jonatan Maidana recuperó su lugar en la zaga central y Javier Pinola se corrió hacia el andarivel izquierdo desplazando a Marcelo Saracchi. Maidana, que había perdido el puesto por bajo rendimiento y estuvo a punto de emigrar al Toluca de México, es una novedad importante. Pinola, en tanto, no desconoce el puesto de marcador de punta. Durante su paso por Alemania, donde jugó una década para Nüremberg, jugó en ese puesto.

En el mediocampo, ¿hará equilibrio con un doble cinco? Ponzio había quedado muy solo en 4-1-3-2 y Bruno Zuculini le daría una mano. De confirmarse la titularidad del ex Racing, el círculo central será un sector más combativo. Por derecha estuvo Juan Fernando Quintero. El colombiano tiene pausa y talento para la elaboración. Por la izquierda, en tanto, continuó Nacho Fernández.

Y arriba, Rodrigo Mora, que había entrando en el segundo tiempo ante Lanús y generó las dos jugadas más peligrosas de River, fue el compañero de Lucas Pratto.

En la segunda parte, Gallardo hizo tres cambios y cambió el 4-4-2 por un 4-3-3. Saracchi volvió a su posición en lugar de Pinola, De La Cruz se movió por izquierda y salió Zuculini y adelante Rafael Santos Borré se sumó al ataque junto a Mora y Pratto en detrimento de Nacho Fernández.


No está todo dicho, claro. Ignacio Scocco se entrenó de manera diferenciada por una sobrecarga y Pity Martínez no formó parte de la práctica porque sufre una molestia muscular. Y no hay que descartar a ninguno de los dos.

Nada es definitivo con Gallardo. Cómo será que la semana pasada ensayó con Mayada de titular en todos los entrenamientos y cuando todos imaginaban la presencia del uruguayo entre los once, no sólo no jugó en el equipo de gala; ni siquiera ocupó un lugar en el banco de suplentes. Enzo Pérez, suspendido por acumulación de amarillas, tendrá descanso obligado.

Por lo visto en la práctica matutina, Mayada, Maidana y Quintero tienen más posibilidades de ingresar. Zuculini dependerá de una decisión más conceptual del Muñeco, la de equilibrar el mediocampo. Si Pity se recupera a tiempo, ¿jugará por Nacho Fernández en el 4-4-2? El volante de Castelli le da más volumen de juego y podría compatibilizar con Quintero. Pero es una realidad que está volando bajo. Martínez es más explosivo. La alternativa del 4-3-3 le calza mejor al ex Huracán. En ese caso, saldría De La Cruz.

¿Armani; Mayada, Maidana, Martínez Quarta, Pinola; Quintero, Ponzio, Zuculini, Nacho Fernández; Pratto y Mora será el once ante Godoy Cruz? ¿O Armani; Mayada, Maidana, Martínez Quarta, Saracchi; Quintero, Ponzio, De La Cruz; Mora, Pratto y Santos Borré?


Fuente: Clarín