Sábado 4 de Julio de 2020

CORONAVIRUS

El Congreso seguirá sesionando virtualmente pero con algunos cambios

Miércoles 1 de Julio de 2020
Tensa sesión virtual en el Senado.
© Perfil.com

La alerta se encendió con el positivo de Covid 19 del diputado Julio Sahad. El FDT propone reducir al máximo la presencia de legisladores, mientras la oposición planteó sus dudas sobre esta medida.

En una reunión clave encabezada por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, los distintos bloques acordaron continuar con la dinámica de sesiones virtuales, pero retocando aspectos del protocolo para el funcionamiento remoto del cuerpo, para adaptarse a la actual etapa de mayor circulación del coronavirus.

El encuentro fue convocado por Massa luego de que el diputado de Juntos por el Cambio Julio Sahad hiciera público que había dado positivo por coronavirus, noticia que encendió las alarmas en el Congreso nacional, ya que el riojano asistió presencialmente a la sesión del jueves pasado y entró en contacto con muchos de sus pares.

Producto de esa situación, las autoridades médicas de la Cámara baja recomendaron a 19 diputados y seis empleados que se hicieran el hisopado correspondiente.
Pese a los acuerdos generales, quedaron puntos ciegos que resolver sobre los retoques que se implementarán al protocolo de sesiones remotas.

La idea del Frente de Todos es reducir al máximo posible la presencia de legisladores en el recinto durante las sesiones, mientras que en Juntos por el Cambio se plantearon dudas sobre esa propuesta, pero adelantaron que reflexionarán a fondo sobre el tema en las próximos horas e intentarán llevar una postura unificada a la reunión del jueves.

Para aventar cualquier riesgo de que se traben las sesiones y el Congreso no funcione, el Frente de Todos llegó a ofrecerle a Juntos por el Cambio las bancas presenciales que le corresponden al oficialismo en el recinto de acuerdo al reparto que se había establecido en mayo pasado, cuando se aprobó el protocolo de sesiones mixtas.
"Siempre el espíritu de Juntos por el Cambio ha sido que las sesiones sean presenciales, pero se entiende la gravedad de la situación", reconocieron fuentes de la principal bancada opositora.

En Juntos por el Cambio conviven distintas posiciones en torno a la continuidad del trabajo parlamentario: mientras que una mayoría está a favor de la modalidad mixta, algunas voces sueltas y disonantes, como la de Fernando Iglesias, plantean retomar las sesiones presenciales con determinados cuidados, sobre la base argumentativa de que los diputados cumplen una labor esencial en medio de la pandemia.

En el medio de la negociación sobre la continuidad de las sesiones (el protocolo que estaba vigente vence y necesita ser prorrogado) se coló la discusión sobre la agenda de proyectos que el oficialismo pretende aprobar.

"El interbloque (Juntos por el Cambio) repitió que es necesario que los temas que lleguen al recinto tengan total acuerdo de los bloques. Y pidió saber de boca del oficialismo qué temas quieren tratar en el próximo mes para poder encauzar una negociación de buena fe", indicaron las fuentes consultadas de la oposición.


En este marco de incertidumbre, el oficialismo deberá resolver un dilema: si priorizar el consenso para que no tambalee la posibilidad de mantener abierto el "recinto virtual", volviendo a postergar temas de agenda propia como el aporte a las grandes fortunas, o jugarse a tratar proyectos que inevitablemente levantarán revuelo y tensaran el clima político con la oposición.

En principio, Juntos por el Cambio dio su acuerdo para que al menos las comisiones puedan seguir funcionando en reuniones informativas para que una vez que esté el protocolo aprobado por Labor Parlamentaria puedan dictaminar los proyectos.

Para aventar cualquier riesgo de que se traben las sesiones y el Congreso no funcione, el Frente de Todos llegó a ofrecerle a Juntos por el Cambio las bancas presenciales que le corresponden al oficialismo en el recinto de acuerdo al reparto que se había establecido en mayo pasado, cuando se aprobó el protocolo de sesiones mixtas.

En el intercambio virtual encabezado por Massa, que se repetirá el jueves, estuvieron por la oposición el jefe del interbloque Juntos por el Cambio, Mario Negri (UCR); el presidente del bloque PRO, Cristian Ritondo; su par de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro; el diputado del PRO Álvaro González; el jefe del interbloque Federal, Eduardo "Bali" Bucca; el titular del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, José Luis Ramón; los diputado del Frente de Izquierda Nicolás del Caño y Romina del Plá; y la diputada neuquina del MPN Alma Sapag.

Por el oficialismo estuvo el jefe del bloque, Máximo Kirchner; las diputadas Cecilia Moreau y Cristina Álvarez Rodríguez; y se sumaron el secretario general de la Cámara, Juan Manuel Cheppi y el secretario administrativo, Rodrigo Rodríguez.

Senado y Diputados ratificaron la continuidad de la modalidad de Trabajo Conectado Remoto (TCR) para "aquellas tareas que, por su naturaleza, puedan ser realizadas de forma domiciliaria en el marco de la buena fe contractual, de conformidad con las indicaciones de la autoridad jerárquica correspondiente". Además, con el endurecimiento de la cuarentena que regirá a partir de mañana, ambas cámaras dispusieron hoy que sólo el personal esencial trabaje presencialmente a través de guardias mínimas. A su vez, la Cámara de Diputados publicó un protocolo complementario de actuación para la prevención de Covid-19 que deberán seguir a rajatabla el personal esencial.

HV / DS


Fuente: Perfil.com